Todo lo que deberías saber sobre el prurito anal

Katherine Flórez · 6 febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 6 febrero, 2020
Si bien el prurito anal puede responder a diferentes causas, una dieta e higiene adecuadas pueden ser fundamentales a la hora de evitarloo aliviarlo. Procura incluir fibra en tu alimentación y moderar tu consumo de picante.

Existe una posibilidad muy grande de no haber escuchado nunca hablar del prurito anal. Sin embargo, lo curioso del caso es que muchas personas lo han padecido.

De hecho, es mucho más común de lo creído. Por ello, en esta oportunidad hablaremos un poco sobre este padecimiento, sus causas y qué puedes hacer para combatirlo correctamente.

El prurito anal

Si bien en términos médicos se denomina como prurito anal, esta denominación no suele ser muy común. Entre las personas de a pie este se conoce como picazón anal o del ano.

De dicha forma se contextualiza un poco este molesto problema pero, ¿de qué se trata?

El prurito o la picazón anal, tal y como su nombre lo indica, es una comezón que se presenta en la región o los alrededores del ano. Puede llegar a causar  ardor, enrojecimiento e hinchazón.

Tanto hombres como mujeres pueden verse afectados por este molesto padecimiento en algún momento de su vida, por diversas causas, como por ejemplo, no limpiarse correctamente después de haber ido al baño o haber tomado una comida muy picante.

Si bien es cierto que puede ser una molestia puntual y pasajera, fácil de aliviar con algunas medidas muy sencillas, cuando se mantiene constante en el tiempo, lo mejor es consultar con el médico.

Lee: ¿Tienes picazón vaginal? Podría deberse a estas razones

Causas del prurito anal

Prurito

De acuerdo con los expertos de Mayo Clinic, el prurito anal puede estar causado por agentes irritantes, infecciones, enfermedades de la piel u otras enfermedades (como la diabetes, las hemorroides, entre otras).

Veamos a continuación otras causas comunes.

Irritación o alergia por sustancias químicas

Existe un gran número de agentes irritantes que pueden ocasionar el prurito anal. En su mayoría contienen varios químicos.

A pesar de lo anterior, diversos productos de higiene personal suelen incluir en su fabricación este tipo de componentes que pueden llegar a provocar reacciones alérgicas en los tejidos cutáneos.

Ejemplos claros de productos con contenido químico son:

  • Cremas.
  • Perfumes.
  • Papel higiénico.
  • Polvos de talco.
  • Jabones y otros productos de limpieza perfumados y no adecuados para la zona.

Limpiarse con fuerza desmedida

Limpiarse con fuerza desmedida puede ser causa de prurito anal

La higiene es un factor fundamental del ser humano, en especial cuando se habla de la zona anal. Esta suele ensuciarse de sobremanera a la hora de ir al baño para expulsar las heces fecales.

Con respecto a esto, lo ideal es asearse a la perfección. El problema es que, en ocasiones, es tal la exageración que la higiene termina siendo nociva para la piel.

En este sentido, al utilizar las manos y el papel higiénico se ejerce demasiada fuerza, lo que puede conllevar a lesiones e irritaciones por culpa de la fricción y culminar con prurito anal.

Mala higiene

En contraposición con el argumento anterior sobre la higiene, adoptar malos hábitos de limpieza con respecto al ano puede llegar a ocasionar diversos problemas.

Lo ideal es remover todos los excesos de heces fecales de la zona, claro está, sin ejercer mucha presión. Se puede utilizar agua tibia, para retirar todo con mayor facilidad, sin tener que frotar.

La materia fecal, al no ser removida por completo se aloja en la apertura anal y esto, casi de inmediato, ocasiona la sensación de picazón o prurito. No obstante, esta situación suele presentarse con mayor énfasis cuando el material excretado es líquido.

Dietas irritantes

Chiles, alimento irritante que puede ser poco favorable para el organismo de algunas personas

También existen alimentos poco favorables al organismo. No obstante, estos dependen de cada persona, ya que, no a todos les afecta lo mismo.

Sin embargo, el ano sí puede verse irritado por algunos productos sin importar qué padecimientos presente cada individuo.

Algunos de los alimentos que conviene evitar consumir en exceso son:

  • Especias.
  • Chocolate.
  • Bebidas con cafeína (refrescos, café o té).
  • Alimentos picantes o ácidos (pimienta de Cayena, chiles, cítricos o tomates).

Por otro lado lado, algunos tipos de bacteria, hongos (infecciones micóticas), o también parásitos pueden generarlo. Asimismo, lesiones que provocan humedad excesiva en el ano, como hemorroides, fisuras, y dentro de los peores casos cáncer de ano o recto bajo, entre otros.

Signos de alarma

Si la picazón y otras molestias persisten en el tiempo y se intensifican, hay que acudir a consulta médica cuanto antes. Además, es importante prestar atención a los siguientes signos y síntomas:

  • Fístula secretante.
  • Diarrea sanguinolenta.
  • Filtración fecal perianal.
  • Hemorroides externas grandes.
  • Piel perianal opaca o engrosada.
  • Hemorroides internas prolapsadas.

¿Cómo aliviar el prurito anal?

La mayoría de las veces, con mejorar los hábitos alimenticios y la higiene es suficiente. Sin embargo, en otros casos podría ser conveniente también lavarse con suavidad, con un agua tibia y jabón neutro, cambiar el papel higiénico (a uno más suave y sin perfume) y usar ropa interior de algodón que no quede apretada.

No es recomendable aplicarse geles ni ningún otro producto en la zona anal sin la autorización del médico, ya que en lugar de brindar alivio, podría aumentar la intensidad de las molestias.