Los 10 mejores descongestionantes naturales

Thais Guillen Otero 5 mayo, 2014
Si no eres amigo de infusiones y similares, prueba a hacer vaporizaciones de eucalipto o a introducir unas hojas en tu almohada para descongestionar tus vías respiratorias.

No sé tú pero yo no puedo estar tranquila con la nariz tapada y el pecho congestionado. Me da la impresión de que voy a ahogarme y no encuentro alivio en medicamentos que al final me resecan las mucosas y me hacen sentir peor. Sin embargo, te tengo muy buenas noticias, ya basta de malas noches por la alergia o la gripe, tengo la solución a tus problemas respiratorios. En este artículo te propongo los 10 mejores descongestionantes naturales.

Las vías respiratorias

Nuestro sistema respiratorio está constituido por las fosas nasales, la faringe, la laringe, la tráquea, los bronquios y los pulmones. Estos últimos en particular son los responsables del intercambio gaseoso y de la eliminación de sustancias tóxicas y patógenos que incorporamos del ambiente. El diafragma es un músculo transversal que separa la cavidad toráxica de la abdominal y distiende los pulmones aumentando su capacidad.

Desgraciadamente la respiración implica peligros que ni imaginamos, ya que con el aire también penetran partículas sólidas que pueden obstruir las vías respiratorias o intoxicar el organismo.  Las partículas de mayor tamaño son atrapadas por los vellos y el material mucoso de la nariz y  el tracto respiratorio, en ocasiones el movimiento ciliar no es suficiente para extraerlas por lo cual se produce congestión por acumulación de secreciones. Esta congestión provoca dificultades para respirar, sensación de ahogamiento e incluso en casos más graves insuficiencia respiratoria.

Existen varios métodos para descongestionar las vías respiratorias, desde medicamentos como la efedrina hasta terapias que ayudan la expulsión de las secreciones sin embargo yo prefiero la utilización de sustancias naturales y por eso a continuación te presento…

Los 10 mejores descongestionantes naturales

Aquí están los tratamientos que te aliviarán cualquier congestión. Elige el que más te guste y alíviate.

Tratamiento # 1: Eucalipto

El eucalipto es un descongestionante por excelencia. Calienta agua para hacer vaporizaciones. Cuando ya esté hirviendo, apaga el fuego y añade al agua un puñado de hojas de eucalipto. Realiza las vaporizaciones por 10 minutos y verás el resultado. Para dormir como un bebé introduce hojas de eucalipto en tu almohada, de forma tal que al apoyar la cabeza puedas aspirar el olor de la planta y se descongestionen tus vías respiratorias. Recámbialas al día siguiente. Este remedio también puede aliviar el asma.

Tratamiento # 2: Pino

Las agujas y las yemas tiernas de pino poseen efectos antisépticos y balsámicos. Hierve un puñado de brotes y agujas de pino en 5 litros de agua durante 5 minutos. Viértelo todo en una palangana y realiza vaporizaciones por 10 minutos.

Tratamiento # 3: Cortezas y orujo

Para descongestionar tu aparato respiratorio es muy efectivo este remedio. Necesitarás dos trocitos de corteza de tres árboles: roble, encina y pino. Pon a hervir a fuego lento 5 litros de orujo con las cortezas durante 10 minutos. Retira la olla del fuego y añádele una pizca de romero y otra de ortiga. Déjalo reposar y cuélalo. Toma dos cucharadas de este remedio con leche caliente antes de acostarte y dos en ayunas. Eliminarás cualquier congestión.

Tratamiento # 4: Hierbabuena

Hierbabuena

Antiséptica y anti-inflamatoria, la hierbabuena es maravillosa para eliminar la congestión respiratoria. Si quieres comprobarlo vierte una cucharadita de hojas de esta planta en una taza de agua hirviendo  y déjala reposar por unos minutos. Puedes tomar dos a tres tazas de esta infusión cada día o si lo prefieres verter tres gotas de la misma por cada una de tus fosas nasales.

Tratamiento # 5: Limón

Nada como el jugo de limón caliente para aliviar la gripe, inflamaciones de la garganta y las amígdalas y otras afecciones de las vías respiratorias. Lo mismo puedes hacer gárgaras cada dos horas con el jugo de limón mezclado con medio vaso de agua caliente, que beberte una limonada caliente deliciosa.

Tratamiento # 6: Aloe vera

Jugo de aloe

Para dormir con la nariz despejada introduce en tu nariz por las noches unas gotitas de fluido de Aloe Vera. Verás qué efectivo resulta.

Tratamiento # 7: Combinación que alivia

No solo descongestiona sino también cura el catarro este remedio. Calienta una taza de aceite de almendras y mézclala con media cucharadita de aceite de menta. Utiliza esta mezcla para dar masajes en la espalda y el pecho congestionado. Es importante taparse bien y beber té de menta caliente para obtener resultados.

Tratamiento # 8: Cebollas

Cebolla cancer

Un método chino que descongestionará tu pecho en un santiamén: Rebana y asa cinco cebollas grandes, cúbrelas con aceite vegetal y déjalas reposar en el horno caliente pero apagado durante media hora. Luego colócalas en un paño de franela, engrasa tu pecho con aceite de oliva y aplícate la cataplasma de cebolla por 30 minutos. Cúbrela con un paño para que se mantenga caliente.

Tratamiento # 9: Ajo para tratamiento a largo plazo

Para descongestionar tus vías respiratorias a largo plazo debes comer dos dientes de ajo tres veces al día durante una semana. Tu nariz te lo agradecerá.

Tratamiento # 10: Hielo

Hielo-deshaciendose

Un poco loco, es verdad, pero resulta increíblemente efectivo si queremos un alivio rápido. Vierte varias charolas de cubos de hielo en una tina con agua e introduce en ella solamente los dedos de los pies hasta que se te entumezcan. ¡Ya verás!

Para prevenir…

9 razones para dejar de fumar

Espero que este artículo te haya sido de provecho y para finalizar aquí te van algunos consejos que te ayudarán a evitar las congestiones respiratorias:

  • No fumes: Las sustancias tóxicas que se desprenden durante la combustión del cigarro no solamente afectan la piel y la boca, sino que también favorecen la acumulación de líquido en los pulmones y deprimen el sistema inmunitario favoreciendo la aparición de numerosas enfermedades.
  • Evita convertirte en un fumador pasivo: Aléjate del humo de cigarrillos y tabacos, recuerda que es altamente perjudicial para tu salud aunque no lo inhales directamente.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura: Mantente abrigado en las noches y mientras llueve, no te coloques delante del ventilador cuando terminas de hacer ejercicios. Cuida tus pulmones.
  • Aléjate de productos químicos y otras sustancias que puedan provocarte alergias.
  • Ponte vacunas preventivas: Esto es importante sobre todo en niños y ancianos.

Cuida tu salud y mantén tu sistema respiratorio en perfecto estado.

Te puede gustar