Lo que puedes lograr al tomar leche de almendras con miel todos los días

Daniela Echeverri Castro·
24 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la dietista Renata Sylwia Kosierb Fernández al
24 Agosto, 2020
Tanto la miel como las almendras nos aportan un extra de energía y son ricas en antioxidantes, por lo que nos ayudan a combatir los radicales libres que provocan el envejecimiento.

La leche de almendras con miel se ha popularizado como un complemento para promover el bienestar. Aunque no es un remedio con “súper propiedades” como quizá algunos lo destacaron en algún momento, sí es una bebida vegetal que puede brindar nutrientes que mejoran la calidad de la dieta. Te contamos en detalle varias razones par consumirla regularmente.

Leche de almendras con miel: una bebida nutritiva

Tanto la leche de almendras como la miel de abejas son ingredientes que se destacan por su valor nutricional. La leche de almendras, que no es propiamente una leche, es una bebida baja en calorías que se obtiene moliendo las almendras en agua. Tras filtrar la mezcla, se obtiene un producto similar a la leche, con un ligero sabor a nuez.

Entre tanto, la miel de abejas es un producto orgánico que sirve como endulzante y alimento medicinal. Debido a su textura y versatilidad, podemos incorporarla en una amplia variedad de recetas y remedios naturales. Además, ingerida en cantidades moderadas, ayuda a fortalecer las defensas.

Entonces, ¿por qué deberíamos tomar leche de almendras con miel todos los días? Como ya lo mencionamos, podemos usarlo como complemento nutricional. Dado que ambos alimentos son ricos en vitaminas, minerales y otros nutrientes, incluir esta preparación en la dieta es beneficioso.

Lee también: Propiedades de las almendras para reducir el colesterol

Propiedades nutricionales de la leche de almendras

Leche de almendras.

La leche de almendras ha logrado destacarse como una alternativa a la leche de vaca. ¿La razón? Su textura cremosa es similar a la leche normal. De hecho, hay quienes la emplean para sustituir la leche de vaca en muchas recetas. Lo mejor de todo es que es nutritiva y se le atribuyen varias propiedades.

Según la base de datos de alimentos publicados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, la leche de almendras contiene proteína, grasa, hidratos de carbono, vitamina E, tiamina, riboflavina y magnesio. Además, es una bebida baja en calorías, pues contiene alrededor de 39 calorías por porción.

Debido a estos nutrientes, su consumo habitual puede ayudar a cuidar la salud. En particular, contribuye a:

Propiedades de la miel de abeja

La miel de abejas es uno de los ingredientes naturales más preciados por la humanidad desde los tiempos más antiguos. Su delicioso sabor, su textura viscosa y sus propiedades han sido los motivos para darle un lugar especial dentro de la dieta y la medicina natural.

Según una revisión publicada en Pharmacognosy Research, la miel tiene efectos antioxidantes, antimicrobianos, antiinflamatorios y antiproliferativos. Además, entre el 95 y el 97 % de su peso seco se compone de carbohidratos. Por lo tanto, es un alimento energético que nos ayuda a mejorar el rendimiento físico y mental.

Entre otras cosas, y según esta misma publicación, la miel es buena para:

  • Combatir la inflamación.
  • Prevenir y combatir infecciones.
  • Fortalecer el sistema inmunitario.
  • Mejorar el rendimiento cognitivo.
  • Calmar molestias gastrointestinales.
  • Proteger frente a enfermedades cardíacas.
  • Reducir los efectos negativos de los radicales libres.

¿Cómo preparar leche de almendras con miel?

Bote de miel artesanal.

En algunas tiendas herbolarias o naturistas están distribuyendo bebida de almendras para prepararla de forma instantánea. También puedes encontrarla en supermercados. Sin embargo, elaborarla en casa es muy simple.

Descubre además: Cómo combatir las estrías con remedios naturales

Ingredientes

  • Miel de abeja.
  • 6 tazas de agua potable (3 litros).
  • 2 tazas de almendras naturales sin tostar (280 g).

Preparación

  • Pon a remojar durante 12 horas las almendras en agua filtrada y consérvalas en el refrigerador.
  • Al día siguiente o pasado el tiempo recomendado, elimina el agua de remojo y licúa las almendras con las 6 tazas de agua potable.
  • Pasa la preparación por un colador de tela e introduce el líquido en un envase de vidrio con tapa.
  • Dura aproximadamente 4 o 5 días en la nevera y para preparar este remedio solo se le debe agregar un par de cucharaditas de miel.

Con los restos que quedan en el colador puedes hacer harina de almendras.

  • Pon el remanente en una bandeja bien esparcida y hornea a temperatura mínima durante 1 hora o hasta que esté seca la preparación.
  • Cuando esté lista, la puedes tamizar o licuar ligeramente para que tenga más consistencia de harina.

¿Te animas a probar esta bebida? Puedes consumir un vaso todos los días, a la hora que prefieras. Incluso, la puedes aprovechar como merienda saludable. 

  • Singh, M. P., Chourasia, H. R., Agarwal, M., Malhotra, A., Sharma, M., Sharma, D., & Khan, S. (2012, April). Honey as complementary medicine - A review. International Journal of Pharma and Bio Sciences.
  • Milbury, P. E., Chen, C. Y., Dolnikowski, G. G., & Blumberg, J. B. (2006). Determination of flavonoids and phenolics and their distribution in almonds. Journal of Agricultural and Food Chemistry54(14), 5027–5033. https://doi.org/10.1021/jf0603937
  • Mandalari, G., Faulks, R. M., Rich, G. T., Lo Turco, V., Picout, D. R., Lo Curto, R. B., … Wickham, M. S. J. (2008). Release of protein, lipid, and vitamin E from almond seeds during digestion. Journal of Agricultural and Food Chemistry56(9), 3409–3416. https://doi.org/10.1021/jf073393v
  • Labropoulos, A., & Anestis, S. (2012). Honey. In Sweeteners: Nutritional Aspects, Applications, and Production Technology (pp. 119–146). CRC Press. https://doi.org/10.1201/b12065