Cómo limpiar y desinfectar la nevera usando 5 soluciones caseras

Existen varias mezclas caseras que pueden ayudarnos a desinfectar la nevera y otros elementos del hogar fácilmente, con aromas muy agradables. Descúbrelos a continuación.

Desinfectar la nevera es algo que todos debemos hacer periódicamente. No solo para eliminar los malos olores que hayan podido quedar acumulados, sino porque su contacto con diversos alimentos día a día, la ensucian y crean un ambiente adecuado para la proliferación de ciertos microorganismos, aún cuando no los veamos a simple vista.

Aunque no sea evidente, en las paredes de la nevera y sus respectivos compartimentos se van acumulando residuos de alimentos que, luego pueden contaminar otros alimentos y comidas que hayamos guardado recientemente, e incluso acelerar su descomposición.

Además de los productos comerciales, podemos recurrir a diversos ingredientes naturales para limpiarla y dejarla impecable. Veamos a continuación cuáles son esos ingredientes.

1. Bicarbonato de sodio, lo mejor para desinfectar la nevera

bicarbonato para desinfectar la nevera

El bicarbonato de sodio es una sustancia que ayuda a limpiar a profundidad y al mismo tiempo, desodorizar. Por ello, podemos desinfectar la nevera con él.

Nos ayudará a remover los restos más difíciles que hayan quedado adheridos en las zonas más difíciles de limpiar y ayudará a neutralizar los olores desagradables.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)
  • 2 tazas de agua tibia (500 ml)

Utensilios

  • Recipiente hondo
  • Esponja o estropajo
  • Paño absorbente

Preparación

  • Primero, incorpora las cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente hondo y cúbrelas con las tazas de agua.
  • Después, remueve para que se diluya en el líquido y procede a utilizarlo.

Modo de aplicación

  • En primer lugar, sumerge una esponja en el líquido con bicarbonato y frótala sobre las paredes y compartimentos de tu nevera.
  • Después, deja que actúe 5 minutos y retíralo con un paño absorbente limpio.
  • Finalmente, repite el procedimiento una vez por semana.

Lee: Usa el bicarbonato de sodio con tu ropa blanca. ¡Te fascinará!

2. Jugo de limón

Los ácidos naturales que contiene el zumo de limón también ayudan a remover la grasa y los restos de suciedad acumulada. Además, deja un buen aroma en la nevera que resulta muy agradable. 

Ingredientes

  • El jugo de 3 limones
  • 2 tazas de agua tibia (500 ml)

Utensilios

  • Frasco con atomizador
  • Toalla o paño limpio

Preparación

  • Primero, exprime el zumo de los limones y viértelo en un frasco con atomizador junto con el agua tibia.
  • Después, agítalo para que se integre bien y aplícalo en el refrigerador.

Modo de aplicación

  • En primer lugar, extrae todos los alimentos y partes desarmables de la nevera, y rocíale el limpiador de limón.
  • Seguidamente, deja que actúe 5 minutos y frótalo con una toalla o paño limpio.
  • Finalmente, para garantizar su limpieza, repite este método 2 veces a la semana.

3. Vinagre blanco

Vinagre blanco

El vinagre blanco es un producto que podemos aprovechar para desinfectar la nevera y limpiar diversas superficies. Ayudará a desengrasar y desinfectar todo con facilidad y no dejará rastro de malos olores. En algunos casos, se combina con bicarbonato y con jugo de limón para obtener una mezcla blanqueadora, más potente.

Ingredientes

  • ½ taza de vinagre blanco (125 ml)
  • 1 taza de agua tibia (250 ml)

Utensilios

  • Frasco con atomizador
  • Paño absorbente

Preparación

  • Diluye el vinagre blanco en una taza de agua tibia y, después, viértelo en un frasco con atomizador.

Modo de aplicación

  • Primero, vacía la nevera y rocíale el limpiador de vinagre por todas las paredes y superficies que desees limpiar.
  • Después, deja que actúe 5 minutos y frótalo con un paño absorbente.
  • Utilízalo, por lo menos, una vez a la semana.

4. Aceite de oliva y limón

El limpiador casero que se prepara a partir de la mezcla de aceite de oliva y limón es ideal para dejar impecables las superficies de las neveras de acero inoxidable.

Estos componentes ayudan a retirar los restos de mugre y derrames, sin perjudicar el material ni dejar sensación grasosa.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de aceite de oliva (64 g)
  • 3 cucharadas de jugo de limón (30 ml)

Utensilios

  • Plato o recipiente
  • Paño suave

Preparación

  • En primer lugar, combina el aceite de oliva con el jugo de limón en un plato o recipiente.

Modo de aplicación

  • Primero, frota el producto sobre la superficie de la nevera con ayuda de un paño suave.
  • Después, deja que actúe 10 minutos y pásale un paño ligeramente húmedo.
  • Úsalo una vez a la semana.

Visita este artículo: Beneficios de incluir aceite de oliva en la dieta

5. Aceite de árbol de té

Aceite de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té es un producto natural con propiedades desinfectantes. Por ello, también puede ser de utilidad a la hora de desinfectar la nevera y otros elementos del hogar. Cabe destacar que aunque no remueve restos de alimentos con la misma efectividad de las soluciones anteriores, es una buena opción para darle un buen aroma a las preparaciones limpiadoras. 

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite esencial de árbol de té (30 g)
  • 1 taza de agua tibia (250 ml)

Utensilios

  • Frasco con atomizador
  • Paño de microfibra

Preparación

  • Diluye el aceite de árbol de té en agua tibia y, luego, envásalo en el frasco con atomizador.

Modo de aplicación

  • Primero, agita el producto y rocíalo sobre las paredes del refrigerador.
  • Luego, retira los excesos con un paño de microfibra.
  • Finalmente, repite el procedimiento 2 o 3 veces a la semana.

¿Listos para poner en práctica estos trucos de limpieza? Si aún no has desinfectado tu nevera, elige cualquiera de estos métodos y asegúrate de dejarlo impecable.