Cómo limpiar las arterias con alimentos naturales

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 31 diciembre, 2018
Valeria Sabater · 31 diciembre, 2018
Una alimentación incorrecta y hábitos de vida marcados por el sedentarismo y altos niveles de estrés provocan que tarde o temprano se acabe por desarrollar hipercolesterolemia.

Limpiar las arterias es una expresión popular que suele aplicarse cuando se quiere hacer referencia al hecho de reducir el nivel de colesterol y triglicéridos del organismo.

Estos tipos de lípidos tienden a acumularse en exceso con el paso del tiempo. Finalmente, pueden poner en serio riesgo la salud.

Una alimentación incorrecta y hábitos de vida marcados por el sedentarismo y altos niveles de estrés provocan que tarde o temprano se acabe por desarrollar hipercolesterolemia.

A través de la realización de un análisis de sangre se puede descubrir qué niveles presenta el organismo. Sobrepasar los 200 mg/dL de colesterol o los 150 mg/dL recomendados para los triglicéridos no es beneficioso para el organismo.

Sin duda,serán los médicos quienes deben indicar si es recomendable o no tomar fármacos. Además, es muy buena opción acompañar el tratamiento con una dieta adecuada y saludable.

Para lograr reducir nuestro nivel de colesterol y triglicéridos es recomendable incluir en la dieta determinados alimentos que por sus propiedades resultan beneficiosos. A continuación desarrollamos cuáles son.

Las nueces de Macadamia pueden ayudar a reducir el colesterol.

El jengibre, eficaz para reducir el colesterol

Son muchos los estudios que explican lo útil que resulta el rizoma del jengibre para ayudar a reducir los niveles de colesterol de nuestras arterias. El origen de sus beneficios se halla en el alto nivel de antioxidantes fenólicos que contienen sus raíces. 

El jengibre contiene antioxidantes como el BHA y el BHT. Estos resultan efectivos para tratar la peroxidación lipídica que se forma en las arterias.

Asimismo, el jengibre es muy eficaz para ayudar a prevenir el daño celular que provocan tanto el colesterol como los triglicéridos.

Colabora frenando la acumulación de placa en las paredes de las arterias. A la vez, favorece una adecuada circulación sanguínea por todo el sistema coronario.

Descubre 10 alimentos para tratar la hipotensión

El ajo, un enemigo natural para el colesterol y los triglicéridos

El ajo es uno de los suplementos herbales más utilizados para reducir tanto los triglicéridos como el colesterol.

Este alimento está compuesto por alicina. Esto es un elemento carácteristico que permite reducir la placa de colesterol adherida a las arterias. Además, es lo que le otorga su olor y sabor característicos.

Es un antibacteriano natural eficaz que además cuenta con virtudes diuréticas, depurativas y antisépticas.

El limón, un remedio natural sencillo y eficaz

Elevar en la dieta el consumo de vitamina C es un modo eficaz de prevenir y tratar el colesterol así como los triglicéridos.

jugo de limón

El jugo de limón natural no solo nos aporta vitamina C. Además, su gran aporte en fibra es muy adecuado para combatir la placa nociva adherida a las arterias.

La fibra soluble del limón absorbe agua en el tracto digestivo y forma así una masa viscosa.

Los ácidos biliares que contienen colesterol pueden quedar «atrapados» en esta masa, y así ser eliminados de nuestro organismo de forma más sencilla.

Tampoco podemos olvidar los flavonoides presentes, sobre todo, en la piel de los limones. Su efecto para reducir el nivel de colesterol también es extraordinario.

Descubre también: Las mejores hierbas y especias para tu cerebro

Cómo preparar mi remedio para limpiar las arterias

Ingredientes

  • 1 taza de jugo de limón (250 ml)
  • 1 ajo
  • 1 cucharadita de jengibre fresco (2 g)
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación

  • Es importante conseguir ajos, limones y jengibre de origen orgánico. De este modo, nos aseguraremos de obtener el máximo aporte de vitaminas y minerales.
  • Lo primero que haremos será obtener esa taza de jugo de limón.
  • Después de esto, nos vamos a la batidora y añadimos el diente de ajo, el jengibre fresco y la cucharadita de miel junto a la taza de limón.
  • Procesa hasta conseguir que todos los ingredientes queden bien homogéneos. En especial, el ajo y el jengibre deben estar bien picaditos.

Lo ideal es tomar este remedio lleno de increíbles vitaminas y antioxidantes por la mañana y en ayunas.

Puedes seguir este tratamiento a lo largo de 15 días y descansar una semana, para después, volver a empezar.

Observa cómo te sienta y haz de este remedio un hábito permanente en tu dieta.

Tus arterias te lo agradecerán.