Lo que debes evitar si sufres de hipertensión

Si nos han diagnosticado hipertensión es muy importante que evitemos el consumo de todos aquellos alimentos que puedan empeorar la situación, como la sal o las bebidas con cafeína

La hipertensión arterial es una enfermedad muy común en la actualidad. Sus causas pasan desde la obesidad, la genética, los hábitos alimenticios, hasta el estilo de vida sedentario.

Este trastorno puede traer consigo serios problemas de salud que están asociados principalmente con las patologías cardiovasculares.

Es por eso que quienes detectan que sufren de presión alta, deben iniciar un estilo de vida saludable que les ayude a controlar este problema, antes de que sus efectos afecten gravemente la salud.

Uno de los factores que más influyen en el estado de la presión alta, es la alimentación. Tener una buena o mala alimentación se reflejará en el estado de la presión arterial.

Aquí te damos algunos consejos y orientaciones de aquello que debes evitar.

Alimentos que debes evitar si sufres de hipertensión

A continuación conocerás los alimentos que debes excluir de tu dieta si padeces de este problema.

1. Fiambres y embutidos

Este tipo de alimentos se caracterizan por tener altos contenidos de sodio y grasa, que no favorecen la salud de las arterias y la circulación de la sangre.

Lo mejor es optar por consumir carnes magras como el pollo, pavo (ambos sin piel), conejos o ternera, entre otros.

fiambres-y-embutidos

2. Quesos

Los quesos tradicionales suelen tener altos contenidos de sodio que influyen en el aumento de la presión arterial.

El sodio aumenta la retención de líquidos y, como consecuencia, se aumenta la tensión.

Una buena opción para remplazar este alimento es optar por un queso sin sal agregada, que ahora son mucho más comunes en los supermercados.

Lee también: 5 beneficios para la salud de usar poca grasa en tus alimentos

Quesos

3. Snacks

La mayoría de Snacks que encontramos en el mercado suelen contener mucho sodio y están hechos en grasas malas para el organismo.

Se debe evitar el consumo de frituras, maní salado, papas fritas, palitos, entre otros.

La American Heart Association recomienda sustituir los snacks salados por pequeñas porciones de frutas y vegetales picados.

snacks

4. Manteca y margarina

Este tipo de alimentos son muy comunes en la dieta y los usamos para preparar muchas comidas. Sin embargo, tienen contenidos de sodio y grasa que afectan la salud de las arterias.

Se puede reducir su consumo a pequeñas cantidades o también se puede optar por usar aceite de oliva.

Experimentos hechos por el doctor Martin Grootveld en la Universidad de Montfort, Inglaterra, demostraron que el aceite de oliva se mantiene más estable al calentarse que cualquier otra grasa.

Descubre: Los beneficios de incluir aceite de oliva en tu dieta

5. Productos ahumados o en conserva

Se debe evitar el consumo de carnes y otros alimentos ahumados que se consiguen en el mercado.

Por lo general, estos alimentos suelen tener altos contenidos de sodio con el fin de que se conserven por más tiempo.

jamón-ahumado

6. Aderezos

Los aderezos como la mayonesa, salsa golf, kétchup y muchos otros, tienen altos contenidos de sodio que, como sabemos, afectan la salud arterial.

En lugar de estos aderezos puedes optar por preparar una salsa casera sin sodio y sin altos contenidos de grasa.

aderezos

7. Té negro

Este tipo de té contiene una alta dosis de cafeína, que está contraindicada, si sufres de hipertensión.

La cafeína estimula la producción de adrenalina y, además, el cortisol eleva la presión arterial.

te-negro

Otros hábitos que debes evitar…

  • No consumir bebidas alcohólicas. Las bebidas alcohólicas en exceso aumentan la presión arterial.Sin embargo, se cree que beber una o dos copas de vino al día puede ayudar a regular la presión arterial.
  • No llevar un estilo de vida sedentario. Llevar un estilo de vida sedentario tarde o temprano provoca serios problemas de salud en los que se incluye el aumento de la presión arterial.La obesidad y los altos índices de colesterol malo suelen influir mucho en el desarrollo de este problema.Es importante comer sano, hacer ejercicio, beber agua, liberarse del estrés y consultar periódicamente el médico.
  • Evitar la cafeína. Hasta el momento se siguen haciendo investigaciones para determinar la forma en cómo influye la cafeína en la presión arterial.Se ha comprobado que el consumo de cafeína aumenta la presión arterial de manera repentina, pero aún no se sabe si es algo temporal o duradero, como afirma el doctor Sheldon Sheps.Es por eso que al sufrir de este problema, lo mejor es evitar el consumo de este tipo de sustancias.