¿Cómo llegar al orgasmo al mismo tiempo que tu pareja?

Las personas sobrevaloran el acto de llegar al orgasmo al mismo tiempo. Para muchos, la pareja sexual ideal es aquella con la que se comparte esos segundos de clímax. Hay ciertos consejos que pueden ayudar en esto.

Llegar al orgasmo al mismo tiempo permite a la pareja descansar en una sensación de seguridad y conocimiento pleno. Hay quienes piensan que si no logran el clímax juntos, algo está funcionando mal. Tal vez le otorgan expectativas demasiado altas a este acto, y no hay que olvidar que es una respuesta física.

No todos los organismos son iguales, ni responden de la misma manera a la estimulación. Es decir, no llegar al orgasmo al mismo tiempo no es igual a falta de amor o deseo. Simplemente, podría considerarse que es un factor más en el sexo, aunque no es determinante.

De igual manera, a sabiendas del gran interés y valor que las personas le otorgan a esta situación, tenemos algunos consejos que pueden ayudar. Con tiempo de relación, conversaciones sobre los gustos y fantasías, y un poco de práctica, es posible.

Consejos para llegar al orgasmo al mismo tiempo que tu pareja

1. Relajarse en el intento

La primera condición es no estar pendientes de la premisa de terminar juntos. Esto es totalmente desfavorable para todo el encuentro sexual, especialmente para la persona que no puede relajarse. Se pierde demasiada energía en un solo factor, por lo que hay un impedimento para disfrutar de todas las sensaciones que fluyen en la intimidad.

El orgasmo vaginal.

2. Ofrecer detalles al compañero

Es verdad que durante el coito el cuerpo habla por sí solo y demuestra el placer que siente. A veces, hablar en esos momentos puede parecer inadecuado o que interrumpe las sensaciones. Sin embargo, es importante que haya confianza y se brinden detalles de lo que sucede.

Informar sobre esos cosquilleos que comienzan a surgir permite a la pareja administrar también sus propios tiempos. Además, resulta excitante para ellos saber todo lo que producen con sus movimientos.

3. Controlar los tiempos de la eyaculación

Los hombres tienen la posibilidad de dominar los intervalos de la eyaculación. Hacer pequeños descansos en los momentos justos es la técnica más apropiada para llegar al orgasmo al mismo tiempo que la pareja.

Cómo llegar al orgasmo.

Cambiar el ritmo para entregarse a nuevos juegos y continuar con las caricias que eleven la temperatura de la chica, definitivamente, es una táctica muy favorable. Esos segundos sirven para poner un freno al final y regalan un estado de deseo aún mayor. Además, es un acto que muestra consideración por el otro y una entrega absoluta a la relación.

Ver también: La calidad del sexo no depende de cuánto dure el coito.

Las mejores posturas para llegar al orgasmo juntos

El autoconocimiento y la experiencia con ese amante favorecen la identificación de las mejores posiciones sexuales. Es importante saber cuáles son las que los excitan más o las que los llevan al clímax. En uno de esos cortes que realizan, es fundamental cambiar la postura para emprender el último tramo.

Hay posiciones que se consideran beneficiosas para el orgasmo simultáneo. Aunque no son una garantía, nunca está demás intentar. A continuación, dos de estas:

Mujer arriba

El hombre debe sentarse cómodamente y ella se coloca de frente pasando una pierna a cada lado. Se apoya sobre sus genitales suavemente para comenzar a subir y bajar, con todo lo que ello implica.

Las miradas se encuentran apasionadas, los cuerpos se rozan o presionan completamente y el clítoris fricciona sobre el cuerpo del hombre.

La intensidad será dominada por la mujer, pero el caballero puede tomarla de sus caderas para guiarla. Además, los besos en el resto de su cuerpo, mientras se produce el coito, los vuelve locos.

Posición de la mujer arriba para practicar sexo.

Variantes del misionero

Si tienen por hábito la postura más popular entre las parejas, algunas de sus modificaciones son muy buenas para llegar al orgasmo al mismo tiempo. Mientras él está arriba y el balanceo moviliza todos los músculos vaginales, elevar las piernas a su hombro produce otras sensaciones.

La penetración es más profunda y el clítoris recibe una estimulación extra difícil de frenar.

Reflexión

Las relaciones sexuales exitosas son aquellas que unen a la pareja, las que los convierten en cómplices absolutos y les dejan en su interior esas ganas de volver a encontrarse. Las que permanecen latentes en la mente y les hace recordar un olor, una imagen o una palabra de aquel momento.

No es solo llegar al orgasmo al mismo tiempo, sino ser felices con todo el encuentro íntimo.