Limón, aceite de oliva y vinagre de manzana: un remedio ideal para los cálculos renales

Además de consumir en remedio mencionado es muy importante incluir en nuestra dieta abundantes cantidades de agua para favorecer la diuresis y depurar los riñones

Tener piedras o cálculos renales representa una incomodidad debido al dolor que generan en la espalda baja o en el estómago. Los altos niveles de calcio oxalato y fósforo son los que producen los cálculos.

En la naturaleza, encontramos componentes como el ácido acético, presente en el limón, que tiene un efecto alcalino y combate los ácidos culpables de la formación de cálculos. Por eso te presentamos un remedio que combina este y otros ingredientes para eliminar este problema.

¿Qué provocan los cálculos renales?

Cálculos renales.

La acumulación de minerales tanto en los riñones como en la vejiga son la causa de la formación de los cálculos renales. Normalmente, esos minerales se convierten en cristales diminutos que son expulsados sin problemas a través de la orina.

El problema es que pueden aumentar su tamaño a tal punto que no se puedan diluir. Así, se alojan en los riñones y en el tracto urinario provocando fuertes dolores. El motivo de esa acumulación excesiva es la falta de agua en el organismo, consumo de mucha azúcar o sal, sobrepeso y factores hereditarios.

Los cálculos renales pueden ser de diferentes tipos:

  • Oxalato de calcio

Es el más común y se forma cuando el oxalato se combina con el calcio. Este tipo de cálculo se forman por un excesivo consumo de comidas fritas, remolacha o chocolate.

  • Ácido úrico

Es común en los hombres y se produce cuando hay un exceso de ácido. La causa de estos cálculos es consumir demasiada carne roja y mariscos.

  • Estruvita

Es común en las mujeres y tienden a incrementar excesivamente su tamaño. Son causados por infección en los riñones.

Aunque no suelen ser comunes y son causados por trastorno genético.

El limón para curar los cálculos renales

El limón contiene ácido cítrico que actúa sobre los niveles de pH en el cuerpo, reduciendo el ácido de la orina y el peligro de la formación de cálculos de oxalato de calcio.

Gracias a su aporte de ácido cítrico logra reducir la acidez. La vitamina C, presente también en el zumo de limón, actúa como un protector.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de jugo de limón (60 ml)
  • 8 tazas de agua (2 litro)
  • Edulcorante al gusto (miel o estevia)

¿Qué debes hacer?

  • Prepararemos una limonada con el jugo de limón y el agua, endulzaremos y beberemos dos vasos diarios hasta comenzar a ver los resultados.

También puede incluirse en la preparación de las comidas. Esto mejorará el sabor mientras ayuda a eliminar los cálculos.

El aceite de oliva para curar los cálculos renales

El aceite de oliva contiene antioxidantes tales como la vitamina E, clorofila y fenoles. Estos retrasan en envejecimiento del organismo, reducen la oxidación del tejido graso y mejoran el funcionamiento del hígado. Además, contiene grasas que colaboran en la asimilación de las vitaminas A, D y K.

Aunque se puede consumir en ensaladas y diferentes platos de cocina, el aceite de oliva, combinado con limón, resulta un remedio adecuado para combatir los cálculos renales.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de jugo de limón )30 ml)
  • 2 cucharadas de aceite (30 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Mezclar 2 cucharadas de jugo de limón y 2 cucharadas abundantes de aceite de oliva.
  • Acto seguido, debes beber esta mezcla y luego tomar un vaso con agua.
  • Se recomienda repetir tres veces al día por 3 días.

El vinagre de manzana para curar los cálculos renales

Vinagre de manzana.

El vinagre de manzana contiene ácido acético que, al consumirse, estimula la producción de sustancias alcalinas del cuerpo. Gracias a esto, se desgastan los cálculos renales y se previene su formación.

Cuando se consuma el vinagre, es importante observar que este tenga un sedimento nublado en la botella, pues contiene enzimas que brindan las propiedades necesarias.

Ingredientes

  • 1 o 2 cucharadas de vinagre de manzana (15 o 30 ml)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Miel (al gusto)

¿Qué debes hacer?

  • Agregar de 1 a 2 cucharadas de vinagre en una taza de agua, endulzar con un poco con miel.
  • Beberlo al menos 3 veces al día irá disminuyendo los cálculos renales.

Se recomienda agregar el vinagre a los jugos o batidos que se consuman. Incluirlo como parte del aderezo en ensaladas también resulta una muy buena opción.

Remedio con limón, vinagre de manzana y aceite de oliva

Si se quiere unir todas las propiedades de los ingredientes explicados anteriormente, se puede hacer un tratamiento bastante potente. Así, los resultados pueden ser aún más favorables.

No obstante, debemos tener en cuenta que, al combinar las composiciones de cada ingrediente, el remedio tendrá un sabor más fuerte.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva (30 ml)
  • 5 cucharadas de jugo de limón (75 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de vinagre de manzana (15 ml)
  • ½ vaso de agua (100 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Beber 2 cucharadas de aceite de oliva y 2 cucharadas de jugo de limón, seguido de un vaso de agua.
  • Luego de media hora, diluir en medio vaso de agua 2 o 3 cucharadas de juego de limón y 1 cucharada de vinagre de manzana y consumir.
  • Este proceso se debe repetir por varios días hasta ver resultados.

Los cálculos renales se pueden prevenir fácilmente con una dieta balanceada y sin excesos. Los ingredientes mencionados en ese artículo ayudan a fortalecer el sistema inmunitario y a prevenir enfermedades renales.

Es conveniente agregarlos en las comidas también como una forma de prevención. El limón, el aceite de oliva y el vinagre de manzana son productos versátiles que tienen múltiples aplicaciones de las que te puedes beneficiar.

Ver también:

  • Grases Freixedas, F., Conte Visús, A., Costa-Bauzá, A., & Ramis Barceló, M. (2001). Tipos de cálculos renales. Relación con la bioquímica urinaria. Archivos Españoles de Urología. https://doi.org/10.1016/j.elecom.2003.08.017
  • Monrroy Vega, D. A., & Mullisaca Vito, R. (2011). Cálculos Renales o Nefrolitiasis. Revista de Actualización Clínica Investiga. https://doi.org/10.1146/annurev.genom.9.081307.164258.AFRICAN
  • Traba Villameytide, M. L. T. (2005). Porfirinas en cálculos renales (revisión). Actas Urologicas Espanolas. https://doi.org/10.1016/S0210-4806(05)73218-6
  • Hemstreet, G. P. (2012). Sistemas renal y urinario. Enciclopedia De Salud Y Seguridad En El Trabajo. https://doi.org/S0014-5793(00)01618-5 [pii]