Limpieza ecológica del hogar

Yamila Papa Pintor · 24 agosto, 2014
Puedes preparar un limpiador multiusos para todo tipo de superficies con vinagre, agua destilada y aceite esencial de eucalipto. Además, evitarás la proliferación de hongos

Todos los elementos que usamos para la limpieza y desinfección del hogar tienen químicos que pueden hacer mal a nuestra salud sino al medio ambiente.

Si quieres que tu casa esté radiante y a la vez sea respetuosa con el planeta, no dudes en leer el siguiente artículo. En él encontrarás consejos para realizar una limpieza ecológica del hogar.

Seguro que en tu compartimento de limpieza no faltan los quitamanchas, lavavajillas, limpiahornos, lejías, ambientadores, destascadores, abrillantadores, etc. Sin embargo, estos pueden constituir, aunque no lo creas, un armamento de químicos perjudiciales para nuestra salud y la de nuestra familia.

La limpieza no sólo se realiza por una cuestión de profilaxis, sino también de estética. Sin embargo, estamos supuestamente desinfectando con algo que puede hacer mal a nuestra piel o pulmones, por ejemplo.

Los productos de limpieza que compramos en el mercado son una mezcla de diferentes sustancias químicas. Estas tienen la capacidad de eliminar la suciedad de diferentes superficies.

Los ácidos están presentes en todas las fórmulas y podrían traer problemas más importantes que los gérmenes. En algunos casos, podrían provocar alergias, irritar la piel o causar reacciones oculares o respiratorias. También pueden irritar la garganta y la nariz o dañar los pulmones.

A su vez, una vez usadas, estas sustancias se desechan a través del desagüe. De esta forma, impactan negativamente en el medio ambiente ya que suelen ir a parar a ríos y suelos.

Así, no solamente se trata entonces de evitarlos por una cuestión de salud personal. También estaremos de alguna forma ayudando al planeta que tanto nos brinda.

Consejos, recetas y más sobre la limpieza ecológica en el hogar

Para poder mantener la higiene en casa pero sin perjudicar ni al entorno ni a la naturaleza, podemos ir sustituyendo los productos que usamos frecuentemente por otros más naturales, caseros o biodegradables.

Una buena idea es cuando se termina un producto no reponerlo (es decir, no comprar uno nuevo). Así, empezaremos directamente a emplear su sustituto.

Los tres productos que nunca debería faltar en tu hogar para limpiar son: vinagre, limón y bicarbonato de sodio. Estos tienen propiedades desinfectantes que te ayudarán a eliminar las manchas y malos olores.

Limpieza de nevera
Algunas recomendaciones interesantes

  • Un lavavajillas eficaz se realiza con tres cucharadas de jabón blanco rallado, media taza de vinagre y un litro de agua. Mezcla todo y luego úsalo para lavar los platos. Es mejor emplearlo para lavar a mano y no meterlo en el lavavajillas. De esta forma podrías, a la larga, estropear la máquina.
  • Un buen abrillantador para los muebles se fabrica mezclando el zumo de un limón y el doble de cantidad de aceite. Simplemente, pasa con un paño seco.
  • Puedes destapar los drenajes y desodorizarlos usando bicarbonato de sodio y vinagre. Simplemente vierte una cucharada de cada uno y deja actuar algunos minutos. Luego echa agua hirviendo.
  • Las alhajas o cubiertos de plata se pueden limpiar con una mezcla hecha con zumo de limón y bicarbonato de sodio. Solo tienes que aplicar la pasta y luego frotar con un algodón. Estos dos ingredientes también sirven para dar brillo al cobre. Para ello, vierte el zumo de un limón en la superficie durante media hora y luego esparce una cucharada de bicarbonato, tallando suavemente.
  • El horno se puede limpiar cuando todavía está tibio. Pasa una esponja con jabón blanco para quitar la grasa. Si la suciedad ya se enfrió, entonces se puede quitar frotándola con una piedra pómez. Además, si se desea dar brillo, mezcla limón y vinagre, frotando con un paño.

Quizás te interese: Los beneficios del vinagre de manzana

Más consejos…

Limpiar con limón

  • Para quitar las manchas de las alfombras de tu hogar empapa con una solución de una parte de vinagre con dos partes de agua. Luego, limpia con esponja y agua limpia y seca. En este caso, lo más recomendable es emplear vinagre blanco. Además, ten en cuenta que no todas las alfombras son iguales. Por eso, lo mejor es probar la mezcla antes en una zona no visible. Si no notas cambios en el color o textura, puedes utilizarlo en tu alfombra.
  • Un buen sustituto del suavizante se consigue mezclando un vaso de vinagre blanco y unas gotas de aceite esencial (como por ejemplo salvia). Los aceites esenciales ayudarán a eliminar o cubrir el olor del vinagre. Esta mezcla se debe aplicar al final del lavado.
  • Si deseas dejar de usar la lejía, puedes optar por un limón troceado colocado dentro de una bolsa de algodón dentro de la lavadora. Este ayudará a blanquear naturalmente la ropa. Esto se debe al ácido cítrico que ayuda a eliminar las manchas.
  • Para las manchas difíciles de las prendas, frota jabón blanco o natural en seco, antes de colocar en la lavadora. Si es antigua, puedes cubrir con sal marina (esta absorberá la humedad de la mancha). Después, solo tienes que frotar con jabón.
  • Para fregar el suelo, realiza un infusión de plantas, bien concentrada, como pueden ser el romero o el tomillo. Luego, añádele una cucharada de sal y algunas gotas de aceite esencial de lavanda. Después, cuela y vierte en un cubo. A continuación, llénalo con agua tibia hasta la mitad.
  • Si quieres que los cristales de tus ventanas queden transparentes, mezcla vinagre y agua en partes iguales. Después, añade unas gotas de jabón líquido neutro. Luego, guárdalo en un frasco con pulverizador y úsalo cada vez que lo necesites.

Y, finalmente, alguna receta

limpieza

  • Puedes realiza un “ecolimpiador” mezclando 180 ml de alcohol etílico, 800 ml de vinagre blanco, 15 ml de aceite esencial de pino y 5 ml de aceite esencial de menta. La aplicación es de un tapón por cubo de agua. Estos componentes tienen propiedades antisépticas que te ayudarán a desinfectar tu hogar.
  • Otra receta de limpiador ecológico se realiza con una cucharada de jabón líquido vegetal, una cucharada de zumo de limón y ¼ litro de agua tibia. Se mezcla todo y luego se aplica con una esponja.
  • Otro buen limpiador multiusos se realiza mezclando 300 ml de vinagre, 100 ml de agua destilada y 10 gotas de aceite esencial de eucalipto. Este árbol es antiséptico y, además, ayuda a repeler insectos y combatir hongos.

Lee también: El bicarbonato de sodio y sus propiedades

  • Finalmente, un buen desinfectante para el baño se compone de 125 ml de agua destilada con 15 gotas de aceite esencial de árbol de té (tiene propiedades antisépticas). Solo tienes que verterlo donde desees limpiar y dejarlo actuar unos minutos. Luego aclaras con una descarga de agua.