Listeriosis, ¿cómo se transmite y cómo prevenirla?

5 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Marta Guzmán
La listeriosis es una enfermedad transmitida por alimentos que afecta principalmente a las mujeres embarazadas, personas mayores e inmunodeprimidas.

Actualmente, la listeriosis está a la orden del día con la reciente noticia de los numerosos afectados que ha causado el consumo de una carne en España. Además, en la Unión Europea, la listeriosis sigue una tendencia ascendente desde 2008, con unas tasas de mortalidad más altas que las de otros patógenos transmitidos por alimentos.

Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, podría ser una enfermedad emergente en Europa y estar infradiagnosticada. De hecho, en España, no entró en el catálogo de enfermedades de declaración obligatoria hasta el año 2015, pero el número de hospitalizaciones ha ido aumentando considerablemente. Por eso, es importante conocer cómo se transmite esta bacteria y cómo prevenirla.

¿Qué es la listeriosis?

La listeriosis es una enfermedad causada por la bacteria Listeria monocytogenes. Se trata de una bacteria gram positiva capaz de sobrevivir en presencia y ausencia de oxígeno. Su capacidad de crecer a temperaturas tan bajas como 0 ºC permite la multiplicación a temperatura normal de refrigeración, lo que aumenta su capacidad de evadir las medidas de control habituales sobre el procesado de alimentos.

Las personas enferman de listeriosis, generalmente, después de comer alimentos contaminados. Afecta principalmente a mujeres embarazadas, recién nacidos, adultos mayores y personas con el sistema inmunitario debilitado.

bacterias

¿Cómo se transmite la listeriosis?

Esta bacteria tiene reservorio animal y se distribuye ampliamente en el medio ambiente, pudiendo contaminar una gran variedad de alimentos o bebidas, así como producir contaminación cruzada. Es una de las infecciones transmitidas por los alimentos con mayor tasa de letalidad y mayor carga de morbilidad, en relación con las secuelas que puede originar.

Los brotes de infecciones por listeria en los años 90 estuvieron vinculados principalmente a embutidos y salchichas. Ahora, los brotes de listeria generalmente se propagan por productos lácteos, frutas y verduras. Los investigadores han rastreado brotes recientes en quesos blandos, apio, germinados, melón y helado.

Las personas con listeriosis invasiva generalmente reportan síntomas entre 1 y 4 semanas después de haber comido el alimento contaminado. Los síntomas que se producen son, principalmente, los de una gastroenteritis, pero en los grupos de riesgo puede producir también meningitis, meningoencefalitis o septicemia.

¿Cómo prevenir la listeriosis?

Para evitar contraer esta enfermedad, es muy importante tener unas medidas de seguridad alimentaria con los alimentos citados anteriormente. Hay que tener especial cuidado en las personas con riesgo más alto, como las mujeres embarazadas, los adultos mayores y las personas con el sistema inmunitario debilitado.

Queso fresco y otros quesos blandos

La recomendación para todas las personas es asegurarse de que en la etiqueta ponga: ‘Hecho con leche pasteurizada’. Los grupos de riesgo deben evitar comer quesos blandos, tales como queso fresco, queso blanco, queso Panela, Brie, Camembert, quesos azules o queso feta, a menos que en la etiqueta diga que han sido elaborados con leche pasteurizada.

Variedad de quesos, listeriosis

Lee también: Intoxicación alimentaria: qué es y cómo reacciona nuestro cuerpo

Germinados crudos

Recomendaciones para grupos de riesgo:

  • No coma ningún tipo de germinado crudo o poco cocido (incluidos los germinados de alfalfa, trébol, rábano y frijol chino)
  • Cocine completamente los germinados para reducir el riesgo de enfermarse. La cocción completa mata las bacterias dañinas.
  • Cuando coma en restaurantes, pida que no se le agreguen germinados crudos a su comida. Si compra un sándwich, una ensalada o comida asiática, compruebe que no contenga germinados crudos.

Quizá te interese: 5 razones para evitar la dieta de alimentos crudos

Melones

Recomendaciones generales:

  • Coma melón recién cortado o refrigérelo.
  • Mantenga el melón cortado a una temperatura de 5 ºC, o más baja, durante un máximo de 7 días.
  • Deseche las porciones de melón que hayan quedado a temperatura ambiente por más de 4 horas.

Salchichas, patés, procesados cárnicos y fiambres

Recomendaciones generales:

  • Evite que el líquido de los paquetes de salchichas y procesados cárnicos entre en contacto con otros alimentos, o con utensilios o superficies de preparación de alimentos. Lávese las manos después de tocar estos alimentos.
  • Guarde estos productos en la nevera de manera segura. Guarde los paquetes abiertos durante un máximo de 1 semana.

Recomendaciones para grupos de riesgo:

  • Evite comer salchichas, embutidos, procesados cárnicos, fiambres y salchichas secas o fermentadas.
  • No coma patés ni carnes para untar refrigeradas.
Embutidos de origen animal, listeriosis

Pescado y mariscos ahumados

Incluyen pescados y mariscos ahumados como salmón, trucha, pescado blanco, bacalao, atún o caballa.

Recomendaciones para grupos de riesgo:

  • No consuma mariscos ahumados refrigerados a menos que estén enlatados, sean no perecederos o que se hayan cocido en un guiso.

Unas buenas medidas de higiene alimentaria son fundamentales para no contraer enfermedades de transmisión alimentaria.

  • Centros para el control y la prevención de enfermedades (CDC)
  • Herrador, Z., Gherasim, A., López-Vélez, R., & Benito, A. (2019). Listeriosis in Spain based on hospitalisation records, 1997 to 2015: need for greater awareness. Euro surveillance : bulletin Europeen sur les maladies transmissibles = European communicable disease bulletin24(21), 1800271. doi:10.2807/1560-7917.ES.2019.24.21.1800271
  • Madjunkov, M., Chaudhry, S. & Ito, S. (2017).Listeriosis during pregnancy.Arch Gynecol Obstet. 296: 143. https://doi.org/10.1007/s00404-017-4401-1