Lo que la forma de los pies dice sobre ti

Aunque pueda parecer algo sin importancia, las distintas formas y longitudes de los dedos, tanto de los pies como de las manos, pueden revelar información sobre nuestra personalidad

Aunque pueda no parecerlo, lo cierto es que las formas de los pies pueden decir mucho de ti. Más de lo que piensas

. Toma nota y mira qué te están diciendo tus pies porque te resultará muy curioso y a la vez, quizá, también esclarecedor.

Y es que no son pocos los que aseguran que a través de la reflexología se puede determinar la personalidad.

Imre Somogyi, presidente de la asociación Reading Toes, indica que a través de la reflexología se pueden identificar las características de cada persona.

Pie griego

pies-mojados

Para saber si tienes un pie griego tienes que ver si el segundo dedo, también llamado índice, es más grande que el dedo pulgar.

Por otra parte, el resto de los dedos son progresivamente más pequeños.

  • En el caso de que tengas un pie de estas características, debes saber que se trata de un tipo de pie propio de la gente creativa, deportista y muy activa.
  • Además, las personas con este tipo de pie siempre se notan entusiastas con nuevas ideas y son motivadoras de las personas que los rodean.

Eso sí, también son muy impulsivas, cualidad que las puede llevar a un estrés excesivo y a cometer errores.

Ver también: Formas de reducir los efectos del estrés en tu cuerpo

Pie cuadrado

Lo más característico en este tipo de pie es que el pulgar, el índice y el dedo medio suelen tener el mismo tamaño, mientras que los otros dos son apenas más pequeños.

  • Las personas que tienen este tipo de pie suelen presentar una personalidad muy analítica, siempre piensan todo antes de tomar cada decisión, analizando las cosas positivas y las negativas del asunto.
  • No son nada impulsivas y no se dejan influir en lo más mínimo, ya que sus decisiones tienen bases muy sólidas.

Suelen ser prácticas, confiables y seguras, razón por la cual siempre serás dependiente de un amigo con pie de estas características.

Pie egipcio

Este tipo de pie se caracteriza por tener todos sus dedos unidos hasta llegar al dedo pulgar del pie.

  • Es propio de las personas que, por encima de todo, aprecian su vida íntima y privada; tienden a tener aspectos ocultos y alejarse de la realidad.
  • A su vez, suelen ser muy soñadoras, rebeldes e impulsivas frente a las cosas cotidianas de la vida y su estado de ánimo cambia con frecuencia.

Con forma redondeada

Si tienes un pie con forma redondeada debes saber que este tipo suele indicar que siempre la persona es educada, dócil y teme expresar su propia opinión.

Por el contrario, si los pies son más bien cuadrados estarás ante una persona que sabe defenderse cuando es necesario.

Pies alargados

Los pies alargados, con dedos finos y talones estrechos corresponden a personas reflexivas, que aprecian las cosas exclusivas.

Estas personas, y siempre según la reflexología, podrían ser propensas a una serie de dolencias como los gases, la ansiedad o el estrés.

Pies anchos

Por otro lado, los pies anchos con dedos cortos hablan de personas mucho más apegadas a lo material.

En este caso, la reflexología podal asegura que pueden tender a sufrir problemas cardiovasculares o mala circulación.

Te recomendamos leer: Cómo preparar vinagre de ajo para mejorar la circulación de tus piernas

Las manos también son clave

manos-sujetándose

En lo referente alas extremidades, los pies no son los únicos capaces de mostrar la personalidad de la persona, sino que también puede desprenderse de la forma de las manos.

Por ejemplo, según una investigación llevada a cabo en 2011, el largo del dedo anular dependerá de la cantidad de hormonas sexuales -estrógeno y testosterona- a las que el individuo ha estado expuesto durante el proceso de gestación.

Además también se establece que la mayoría de los hombres tiene el dedo anular más largo que el índice. En el caso de las mujeres, suele suceder lo contrario.

Parece que queda claro que sí es posible saber cómo es una persona con solo mirar sus pies o manos.

No obstante, se trata de una mirada que se debe hacer con atención.

Solo así seremos capaces de ver realmente lo que los pies o las manos de la persona que tenemos ante nosotros nos están queriendo decir.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar