Todo lo que debes saber de los eczemas

Okairy Zuñiga · 30 marzo, 2019
Generalmente los eczemas están relacionados con la exposición a sustancias irritantes por lo que, si conocemos el origen del mismo, deberemos evitar el contacto para mejorar la afección

Los eczemas son el tipo más común de dermatitis, la cual es una inflamación de la piel.  Estos aparecen por primera vez como un pequeño episodio de picazón y enrojecimiento de la piel. También puedes presentar pequeñas protuberancias o ampollas.

Cuando este problema persiste durante cierto tiempo suele llamarse eczema crónico y puede llevar a los siguientes síntomas:

  • Engrosamiento de la piel.
  • Piel escamosa.
  • Resequedad.
  • Cambios de color.

Existen una gran variedad de tipos de eczemas. Cada uno de ellos depende de causas distintas, y pueden presentarse en diferentes formas y ubicaciones.

Aunque la mayoría suele estar relacionado con alergias o contacto con sustancias irritantes, otros se deben a la retención de líquidos en las piernas.

Tipos de eczemas

Eczema atópico

Este tipo, también conocido como dermatitis atópica, es el tipo de eczema que va y viene en repetidas ocasiones.

Suele ocurrir generalmente en personas con una tendencia hereditaria a las alergias tales como el asma alergia, fiebre del heno o intolerancia a algunos alimentos.alergia

 

Puede aparecer a edades tempranas (18 meses), y afectar a los bebés en lugares como la cara, el cuello, las orejas, el torso y en menor frecuencia el empeine los pies o los codos.

En niños mayores, adolescentes y adultos suele aparecer en la parte interior del codo, las rodillas, los tobillos o muñecas y los párpados superiores.

Eczema de contacto

Ocurre tras la exposición de la piel a sustancias irritantes y pueden producir dos tipos de dermatitis:

  • Dermatitis de contacto irritante: Es la irritación directa de la piel. Puede estar causada por la exposición prolongada a sustancias como los detergentes, baños de burbuja, jabones fuertes, sudor, saliva u orina.
  • Dermatitis alérgica de contacto: Es una reacción de alergia en la piel. Así, suele presentarse en personas con alergias específicas a una sustancia.

Los alérgenos más comunes son la hiedra venenosa, el roble venenoso y el zumaque venenoso.

Otras sustancias que pueden desencadenar alergias incluyen los materiales de construcción, productos de limpieza, desodorantes, cosméticos, medicamentos, níquel y químicos en perfumes, cremas, champús, zapatos y ropa.

Eczema de las manos

Este se limita a las manos y puede relacionarse con el eczema atópico. Puede aparecer tras la exposición a detergentes fuertes o como reacción a productos como el látex.

Hombre con psoriasis racándose la mano
Man scratch oneself, dry flaky skin on hand with psoriasis vulgaris, eczema and other skin conditions like fungus, plaque, rash and patches. Autoimmune genetic disease.

Quizá te interese: Heridas en manos y dedos en niños

Eczema numular

Causa parches de piel irritada del tamaño de una moneda. Suele aparecer generalmente en las piernas, brazos y pecho.

Es más común en adultos y está más relacionado con la dermatitis atópica que con la dermatitis alérgica de contacto.

Suele estar causada por una infección fúngica como el pie de atleta y causar dichos parches aunque el hongo se encuentre en otra zona.

Eczema asteatósico

Suele resecar la piel causando grietas finas. A menudo aparece en las extremidades inferiores y es más frecuente en ancianos.

Suele atacar durante los meses de invierno o en ambientes con poca humedad.

Dermatitis por estasis

Aparece en las pantorrillas, tobillos y pies y se produce en las personas que tienen mal funcionamiento de las venas en las piernas.

Provoca que la sangre se acumule y se produzcan síntomas como la comezón, protuberancias rojas, enrojecimiento u oscurecimiento de la piel y llagas supurantes.

Liquen simple crónico

Comúnmente se produce al rascarse o con el roce repetido en una zona de la piel. Es común en personas con hábitos nerviosos y puede producir descoloramiento o engrosamiento de la piel.

Dermatitis seborreica

Crea erupciones más grasientas de lo habitual en un eczema. Esta dermatitis escamosa aparece en el cuero cabelludo de los bebés más comúnmente.

En los adultos se presenta como la caspa, y puede afectar el rostro, el cuello, alrededor de la nariz y en la línea del cuero cabelludo.

¿Cómo se diagnostica?

De acuerdo a tus síntomas, tu médico puede preguntarte acerca de lo siguiente:Médico examinando paciente

Ver también: 7 enemigos de la salud de la piel que sueles ignorar

  • Antecedentes personales y familiares de alergias.
  • Antecedentes de exposición a sustancias irritantes.
  • Contacto con posibles desencadenantes de alergias, como la hiedra venenosa.

En muchos casos, tu médico puede diagnosticar el eczema mediante exámenes de la piel. Si sospecha que hay una posible alergia, deberá hacer pruebas de descartar aquellos productos que puedan causarte alergias.

La duración de un eczema depende de su tipo, pero los síntomas pueden desaparecer después de una semana o dos o, por el contrario, persistir durante años.

¿Puedo prevenir los eczemas?

Existen muchas cosas que puedes hacer para prevenir o reducir los brotes, por ejemplo:

  • En primer lugar, evitar la exposición a las temperaturas extremas, aire seco, jabones fuertes o productos perfumados.
  • Utiliza ropa y mantas de algodón, evita las telas como la lana o el poliéster.
  • Cuando seques tu piel hazlo a toques y aplica después una loción hidratante.
  • Evita el contacto con los detergentes fuertes, las plantas, la joyería de níquel y sustancias que desencadenen alergias.

Recuerda que debes acudir a tu médico si tienes áreas afectadas de color rojo que pican mucho, piel muy agrietada, ampollas o resequedad dolorosa.

Si la zona afectada tiene síntomas de infección tales como la hinchazón, tiene secreciones amarillentas o el enrojecido o agrietado se extiende, debes pedir una cita de urgencia.

El tipo pronóstico varía en cada persona y depende de los tipos de eczemas y de la respuesta que da tu cuerpo a los tratamientos.

  • Aldás, E. G., Naranjo, M. N., & León, V. P. (2011). Telangiectasia nevoide unilateral y liquen simple crónico.¿ Fenómeno isotópico de Wolf?. Piel, 26(6), 303-305.
  • Coenraads, P. J. (2012). Hand eczema. New England Journal of Medicine, 367(19), 1829-1837.
  • Diepgen, T. L., Andersen, K. E., Chosidow, O., Coenraads, P. J., Elsner, P., English, J., … & Agner, T. (2015). Guidelines for diagnosis, prevention and treatment of hand eczema. JDDG: Journal der Deutschen Dermatologischen Gesellschaft, 13(1), e1-e22.
  • Fitzpatrick, T. B. (2009). Dermatología en medicina general. Ed. Médica Panamericana.
  • Gómez-Vázquez, M., Fernández-Redondo, V., & Toribio, J. (2003). Dermatitis alérgica de contacto a tratamientos médicos tópicos. Actas Dermo-Sifiliográficas, 94(3), 150-154.
  • Medina Castillo, D. E. (2014). Dermatitis seborreica: una revisión. Dermatología cosmética, médica y quirúrgica, 12(2), 135-141.
  • Poyatos, J. L. (2011). Eccema asteatósico o craquelé. FMC: Formación Médica Continuada en Atención Primaria, 18(5), 271-272.