Los 10 errores más comunes a la hora de cocinar

Aunque parezca obvio, es fundamental lavarse las manos antes de empezar a cocinar. También es importante lavar los alimentos para eliminar gérmenes, sobre todo en el caso de frutas y verduras

No todos tienen las habilidades necesarias para cocinar con precisión, buena sazón y calidad en sus platos. Es muy común que al cocinar cometas  algunos errores que influyen en el sabor, forma y calidad de la comida, haciendo que los platos no te queden como lo esperabas y en ocasiones afectando la salud.

Es importante aprender a identificar las fallas en la preparación de la comida para buscar medios que permitan solucionarlo. Prestando mucha atención, teniendo paciencia y siendo prácticos cada vez que hagamos la labor de cocinar, vamos a desaparecer estos errores y las recetas quedarán cada vez mejor elaboradas. ¿Quieres conocer los errores más comunes al cocinar?

No probar los platos

Uno de los errores más frecuentes en aquellas personas que cocinan en casa, es no probar sus propios platos. Dejar pasar este detalle evitará saber si el plato quedará bien o no. Para solucionarlo se recomienda probar la comida en varias partes de su elaboración, con esto podrá identificar el sabor hasta conocer cuál es su punto óptimo.

No leer la receta completa

arroz integral sweetbeetandgreenbean

Cocinar con la receta es mano es ideal para hacer un plato delicioso y con resultados satisfactorios. Muchas veces en el afán por cocinar, saltamos pasos importantes para la elaboración de la comida y al final nos queda mal hecha. Es importante leer  previamente la receta y seguir cada una de las indicaciones al pie de la letra para que el plato quede como lo esperamos y no haya sorpresas desagradables en su proceso de elaboración.

No medir la cantidad de ingredientes

Las recetas  siempre tienen medidas recomendadas para la preparación de los alimentos. Estas medidas pueden varias de acuerdo a la cantidad de comida que se desea realizar, pero siempre hay una forma precisa de conseguirlas. Las personas no acostumbran a tener un medidor de ingredientes en casa y casi siempre se van al cálculo con cada uno de ellos; cometer este error es muy común y casi siempre tiene consecuencias. Se debe evitar alterar las cantidades de cada uno de los ingredientes, y optar por seguir las recomendaciones de la receta.

Sustituir ingredientes

Desayuno

En ocasiones no tenemos a  mano todos los ingredientes que nos pide una receta y optamos por reemplazarlos por otros. Este error es muy frecuente ya que por tradición llegamos a pensar que un ingrediente es similar a otro; sin embargo la sustitución casi siempre altera el sabor de la comida e incluso puede llegar a reaccionar mal en el momento de mezclarse con otros ingredientes, y como consecuencia puede afectar la salud.

Freír varios alimentos a la vez

Es muy común aprovechar cada espacio que la sartén da para freír los alimentos. Debes saber que de esta manera solo conseguirás que los alimentos  se tarden más en fritar y terminen por quedar crudos. Se recomienda ir echando los alimentos en pequeñas cantidades para que cada uno tenga la cocción adecuada.

Utilizar productos de baja calidad

Los productos que utilizamos para cocinar juegan un papel muy importante a la hora de obtener resultados con la preparación de la comida. En el mercado se pueden encontrar productos en muchas ofertas, pero no siempre lo más económico es lo más conveniente. Se debe procurar usar productos de buena calidad para que los resultados sean agradables y de mejor sabor.

Pasarse el tiempo de cocción

En la cocina el tiempo es un gran aliado para dar buenos resultados o para arruinar toda la preparación. Es muy importante cocinar con mucha atención y tiempo controlado para que los resultados sean los esperados. La mayoría de recetas especifican el tiempo que se debe tardar la cocción y es muy buena  idea seguir esa indicación.

No lavarse las manos

Lavar las manos

Por higiene y salud, toda persona que vaya a manipular un alimento debe lavarse previamente las manos. Todos sabemos que las manos albergan gérmenes de todo tipo ya que con ella hacemos contacto con la mayoría de cosas. Es importante lavar bien con agua y jabón antes de iniciar cualquier preparación para así evitar que los gérmenes afecten los alimentos y la salud.

Cantidad de sal

El momento de agregar sal suele ser uno de los más complicados a la hora de preparar comidas. Mucha o poca sal suele ser el problema más frecuente en la cocina; para esto lo ideal es seguir las indicaciones de la receta e ir agregando en pequeñas cantidades hasta tener el punto exacto.

No lavar los alimentos antes de utilizarlos

Este error suele ser más frecuente con unos productos que con otros. Se debe tener en cuenta que en el mercado los productos están expuestos a una serie de gérmenes y agentes que pueden causar descomposición y otros daños. Lavar los alimentos, sobre todo en el caso de frutas y verduras, ayudará a limpiarlos para liberarlos de agentes dañinos antes de llevarlos a la mesa.