Lo que no debes hacer después de una noche de insomnio

Al salir a la calle, mira al cielo y fija la mirada en un punto del firmamento. Se producirá una reacción bioquímica que ayuda a disminuir la hormona encargada del sueño.

Si sufres de insomnio, debes tener en cuenta que hay algunas cosas que es mejor no hacer después de pasar una noche en vela. Si evitas hacerlas, podrás afrontar el día mejor y no notarás radicales cambios de energía a lo largo del día. Además, podrás aprender de los errores más comunes que cometen muchas personas tras no haber podido conciliar el sueño durante la noche.

Beber bebidas energéticas

Puedes tomarte un rico café, echarte una breve siesta o beber un refresco, pero no es recomendable ingerir bebidas energéticas. Normalmente, los efectos de estas suelen perdurar durante horas. Por eso, si te vas a dormir y la cafeína presente en las mismas sigue haciéndote efecto, es muy probable que no puedas dormir.

Es mejor que aguantes el sueño durante las últimas horas del día, para así caer rendido en la cama después. De lo contrario, prolongarás el insomnio.

Prescindir de la actividad física

Ejercicio

Cuando no descansas adecuadamente, las consecuencias en tu organismo son variadas y pueden alterar tus ritmos circadianos. Esto, en última instancia, hace que permanezcas cansado todo el día y posiblemente el sueño te logre vencer en el lugar menos indicado y a la hora menos oportuna.

Lo mejor es intentar hacer ejercicio. Sabemos que la actividad física especialmente, los ejercicios cardiovasculares ayudan a liberar adrenalina, lo que mantendrá el cuerpo despierto y agitado. Si te encuentras muy cansado, es mejor ser prudente y no realizar excesos. Puedes optar por una breve caminata al aire libre o realizar estiramientos.

También hay un truco bastante popular y efectivo. Cuando salgas a la calle, mira al cielo: si ves que se encuentra despejado y azul, procura fijar la mirada unos cuantos minutos en un punto del firmamento. Esto produce una reacción bioquímica que ayuda a disminuir la producción de melatonina, hormona que provoca el sueño.

Echarte una siesta de más de 15 minutos

Se recomienda tomar una taza de un buen café y luego echarte una siesta de solo 15 minutos. Según estudios, la  cafeína tarda 20 minutos en hacer efecto. Por esta razón, si duermes los 15 minutos recomendados, te sentirás muy bien (en 5 minutos después de haberte despertado). Sin embargo, si duermes más de los quince minutos, se producirá un efecto totalmente contrario. Y el insomnio por la noche es muy probable que acuda de nuevo.

Llenar tu rostro de maquillaje

Conoce el mejor maquillaje para tus ojos

Cuando una persona no duerme adecuadamente durante la noche, suele tener un aspecto poco agradable: su rostro se ve pálido, aparecen ojeras y los ojos suelen estar irritados.

Dichos cambios se deben a una gran cantidad de toxinas que se liberan durante la noche a través de las glándulas sudoríparas. Como no has tenido el descanso necesario, las células no pueden cumplir las funciones que normalmente realizan durante el sueño.

La manera más natural de solucionar este inconveniente es realizar una exfoliación con algún producto natural para activar la circulación de la sangre. Para las ojeras, podemos usar una crema especial o simplemente colocar algunas compresas tibias de manzanilla o pepino. Intenta no maquillarte demasiado.

El sueño es vital para nuestra salud

Por la noche, el cuerpo realiza un sin fín de funciones esenciales para el equilibrio celular. Además de esta depuración de toxinas, conciliar bien el sueño es esencial para afrontar de manera adecuada el día a día.

El insomnio afecta a la concentración, al humor, el aspecto físico, al desempeño laboral o a las relaciones sociales. Las consecuencias son muy variadas y, aunque, en general dejan sin energía a todas las personas, afectan de manera particular a cada persona. Esa falta de sueño, por tanto, puede poner en riesgo nuestra salud e incide negativamente en nuestra calidad de vida.

Por eso, estas pequeñas recomendaciones pueden contribuir a que “el día después” sea mejor de lo que aparentemente parece que será. Realizar deporte suave, no dormir una siesta excesiva o no ingerir bebidas energéticas pueden ayudarte a que la siguiente noche retomes tu rutina y tu sueño sea realmente reparador.

Si el insomnio persiste y se vuelve crónico o notas otro tipo de síntomas, es recomendable que visites a tu médico. El especialista podrá ahondar en las causas que te están impidiendo dormir bien y pondrá en marcha el tratramiento más oportuno y adecuado para tu caso.