Los 10 mandamientos para tomar bien el sol

Solimar Cedeño 16 julio, 2018
Antes de comprar un protector solar, identifica cuál es tu fototipo para utilizar un FPS adecuado y no correr riesgos innecesarios a la hora de tomar el sol.

El verano es una de las estaciones más esperadas. Muchos ansían ir a la playa, la piscina o el río para lucir sus bañadores y bikinis y tomar un poco de sol. Incluso algunas personas se preparan semanas antes para lograr el tan ansiado “cuerpo de playa”. Si tú eres una de esas personas, tenemos una pregunta para ti: ¿Respetas los 10 mandamientos para tomar bien el sol?

Despedirse de los días grises y tomar un poco de sol es algo excelente. Sin embargo, es vital tomar ciertas precauciones para obtener un bronceado hermoso y saludable. Así que no descuides la salud de tu piel por nada del mundo. Para ello, presta atención a estos 10 mandamientos:

1. Evitarás las horas de mayor radiación

Seguramente cuando quieres tomar bien el sol aprovechas todo el tiempo que tienes. Pero es muy importante que evites exponerte al astro rey cuando se encuentre en posición más perpendicular a la Tierra.

La radiación solar es mayor desde las 12 PM hasta las 4 PM, por lo que los rayos solares penetran más en la piel y esto podría dañarla. Esta es “la hora peligrosa”, así que evítala. En caso de que tomes el sol durante este período, asegúrate de que sea por pocos minutos y mientras estás en movimiento. ¡Nunca te tiendas en la toalla a tomar el sol a estas horas!

Piernas al sol. Tomar bien el sol

2. Utilizarás el FPS adecuado

Saber cuál es el factor de protección solar (FPS o SPF) adecuado para tu tipo de piel es una de las cosas más importantes que debes considerar para tomar bien el sol. Para ello tomarás en cuenta tu fototipo según la clasificación de Fitzpatrick.

Por ejemplo, una piel muy clara necesita un FPS de 50 mientras que las más oscuras pueden usar uno de 25. Cada protector solar tiene los elementos adecuados para cada tipo de piel, busca el indicado para ti.

3. Aplicarás tu protector media hora antes de tomar sol

Conoce: 7 alimentos que debes comer para proteger tu piel del sol

Debes aplicarte el protector solar 30 minutos antes de exponerte al sol. De esta manera, el producto tendrá tiempo de activar todas sus propiedades protectoras.

  • No escatimes con la cantidad de protector y recuerda que, para que sea más efectivo, la piel debe estar seca.

4. No te alejarás de tu protector

¡Prohibido dejar tu protector solar en casa! Si quieres tomar bien el sol, debes aplicar el producto cada dos horas. Aunque algunos protectores sean más aceitosos que otros, todos pueden caerse de tu piel al entrar en contacto con el agua.

Por esta razón no es suficiente aplicar el protector una sola vez, antes de salir de casa.

  • Lo ideal es que lo apliques luego de cada chapuzón si el protector se cae rápidamente. Si es más resistente lo puedes hacer cada 2 horas.

5. No te expondrás demasiado

Aunque ames tomar sol debes ser muy precavido al exponerte a sus rayos. No tomes baños solares mayores a 15 minutos y recuerda que estos tampoco deben ser tan seguidos.

Tomar bien el sol no significa tenderte sobre la toalla o sentarte en una silla por horas hasta que tengas piel canela. Puedes tener un hermoso bronceado al exponerte por intervalos cortos durante el día.

Por ejemplo, puedes tomar sol por 15 minutos, ponerte bajo sombra durante una hora y salir al sol nuevamente por 15 minutos más. Si te mantienes mucho tiempo bajo la radiación solar corres el riesgo de insolarte y esto es terrible para tu piel.

6. Tomarás mucha agua

Antes, durante y después de tomar sol, bebe agua. Mantenerte hidratado es vital para evitar la deshidratación causada por la transpiración que se produce al estar bajo el sol.

Además, si tu piel está reseca existen más probabilidades de que los rayos solares la afecten e irriten. Procura tener una botella a mano e ir dando tragos cada cierto tiempo.

¿Lo sabías? ¿Qué le sucede a tu cuerpo si sufres deshidratación?

7. Protegerás tus ojos

Elige unos buenos lentes de sol para proteger tus ojos durante tu paseo a la playa, piscina o río.

Lo ideal es que la protección de los cristales sea de 100 %. Así evitarás que los rayos ultravioleta (UV) lleguen directamente a los ojos y afecten tu visión.

8. Protegerás celosamente tus manchas, cicatrices y lunares

Algunas personas suelen tener muchas pecas y lunares que requieren especial cuidado. Los lunares se forman por la sobreproducción de melanina y las pecas aparecen cuando te expones demasiado al sol. Normalmente son benignas, pero de igual forma debes usar protector solar sobre ellas.

Cuando tienes una piel sensible, será más propensa a la aparición de lunares y pecas por exposición al sol. Si tus lunares o pecas cambian de color o de forma, acude inmediatamente a tu dermatólogo. En casos más graves, esto podría ser un signo de cáncer de piel.

Otra de las manifestaciones cutáneas que requieren cuidado son las cicatrices, dentro de ellas se encuentran también los tatuajes. Si expones tus cicatrices al sol, éstas empeorarán y se oscurecerán.

9. Exfoliarás e hidratarás tu piel

Para mantener una piel sana debes hidratarla y exfoliarla con frecuencia. La hidratación te dará una piel más sana y hermosa, mientras que la exfoliación eliminará todas las células muertas.

Después de tomar el sol evita exfoliar la piel porque está más sensible pero no olvides siempre mantenerla hidratada. Las cremas aportarán frescura justo después de un bronceado.

10. No abusarás de tu fototipo

Si crees que por tener piel oscura no te bronceas con facilidad, no abuses. Puede que no veas tu piel bronceada pero de igual forma los rayos ultravioleta penetran en ella y pueden dañarla.

No utilices bronceadores ni aceleradores en exceso si eres fototipo 1. ¡No olvides que tu piel es la más sensible de toda la escala!

Disfruta del verano con prudencia. Que la diversión y el descanso no signifiquen poner en riesgo la salud de tu piel. Respeta estos 10 mandamientos y tendrás una piel hermosa y con bronceado sano en el próximo verano.

Te puede gustar