Lo que dice de tu salud el color de tu lengua

Aunque no solemos prestarle atención el color de nuestra lengua puede indicarnos múltiples aspectos sobre nuestra salud y avisarnos desde de la presencia de bacterias a problemas digestivos o de otra índole

Nuestro cuerpo nos manda señales constantemente. Aunque no siempre sabemos interpretarlas, lo cierto es que, si prestamos algo de atención, podemos acabar conociendo más de nosotros mismos y de nuestro estado de salud.

Entre estas señales destacan las que nos envía la lengua para hablarnos sobre nuestro bienestar. ¡Toma nota porque es mucho más de lo que crees!

Y es que, cuando se trata de estudiar la salud, hay una serie de aspectos de nuestra lengua que hablan por sí solos. Es el caso, por ejemplo, del color.

Lengua amarilla

Lengua-amarilla-a-que-se-debe

 

La lengua amarilla es un indicativo de la presencia de calor en el cuerpo. Esto puede corresponderse con una reacción fisiológica debida a una infección bacteriana o una inflamación.

Te recomendamos leer: Acelera la recuperación de las llagas en la boca con estos 7 tratamientos caseros

Lengua blanca

Si observas que tienes la lengua blanca con una capa gruesa entonces es una señal de que ocurre algo. Generalmente es síntoma de una debilidad fisiológica que afecta a todo el cuerpo y suele estar vinculada con infecciones de origen vírico.

Lengua irregular

Si ves que tu lengua tiene una forma irregular y que no es plana quizá tengas algún problema de salud. Generalmente está asociada con el agotamiento.

Lengua agrietada

Lo que la lengua dice de tu salud

Si observas que tu lengua está agrietada quizá tengas algo de deshidratación, ya que es un claro síntoma de personas con niveles bajos de humedad así como de un exceso de calor en el cuerpo.

A menudo las mujeres que están atravesando la menopausia presentan esta textura en su lengua.

  • Para tratar esto de manera eficaz lo mejor es evitar los alimentos que deshidratan, como el café y el alcohol.
  • A su vez, debemos intentar beber mucha agua para aportar una correcta hidratación al cuerpo.

Lengua roja intensa

Si tu lengua presenta un color rojo intenso quizá tienes falta de vitaminas B12 o de ácido fólico. Para asegurarte, siempre puedes recurrir a hacerte un análisis.

En cualquier caso es algo que puedes atajar si aumentas el el consumo de vegetales verdes.

Bordes ondulados

Si observas que tu lengua tiene el borde ondulado y parece que está hinchada, con pequeñas ondas alrededor de la misma, acude a tu médico porque podría ser un síntoma de un trastorno de la tiroides.

No dejes de pedir ayuda a un especialista si, además, presentas cansancio, pérdida de cabello y tienes la presión arterial baja. También si tu piel presenta hematomas frecuentes.

Marrón o casi negra

Si tu lengua está marrón o casi negra esto es un síntoma de mala higiene bucal. No obstante, también se da en casos de personas con diabetes o como reacción cuando se está tomando algún tipo de antibiótico.

  • Los pacientes con cáncer que se están sometiendo a tratamientos de quimioterapia también pueden presentar este síntoma.
  • Para intentar atajarlo bastará, en la mayoría de los casos, con cepillarse regularmente: así evitarás el crecimiento de bacterias.

Ver también: 9 cosas que tu lengua intenta decirte sobre tu salud

Otros aspectos que debes tener en cuenta

Desinfectar-la-lengua
Más allá del color, hay otros aspectos, como la propia textura de la lengua, que también pueden ser determinantes a la hora de indicarnos carencias o problemas de salud.

  • Por ejemplo, si la lengua presenta una falta de textura entonces estaremos, muy probablemente, ante una deficiencia de hierro o anemia.
  • Además, en el caso de que observemos que hay una clara presencia de manchas en la lengua, quizá seas una persona propensa a tener alergias y no lo sepas.
  • En la misma línea, si observas que tienes granos en la lengua quizá estés teniendo un consumo excesivo de proteínas, grasas o azúcares.

Por otro lado, si lo que tienes es una lengua seca puede ser que el estrés te esté pasando factura (lo cual genera una salivación pobre) o que tengas demasiada mucosidad en el organismo.

Si observas que tu lengua está inflamada puede ser que tengas algún tipo de gastritis crónica, acidez, colitis o estreñimiento.

  • Por otro lado, si tienes la lengua seca y con cortes indica que padeces de diarreas, diabetes o anemia.
  • Si además observas que tus papilas gustativas están completamente planas en lugar de tener su textura habitual, puede ser que también tengas algún tipo de desorden a nivel del intestino.

En cualquier caso, lo mejor será que te pongas en manos de especialistas.