¿Qué es la litiasis renal?

La formación de cálculos en los riñones es bastante común, especialmente en aquellas personas cuya dieta es muy rica en sales y proteínas.

La litiasis renal, también denominada nefrolitiasis, hace referencia a la presencia de cálculos o piedras en el interior de los riñones o las vías urinarias. Los cálculos son depósitos duros que se forman por la agrupación de sustancias presentes en la orina, como las sales y los minerales.

Pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una perla. La mayor parte de las veces se eliminan sin ayuda médica y no producen daños permanentes; sin embargo, en ocasiones se quedan alojados en las vías urinarias, bloqueando el flujo de la orina y causando un gran dolor.

Tipos de cálculos renales

Los cálculos se originan cuando la orina se concentra y tiene un alto contenido de ciertas sustancias que tienden a cristalizarse. En función de su composición, estos se clasifican en:

  • Cálculos de calcio. Son los más comunes y tienden a afectar con más frecuencia a hombres de entre 20 y 30 años. Para su formación, el calcio puede combinarse con otras sustancias como los oxalatos, el fosfato o carbonato.
  • Cálculos de cistina. Son de tipo hereditario y se pueden formar en personas con cistinuria.
  • Cálculos de estruvita. Se dan principalmente en mujeres que tienen una infección urinaria. Su tamaño puede llegar a obstruir el riñón y los conductos urinarios.
  • Cálculos de ácido úrico. Son más comunes en los hombres que en las mujeres. Se producen por una dieta rica en purinas y pueden acompañarse de gota.

Te recomendamos leer: 6 bebidas para combatir el dolor en los riñones

Causas de la litiasis renal

desintoxicar los riñones

Se puede desarrollar litiasis renal si la orina está saturada en sales o minerales, lo que aumenta las probabilidades de que éstos se cristalicen, o bien, porque carece de los inhibidores naturales de este proceso. Esto, a su vez, se relaciona con:

  • Una disminución del volumen urinario.
  • Un incremento en la concentración de sustancias químicas que impiden la disolución de las sales que contiene la orina.

Factores de riesgo

La litiasis renal no tiene una causa definida; sin embargo, existen factores que aumentan la probabilidad de desarrollar cálculos:

  • Antecedentes familiares de cálculos renales.
  • Excesos alimentarios, principalmente las dietas ricas en sales, azucares y proteínas.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Consumo insuficiente de líquidos (deshidratación).
  • Cirugía de bypass gástrico.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Otras enfermedades (acidosis tubular renal, la cistinuria, el hiperparatiroidismo, etc.).

Síntomas de la litiasis renal

Ardor al orinar

Es muy probable que los síntomas solo se manifiesten cuando los cálculos comiencen a bajar por los uréteres. Al suceder esto, bloquean el conducto y dificultan el paso del flujo de la orina. El mayor indicar de un bloqueo de los uréteres es lo que se conoce como cólico nefrítico. Se trata de un dolor lumbar que se extiende hacia el abdomen anterior y los genitales. Junto a esto dolor también se puede presentar:

  • Dolor al orinar
  • Hinchazón abdominal
  • Sangre en la orina
  • Náuseas y vómitos
  • Sudoración profusa
  • Cambios en el color y olor de la orina
  • Necesidad constante de orinar
  • Micciones en pequeñas cantidades
  • Fiebre y escalofríos si existe infección

Ver también: 8 motivos por los que tu orina tiene mal olor

Diagnóstico

Los cálculos renales que no causan síntomas se pueden descubrir en un análisis microscópico rutinario de orina. Si existen signos o síntomas que permitan sospechar de la enfermedad, el médico puede sugerir pruebas como:

  • Análisis de sangre para evaluar los niveles de fosfato cálcico, ácido úrico y electrolitos
  • Exámenes de la función renal
  • Análisis de orina para observar cristales y restos de sangre
  • Análisis del cálculo para determinar el tipo

Otros exámenes y procedimientos de diagnóstico incluyen:

  • Radiografía abdominal
  • Tomografía computarizada de alta velocidad
  • Ecografía del riñón
  • Resonancia magnética del abdomen o riñón
  • Urografía intravenosa

Tratamiento

Qué agua mineral es la mejor

El tratamiento de la litiasis renal varía en función del tamaño de los cálculos, su localización y su origen. La mayor parte de las veces no se requieren procedimientos invasivos y se pueden eliminar con cambios en los hábitos de vida y algunos medicamentos.

En casos leves, como medida principal se recomienda el consumo de 6 a 8 vasos de agua al día para estimular la producción de orina y, de este modo, facilitar la eliminación del cálculo.

Medicamentos

Para mitigar el dolor que se produce por la expulsión del cálculo, el médico puede recomendar analgésicos como:

  • Ibuprofeno
  • Paracetamol
  • Naproxeno

Dependiendo del tipo de cálculo, el médico puede sugerir algunos fármacos para evitar para ayudar a descomponerlo y eliminarlo. Estos pueden ser:

  • Alopurinol (para los cálculos de ácido úrico)
  • Antibióticos (para los cálculos de estruvita)
  • Diuréticos
  • Píldoras de agua (diuréticos de tiazida)
  • Tamsulosina para relajar el uréter y ayudar a que el cálculo sea expulsado
  • Soluciones de fosfato
  • Bicarbonato de sodio o citrato de sodio

Procedimientos médicos

Palpar riñones

Un paciente puede requerir cirugía si:

  • El cálculo es demasiado grande
  • El cálculo tiende a crecer
  • El cálculo bloquea los conductos urinarios
  • El dolor es severo

Los procedimientos médicos actuales son menos invasivos que en el pasado e incluyen:

  • Uso de ondas sonoras para romper los cálculos.
  • Uso de un endoscopio para extraer los cálculos.
  • Cirugía para extraer los cálculos renales muy grandes (nefrolitotomía percutánea)
  • Cirugía de la glándula paratiroidea.

Los cálculos renales tienden a reaparecer. Si presenta algún síntoma que le genere sospechas, consulte cuanto antes al médico.

Referencias:

  1. Bushinsky DA. Nephrolithiasis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman’s Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 126.
  2. Fink HA, Wilt TJ, Eidman KE, et al. Medical management to prevent recurrent nephrolithiasis in adults: a systematic review for an American College of Physicians Clinical Guideline. Ann Intern Med. 2013;158(7):535-543. PMID: 23546565 ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23546565.
  1. Qaseem A, Dallas P, Forciea MA, Starkey M, Denberg TD; Clinical Guidelines Committee of the American College of Physicians. Dietary and pharmacologic management to prevent recurrent nephrolithiasis in adults: a clinical practice guideline from the American College of Physicians. Ann Intern Med. 2014;161(9):659-667. PMID: 25364887 ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25364887.
Categorías: Enfermedades Etiquetas:
Te puede gustar