Los 10 mejores laxantes naturales para combatir el estreñimiento

Gracias a sus propiedades y a su contenido de pectina, la manzana nos puede ayudar a regular los procesos intestinales, tanto en caso de estreñimiento como de diarrea

Si padeces de estreñimiento, querrás conocer cuáles son los mejores laxantes naturales. Recuerda que además debes consumir aquellos alimentos que contengan una buena cantidad de fibra y los que regulen el tránsito y la flora intestinal como es el yogur.

Los laxantes naturales son alimentos o hierbas que permiten realizar una evacuación intestinal más fácil. Es importante diferenciarlos de los purgantes, porque estos últimos tienen una acción más fuerte o drástica y pueden acarrear ciertos problemas o contraindicaciones.

Tipos de laxantes naturales

Teniendo en cuenta la manera que tienen de actuar en el organismo, podemos diferenciar los siguientes tipos de laxantes naturales:

Estimulantes

Se llaman también purgantes o catárticos. Actúan estimulando la musculatura del intestino, ya que poseen ciertos compuestos que actúan en las terminaciones nerviosas del colon, provocando movimientos que favorecen la defecación.

También actúan sobre las paredes del intestino y aumentan la producción de minerales y líquidos, así como disminuyen la absorción de sodio y cloro.

Los efectos negativos de los laxantes estimulantes tienen que ver con la cantidad de tiempo que actúan en el organismo. Una vez que se toman pueden seguir trabajando por hasta 8 horas. Se aconseja consumirlos antes de ir a dormir para que actúen durante la noche.

Estreñimiento

Mecánicos

Son los laxantes ricos en fibra que aumentan el volumen de las heces, retienen el agua, hidratan las paredes del intestino y ayudan de manera más natural a los movimientos peristálticos, favoreciendo la evacuación. Pueden ser ricos en fibras solubles o no solubles.

La acción es más ligera que los estimulantes y se recomiendan como primera medida cuando hay estreñimiento o problemas para ir al baño. Normalizan el funcionamiento del organismo y se recomienda acompañarlos con alimentos con probióticos, tales como el yogur.

Te puede interesar: ¿Cómo hacer un yogur natural en casa fácilmente?

Osmóticos

Este tipo de laxantes actúan al aumentar la cantidad de agua en el intestino, lo que ablanda las heces. Su acción es similar a los mecánicos, tienen muchos minerales y obligan al intestino a eliminar líquidos.

Entre los osmóticos podemos encontrar a las ciruelas. El efecto es fuerte y requieren ingerir mucha agua o bebidas isotónicas para recuperar el agua perdida.

Estreñimiento

Los mejores laxantes naturales ¿cuál elegir?

Dentro de los mejores laxantes naturales mecánicos, es decir, los más suaves, podemos destacar los siguientes:

Zumo de manzana y aceite de oliva

Realiza un zumo con dos manzanas (media taza) y mezcla con la misma cantidad de aceite de oliva. Bebe la taza completa antes de ir a dormir.

Ciruelas y miel

Coloca seis ciruelas en una olla con una taza y media de agua hirviendo, cubre y deja en remojo durante toda la noche.

Por la mañana, cuela, coloca una cucharada de miel y bebe. No tires las ciruelas, puedes comerlas a lo largo del día.

Te recomendamos leer: Batido de ciruela, chía y manzana para regular el intestino

Aloe vera

Corta un tallo de aloe vera o sábila y trocéalo. Pon a hervir un poco de agua. Espera a que se enfríe y vierte en un frasco de vidrio con tapa hermética. Echa los trozos de aloe vera y tapa. Lleva a la nevera.

Puedes consumir dos veces a la semana como máximo. Es uno de los mejores laxantes naturales, pero no se recomienda a mujeres embarazadas o que están amamantando, tampoco para personas que toman anticoagulantes.

Utilidades-del-aloe

Zumo de uva y linaza

Realiza un zumo con algunas uvas (hasta obtener una taza aproximadamente) y vierte una cucharada de linaza en polvo. Bebe en ayunas no más de una semana consecutiva.

Compresa de aceite de ricino

Este laxante casero es de uso externo. Tienes que mojar una toallita o gasa en aceite de ricino, calentar a fuego lento, acostarse boca abajo y apoyar en la zona lumbar. Cubrir para que se mantenga caliente por más tiempo. Repite una vez al día.

No se recomienda consumir el aceite de ricino para el estreñimiento, como muchos aconsejan.

Alimentos con capacidad laxante

Además de los ya nombrados, existen otros laxantes naturales muy eficaces para el estreñimiento. Antes de conocer cuáles son, es preciso determinar de qué se trata esta condición. El estreñimiento ocurre cuando una persona va al baño menos de tres veces a la semana y las heces son secas y duras.

Este problema digestivo es de lo más frecuente en la actualidad, debido a la dieta que llevamos. La falta de ejercicio, el sedentarismo, la poca ingesta de agua, las grasas y las harinas refinadas pueden causar estreñimiento.

Por ello, es necesario llevar una vida más sana para tener evacuaciones normales. Algunos alimentos que pueden ayudarte:

Plántago

Esta hierba originaria de la India es muy rica en fibra y es perfecta para ir al baño correctamente. Tiene la capacidad de absorber agua, aumentar el tamaño de las heces y estimular el tránsito intestinal.

Visita este artículo: Factores sorprendentes que causan estreñimiento

Manzana

Esta deliciosa fruta (ya sea roja o verde) contiene una sustancia llamada pectina que promueve el funcionamiento de los intestinos, ablandar las heces (por la cantidad de fibras) y favorecer la expulsión.

Come una manzana al día. Puedes hacerlo a media mañana o como postre después de la cena. En lo posible, que sea cruda o bien hervida con ciruelas. Es  uno de los mejores laxantes naturales.

Beneficios-de-la-manzana

Plátano

Es otra de las frutas que aporta una gran cantidad de fibra (además de potasio), siendo un poderoso laxante. Una pieza de plátano aporta el 12% de fibra que el cuerpo necesita por día.

Además, ofrece oligosacáridos, unas sustancias que llegan sin digerir al intestino grueso y favorece la digestión y evacuación.

Cebolla

Es un vegetal que no debe faltar en ningún plato, porque tiene un delicioso sabor, pero también porque nos ayuda en muchas enfermedades, patologías o condiciones. Es un laxante natural muy eficaz.

Además, consumir cebolla cruda activa la secreción de jugos gástricos y favorece la salud de la flora intestinal. Por otra parte, un componente llamado quinina estimula el metabolismo del hígado, la vesícula, el estómago y el páncreas.

Te puede gustar