Los 10 alimentos que no debes comer antes de acostarte

Daniela Castro 14 febrero, 2018
Aunque pueden parecer elecciones inofensivas hay algunos alimentos que pueden dificultarnos el descanso e incluso ralentizar la digestión y hacernos subir de peso si los consumimos por la noche

En ocasiones experimentamos una leve sensación de hambre antes de ir a la cama. Aunque hayamos tenido una cena ligera en horas previas, es normal sentir algún que otro antojo justo antes de dormir.

El problema es que no sabemos hacer buenas elecciones alimentarias y acabamos preparando bocadillos demasiado pesados para este momento del día.

Como consecuencia podemos sufrir molestias digestivas y otras incomodidades que nos impiden lograr un lapso de descanso completo y reparador.

Sumado a esto, le causamos interferencias a la actividad del metabolismo y, de una u otra forma, contribuimos al sobrepeso y enfermedades crónicas.

Por esta razón es fundamental adoptar hábitos alimenticios saludables y, sobre todo, limitar el consumo de esos 10 alimentos que pueden ser perjudiciales en dicho horario.

¡Conócelos!

1. Mantequilla

mantequilla

La mantequilla se puede utilizar como añadido de muchas preparaciones; sin embargo, debido a su alto contenido de grasas saturadas, no es conveniente tomarla antes de dormir.

  • Aunque en general su consumo debe ser moderado, es mejor evitarla por las noches, ya que puede ocasionar dificultades a nivel digestivo.

¿Quieres conocer más? Lee: 9 usos domésticos de la mantequilla que te gustará conocer

2. Barras de caramelo

A muchos les puede parecer “inofensivo” comer una pequeña barra de caramelo a esta hora del día. El problema es que su alto contenido de azúcares refinados y añadidos químicos puede alterar la calidad de sueño.

  • Algunos de sus compuestos estimulan la actividad del sistema nervioso y ponen el cerebro en un estado de alerta que impide dormir. De hecho, se dice que pueden aumentar las probabilidades de sufrir pesadillas.

3. Helado

helado

Es una mala idea calmar los antojos nocturnos con una copa de helado. Este alimento concentra altas dosis de grasas, azúcares y compuestos añadidos que alteran el metabolismo y la actividad del sistema nervioso.

  • Al consumirlo la digestión se hace lenta y pueden aparecer molestias como el dolor y la inflamación, que afectan el descanso.

4. Salsas picantes

Las salsas picantes le dan un toque de sabor a muchas preparaciones. Pese a esto, no deben tomarse en horario nocturno, ya que alteran la producción de jugos ácidos en el estómago.

Su ingesta antes de ir a la cama puede producir episodios de reflujo ácido y ardor abdominal. Además, contienen demasiadas calorías y pueden influir en el sobrepeso.

5. Carnes embutidas

carnes-embutidas

Siempre lucen frescas y apetecibles; el problema es que están llenas de grasas y sustancias químicas que no son de todo buenas para el organismo.

En general es primordial limitar al máximo su consumo para no tener problemas de sobrepeso. Al comerlas en la noche resultan pesadas para el metabolismo y la digestión.

6. Quesos

El inconveniente de comer queso antes de ir a dormir es que contiene un aminoácido, conocido como tiramina, el cual disminuye la producción de las hormonas que regulan el sueño.

  • Ya sea solo o añadido en recetas, es un alimento pesado, rico en grasa, que puede causar desequilibrios inflamatorios y dolencias estomacales.

7. Pan

pan

El pan y otros productos de panadería parecen una opción rápida para combatir la sensación de hambre. No obstante, no deben tomarse antes de dormir, puesto que son una carga extra de calorías innecesarias.

  • Su contenido de harinas y azúcares refinados impacta de forma negativa la salud metabólica y aumenta el riesgo de sobrepeso y problemas de glucemia.

Visita este artículo: 4 salsas saludables para acompañar tus comidas

8. Chocolate

Comer una pequeña porción de chocolate al día tiene muchos beneficios. Este alimento está lleno de antioxidantes y aminoácidos esenciales que promueven el bienestar físico y mental.

  • Sin embargo, no está aconsejada su ingesta en horas de la noche, ya que entre sus ingredientes también tiene sustancias estimulantes que impiden dormir bien.

9. Carnes rojas

carnes

Las carnes rojas contienen proteínas y grasas saturadas que dificultan el trabajo del sistema digestivo durante el período de descanso.

  • Si bien sus nutrientes son beneficiosos cuando se consumen de forma moderada, lo mejor es evitarlas en la noche para no sufrir interrupciones en el sueño.

10. Café

El café y otras bebidas que contienen cafeína se deben evitar a esta hora del día. Aunque en pequeñas dosis brindan una sensación de bienestar, también ponen el cerebro en estado de alerta.

  • Esto quiere decir que, una vez asimilado, mantendrán el organismo despierto, por lo menos, durante varias horas.

¿Se te antoja algo antes de acostarte? Ya sabes que no debes elegir ninguno de los alimentos mencionados. En su lugar, opta por una merienda o bebida que te ayude a conciliar el sueño.

 

 

 

Te puede gustar