Todo lo que deberías saber sobre la kombucha

Katherine Flórez · 31 marzo, 2017
Kombucha es una bebida fermentada que, por su aporte de cultivos vivos, ayuda a mejorar la salud inmunitaria e intestinal. Conoce sus beneficios.

Quizás no hayas escuchado la palabra «kombucha».  Entonces, aclaremos en primer lugar qué es y para qué sirve la kombucha. También se conoce con otros nombres, como té de kombu y hongo de Manchuria.

¿Qué es la kombucha?

¿Qué es la kombucha

La Kombucha es una bebida probiótica de sabor ácido y refrescante. Se elabora a partir de té endulzado y fermentado por una colonia de levaduras y bacterias. Estos microorganismos crecen simbióticamente como una colonia, es decir que conviven como una comunidad en la cual se apoyan mutuamente.

También lee 7 alimentos maravillosos para prevenir las infecciones bacterianas

La combinación de hongos y bacterias aporta un gran número de nutrientes, dentro de los cuales sobresalen los siguientes:

  • Vitaminas (del complejo B, C, D, E y K)
  • Minerales (hierro, potasio, zinc, manganeso, cobre, calcio y magnesio)
  • Aminoácidos
  • Enzimas
  • Ácidos grasos esenciales
Más sobre la kombucha

Algunos beneficios de la kombucha

Debido a su aporte de nutrientes, este tipo de té ofrece una gran variedad de bondades al organismo, que se enumeran a continuación.

Favorece la digestión

Contribuye a la digestión

Una de las propiedades más reconocidas de la kombucha es el hecho de contener bacterias, es decir que es  probiótica. Por tal razón, se recomienda su consumo para favorecer la salud del sistema digestivo.

El tránsito intestinal, el metabolismo y la flora intestinal se benefician por el consumo de este ingrediente. La kombucha previene y trata la constipación, debido a que los ácidos orgánicos que contiene actúan como estimulantes intestinales y favorecen la evacuación, sin llegar a provocar diarrea.

También lee 8 alimentos fermentados para una mejor salud intestinal

Aliada de las articulaciones

  • La kombucha alivia el dolor articular y ayuda en el tratamiento de la artritis. Esto se debe a la presencia de glucosaminas que estimulan la síntesis de ácido hialurónico que lubrica las articulaciones.

Antioxidante favorece la función inmunológica

 

  • La kombucha también está considerada como uno de los mejores antioxidantes naturales. Ofrece una protección antioxidante contra los radicales libres, lo que retrasa el envejecimiento y previene el desarrollo de ciertas enfermedades, como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.
  • Fortalece el sistema inmunológico y tiene propiedades antimicrobianas.

Desintoxica

  • Es un poderoso desintoxicante, en gran parte gracias a las enzimas presentes que evitan la sobrecarga hepática y pancreática. El ácido glucurónico contribuye a eliminar las toxinas mediante la orina.

Cómo preparar kombucha en casa

Aunque podemos conseguirla ya lista en diversos mercados o tiendas naturistas, lo más apropiado es prepararla desde la comodidad del hogar. Así nos aseguraremos de que no incluye añadidos perjudiciales.

Ingredientes

  • Agua purificada
  • Una pizca de azúcar
  • Cultivo de hongos y bacterias

Preparación

  1. Primero pon en un recipiente el agua purificada junto a la pizca de azúcar.
  2. A continuación, añade el cultivo.
  3. Una vez mezclados dejar reposar aproximadamente 14 días para que fermente bien.

Debes asegurarte que los materiales que vayas a utilizar sean de la mejor calidad. Especialmente en el caso de los cultivos de bacterias y hongos.

Las personas que padecen patologías crónicas deben consultar a su médico antes de comenzar a incluir la kombucha en su alimentación. 

 

  • Olagnero, G., Abad, A., Bendersky, S., Genevois, C., Granzella, L., & Montonati, M. (2007). Alimentos funcionales: fibra, prebióticos, probióticos y simbióticos. DIAETA (B.Aires). https://doi.org/0328-1310