Limpia tus pulmones con estos remedios a base de ajo

Gracias a sus principios activos, el ajo puede sernos de gran utilidad si lo consumimos solo. Sin embargo, combinarlo con otros ingredientes depurativos como el tomillo, por ejemplo, potencia aún más sus cualidades depurativas.

El ajo es uno de los alimentos naturales con más cualidades medicinales. Aunque se lo aplica sobre todo en la gastronomía, con el ajo también se preparan cientos de remedios caseros.

Se le aprecia por su alto contenido de alicina, un compuesto azufrado activo que es el que le confiere su intenso aroma. Es, además, una fuente natural de vitaminas C y B, proteínas y minerales como calcio, cobre, potasio, fósforo y hierro.

De estas propiedades, se deriva su potente acción antiviral, antiinflamatoria y depurativa. De ahí que sea un remedio efectivo también para limpiar los pulmones y reforzar las defensas contra las infecciones.

A continuación, te explicamos cómo preparar 2 remedios para limpiar los pulmones, en los que el ajo es el protagonista.

Por qué el ajo limpia los pulmones

Pulmones

El consumo de ajo crudo le aporta nutrientes esenciales al organismo que estimulan la limpieza de los pulmones y otros órganos purificadores del cuerpo. Su alto contenido de antioxidantes, vitaminas y minerales frenan el daño causado por los radicales libres del ambiente. Estos son, a su vez, la causa principal de la oxidación y, por tanto, del desarrollo de varios tipos de cánceres.

Sus propiedades antibióticas contribuyen a la eliminación de cientos de bacterias y otros microorganismos. Por eso, es tan eficaz para combatir las infecciones respiratorias, así como la gripe y el resfriado común.

Como agente depurativo, el ajo favorece la eliminación de los metales pesados que tienden a acumularse en el organismo. Valga decir que la presencia de esos metales constituye un potencial riesgo para la salud humana.

Así, el ajo es de especial ayuda para fumadores y ex fumadores, porque estimula la eliminación de las toxinas asociadas al tabaquismo.

Asimismo, su ingesta regular contribuye a la recuperación de los pacientes con afecciones respiratorias como:

  • Bronquitis
  • Catarro
  • Asma
  • Neumonía
  • Tuberculosis
  • Tosferina
  • Congestión pulmonar

Si te interesara ampliar información, te invitamos a leer: El remedio tradicional de la abuela para tratar el asma, la bronquitis, la tos y enfermedades pulmonares.

Cómo limpiar los pulmones con ajo

Sin más preámbulos, pasamos a explicarte cómo preparar dos de los posibles remedios naturales depurativos que se podrían preparar a partir del ajo. Estos remedios son, sin duda, una de las mejores maneras que existen para sacarle todo el provecho posible.

1. Remedio de ajo y tomillo

Receta del aceite de ajo

Este tratamiento para desintoxicar los pulmones combina el ajo con el tomillo. Las propiedades de esa otra planta potencia los beneficios del ajo. En conjunto, son perfectos para cuidar de nuestra salud.

Ingredientes

  • 10 dientes de ajo
  • 3 ramitas de tomillo fresco
  • aceite de oliva

Preparación

  • Introduce el ajo en un mortero y tritúralo hasta convertirlo en una pasta espesa.
  • A continuación, agrégale las hojas de tomillo y continúa triturando para que ambos ingredientes se mezclen bien.
  • Pasa el producto a un recipiente limpio, cúbrelo con aceite de oliva extra virgen y déjalo macerar toda la noche.

Modo de consumo

  • En ayunas, al día siguiente ingiere 1 cucharada de este remedio de ajo para iniciar la depuración pulmonar.
  • Consume la misma dosis todos los días, a la misma hora.
  • A partir de la segunda semana, podrías empezar a sentir que respiras mejor y más vital, por tanto.

2. Remedio de jengibre, ajo, cúrcuma, cebolla y azúcar

Receta para preparar una infusión de ajo y jengibre

Los principales beneficios de este remedio se deben a sus cualidades antioxidantes, antiinflamatorias y desintoxicantes.

En este caso, el ajo se potencia con antivirales como la cebolla, el jengibre y la cúrcuma. Todos, en su conjunto, aumentan las defensas del cuerpo a la par que estimulan la eliminación de desechos acumulados en el organismo. Y, por extensión, en el sistema respiratorio; especialmente, en los pulmones.

Ingredientes

  • ½ litro de agua
  • 200 g de azúcar
  • ½ kilo de cebolla
  • 1 pedazo de raíz de jengibre picado
  • 1 cucharada de cúrcuma (10 g)
  • 3 dientes de ajo machacados

Preparación

  • Vierte el agua y el azúcar en una olla y ponla a fuego medio.
  • Agrega las cebollas y remueve.
  • Luego, añade el jengibre, la cúrcuma y el ajo machacado.
  • Cuando la mezcla hierva, baja el fuego y continúa removiendo. Déjala en el fuego hasta que el líquido se haya reducido a la mitad.
  • Una vez finalice la cocción, cuela y déjala enfriar.
  • Conserva en el refrigerador o nevera.

Modo de consumo

  • Cada mañana y en ayunas, toma 2 cucharadas de este remedio.
  • Si lo deseas, podrías diluirlo en agua tibia.
  • Consúmelo durante dos semanas consecutivas, descansa una y vuelve a tomarlo.

En ambos remedios, es esencial el uso del ajo. Ese es su principal activo de limpieza. Por supuesto, la ingesta de cualquiera de estos dos remedios no es mágica. Antes bien, conviene tener hábitos de vida saludables. Es decir, es preciso, además, combinar una dieta balanceada con la ejercitación física.

  • AA.VV. (2002). Diccionario integral de Plantas Medicinales. Barcelona: RBA.
  • Koch, H. P., and Lawson, L. D. (1996). Garlic. The Science and Therapeutic Application of Allium sativum L. and Related Species. Philadelphia: Williams & Wilkens.
  • McGee, H. (2004). On Food and Cooking. New York: Scribner.