Elabora tu propia loción antimosquitos casera y natural

La loción antimosquitos es muy efectiva y no incluye ingredientes tóxicos, aunque deberemos tener cuidado si presentamos alergia a alguno de sus componentes y, en tal caso, suspender la aplicación

Si observas los ingredientes de tu loción antimosquitos verás que contienen algunos componentes que podrían resultar perjudiciales para la salud.

La mejor opción es encontrar un producto natural sin componentes tóxicos que repela a estos insectos de manera efectiva.

En este artículo te enseñamos a preparar una loción antimosquitos de manera casera y con ingredientes naturales como la citronela de Java, el eucalipto azul o el geranio de Egipto. ¡Pruébalo!

Los antimosquitos convencionales

Tu loción antimosquitos convencional contiene algunos componentes que pueden resultar tóxicos para la salud.

Estas sustancias penetran en nuestra piel a través de los poros y llegan hasta el torrente sanguíneo, desde donde pueden dañar el funcionamiento de diferentes órganos.

A continuación destacamos los componentes con mayor toxicidad.

DEET

DEET

Muchos repelentes para insectos contienen un ingrediente llamado N,N-Dietil-meta-toluamida (DEET). Este resulta muy eficaz pero que puede resultar tóxico a largo plazo para el sistema nervioso central.

Esto  hasta el punto de alterar la conducta e inhibir la actividad de una enzima muy importante, la acetilcolinesterasa.

Así lo aseguran algunos estudios, que confirman que también puede causar irritación y enrojecimiento en la piel, así como adormecimiento con un efecto similar al de la anestesia.

¿Quieres conocer más? 4 repelentes caseros contra los mosquitos

DMP

Otro componente poco saludable es el dimetilftalato (DMP), presente tanto en antimosquitos como en perfumes.Este tiene la función de aumentar su persistencia una vez lo aplicamos.

No obstante, como efectos secundarios para nuestra salud podría dañar la función del hígado y los riñones, así como perjudicar al embrión en el embarazo.

Parabenos

Parabenos

Los parabenos no están presentes solamente en los antimosquitos, sino también en muchos cosméticos y productos de higiene personal.

Estos actúan como conservantes para evitar la proliferación de bacterias y hongos. No obstante, cada vez más productos especifican que están libres de parabenos por su efecto dañino, sobre todo en cuanto a alergias y alteraciones hormonales.

Antimosquitos naturales

Los principales ingredientes naturales que repelen a los mosquitos son estos tres aceites esenciales:

Citronela de Java

Es el antimosquitos natural más conocido y destaca por un particular aroma cítrico. No obstante, debemos buscar esta variedad, originaria de Indonesia, si queremos conseguir una loción que sea efectiva.

Eucalipto azul

Eucalipto azul

Si tenemos la piel sensible podemos optar por el eucalipto azul, que también es muy eficaz pero con menos riesgo de irritación cutánea.

Su efecto antiinflamatorio es también muy útil para calmar las molestias de las picaduras que ya tenemos.

Geranio de Egipto

La dulce fragancia de geranio es la opción más suave pero también efectiva. Es la mejor elección para niños, siempre y cuando respetemos la dilución adecuada.

En el caso de bebés podríamos usarlo bien diluido sobre la ropa o un pañuelo, para que actúe como repelente sin necesidad de aplicarse sobre la piel.

¿Quieres conocer más? Cómo usar el geranio para cuidar tu piel

Loción antimosquitos

Puedes preparar tu propia loción antimosquitos natural y casera de manera muy sencilla siguiendo estos pasos.

Ingredientes

  • ½ taza de alcohol, preferiblemente alcohol cetearílico, que es el único que no reseca ni irrita la piel (100 ml)
  • 50 gotas de aceite esencial de citronela, eucalipto azul o geranio, o bien combinados (Si es una loción para niños será suficiente con 30 gotas)

Nota: Si preferimos que nuestra loción sea en formato crema, en lugar del alcohol cetearílico podemos utilizar la misma cantidad de gel de aloe vera (que tiene un efecto calmante y refrescante) o aceite de coco (que nutre la piel y le da suavidad).

Recomendamos elegir siempre aceites esenciales puros, bien etiquetados con la información específica del aceite (parte de la planta, método de extracción, quimiotipo, etc.).

De este modo evitaremos las esencias químicas que se venden de manera parecida pero que no son naturales ni tienen propiedades terapéuticas.

¿Qué debes hacer?

  • En un recipiente con tapa, mezcla bien los ingredientes.
  • Consérvalos en un frasco oscuro, para mantener intactas las propiedades de los aceites esenciales.
  • Procura usarlo en un máximo de dos semanas.

Aplicación

  • Aunque es un producto muy eficaz, al ser natural deberemos repetir la aplicación cada dos o tres horas. No obstante, este tiempo variará según la persona.
  • Debemos evitar siempre los ojos, la boca y otras zonas sensibles del cuerpo.
  • Asimismo, debemos estar atentos a cualquier posible reacción a los aceites esenciales.