¿Qué indican los linfocitos altos en analítica?

Daniela Echeverri Castro·
15 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande al
05 Enero, 2019
Los linfocitos altos en una analítica de sangre podrían indicar el desarrollo de una enfermedad grave subyacente. Aquí te contamos más sobre esta condición y la importancia de conocer su origen para encontrar un tratamiento apropiado.

Los linfocitos son un tipo de glóbulo blanco que se encarga de proteger al organismo contra los agentes patogénicos que causan enfermedades.

Aunque, en la mayoría de los casos, estos aumentan cuando hay un proceso viral, también pueden indicar problemas de salud más graves.

¿Qué significa entonces que el número de linfocitos sea alto? A continuación, explicaremos qué puede indicar un aumento de linfocitos en un análisis de sangre.

¿Qué son los linfocitos?

Como ya mencionamos, los linfocitos son un tipo de leucocito o glóbulo blanco, que se encuentra en la sangre y forma parte del sistema inmunitario.

Éstos, se encargan de identificar y atacar los agentes infecciosos, y toxinas que entran al cuerpo, crear anticuerpos y generar la respuesta de otras células protectoras.

Según una publicación de la Clínica Mayo, para los adultos, si los linfocitos están por encima de 3.000 en un microlitro de sangre, significa que son altos.

En los niños, esto varía según la edad y puede estar entre 5.000 y 9.000. Si, al realizar un recuento de linfocitos, sus niveles son superiores a estos valores, esto puede ser un indicador de diferentes problemas de salud.

Generalmente, el médico sugerirá otras pruebas complementarias para determinar si las causas de esta linfocitosis son motivo de preocupación. A veces, es una variación temporal, producto de una afección reciente, pero también puede representar una infección recurrente o una enfermedad crónica.

Leucemia o Linfoma.

¿Cuáles son sus principales causas?

Según la publicación mencionada anteriormente, las causas más comunes y específicas de la linfocitosis, pueden ser las siguientes:

  • Leucemia linfocítica aguda
  • Leucemia linfocítica crónica
  • Infección por citomegalovirus
  • Hepatitis A
  • VIH / sida
  • Hipotiroidismo (tiroides hipoactiva)
  • Linfoma
  • Hepatitis B
  • Mononucleosis
  • Otras infecciones virales
  • Sífilis
  • Tuberculosis
  • Tos ferina
  • Hepatitis C

Respecto a sus síntomas, al parecer, la mayoría de pacientes con linfocitosis, no experimentan ninguna señal de alarma.

¿Qué indica el aumento de los linfocitos en un análisis de sangre?

Analítica de sangre.

El método para determinar si una persona tiene linfocitosis, es una prueba analítica de sangre llamada hemograma. La linfocitosis puede manifestarse como un aumento del número total de linfocitos en la sangre, o como un incremento en su porcentaje, con respecto al total de leucocitos.

Según su causa, la linfocitosis se clasifica de la siguiente manera:

  • Monoclonal. Se produce debido a una enfermedad proliferativa, donde existe un defecto en la población de linfocitos. Algunos padecimientos relacionados son los tumores linfoides y la leucemia linfocítica crónica.
  • Policlonal. Es causada por procesos inflamatorios o infecciosos. Algunas de las enfermedades que causan linfocitosis policlonal con más frecuencia, son: la tos ferina, la hepatitis, la mononucleosis infecciosa y el SIDA.

De cualquier manera, es importante encontrar su causa y un tratamiento apropiado para restablecer sus valores. Para la mayoría de las personas, la linfocitosis desaparece a medida que mejora la afección subyacente.

¿Cuáles son los factores de riesgo para tener los linfocitos altos?

La linfocitosis es más común de lo que se cree y, una publicación de Cleveland Clinic sugiere que se da especialmente en personas que han presentado las siguientes condiciones de salud:

  • Infección viral reciente
  • Afección médica que causa inflamación, como la artritis
  • Reacción a un nuevo medicamento
  • Enfermedad médica grave
  • Operación de extirpación del bazo
  • Ciertos tipos de cáncer, como leucemia o linfoma.

¿Qué medidas se pueden tomar para evitar la linfocitosis?

Mujer con fatiga.

Se debe pensar en los linfocitos altos como un método que tiene el cuerpo para indicar que algo no va bien. Una evaluación médica profesional permitirá que se establezca su causa y se inicie el tratamiento adecuado según el caso y el estadío de la enfermedad.

Por último, es importante llevar hábitos de vida saludables como una dieta balanceada y realizar actividad física de forma regular. Esto hará que el organismo funcione de una manera adecuada y no sufra ninguna afección importante.

Además de esto, evitar el consumo de tabaco podría ayudar a evitar el desarrollo de infecciones y, por consiguiente, una elevación transitoria de los linfocitos.

  • Vega Robledo, G. B. (2009). Linfocitos. Revista de La Facultad de Medicina de UNAM.
  • Vecchiarelli, A., Mencacci, A., & Bistoni, F. (2007). Lymphocytes. In Immunology of Fungal Infections. https://doi.org/10.1007/1-4020-5492-0_4
  • LaRosa, D. F., & Orange, J. S. (2008). 1. Lymphocytes. Journal of Allergy and Clinical Immunology. https://doi.org/10.1016/j.jaci.2007.06.016
  • Clínica Mayo. Linfocitosis. (2019). Recuperado el 15 de mayo de 2020. https://www.mayoclinic.org/es-es/symptoms/lymphocytosis/basics/definition/sym-20050660
  • Cleveland Clinic. Lymphocytosis. (2018). Recuperado el 15 de mayo de 2020. https://my.clevelandclinic.org/health/diseases/17751-lymphocytosis