Los 10 principales beneficios de la sal rosada del Himalaya, ¿son ciertos?

Carolina Betancourth · 25 septiembre, 2017
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 27 noviembre, 2018
A la sal rosada del Himalaya se le han atribuido más de 10 beneficios. Incluso, algunos la venden como un súper alimento o producto curativo. ¿Qué dicen las evidencias al respecto? ¿Es tan buena como parece?

La sal rosada del Himalaya es un tipo de sal que proviene de las montañas de Pakistán, específicamente de Khewra, cerca de las estribaciones del Himalaya. En los últimos años ha ganado bastante popularidad, ya que se le atribuyen una amplia variedad de propiedades para la salud.

De hecho, algunos la consideran como «la sal más pura del planeta» y afirman que es mucho más saludable que la sal tradicional de mesa.  Pero… ¿qué tan cierto es esto? ¿en realidad puede ayudar a mejorar la salud? A continuación detallamos sus principales propiedades y resolvemos estos interrogantes.

¿Qué es la sal rosada del Himalaya?

Como ya lo mencionamos, la sal rosada del Himalaya es un tipo de sal de color rosa que se extrae de una mina de sal que está cerca del Himalaya. Sus defensores señalan que es una de las sales más puras del planeta, aunque dichas afirmaciones han sido cuestionadas.

De hecho, en una publicación realizada en Science-Based Medicine se dice que, precisamente, su color se debe a las impurezas. ¿La razón? En su estado natural, el cloruro de sodio puro es blanco. Por lo tanto, resulta irónico anunciarla como la sal más pura, cuando su mismo color oculta tal afirmación.

La sal del HImalaya puede combatir las migrañas por deshidratación.

Ahora bien, hablando del cloruro de sodio, cabe señalar que este es el componente principal de la sal del Himalaya. También contiene unos 84 minerales traza, que son precisamente la razón por la que se dice que es una sal más saludable.

Sin embargo, esto también ha sido cuestionado, e incluso desmentido, por algunos expertos. De acuerdo con la publicación mencionada, muchos de estos minerales están en cantidades apenas detectables. Además, hasta hoy se sabe que solo 15 minerales desempeñan funciones importantes en los procesos biológicos, mientras que 7 se consideran «posiblemente esenciales, pero no confirmados».

Así pues, la presencia de todos esos minerales traza no son un motivo para afirmar que esta sal es «súper saludable». Incluso, algunos de los que contiene, como mercurio,  arsénico,  plomo y talio, son en realidad nocivos, aunque en este producto están en cantidades mínimas.

Descubre: Errores de alimentación saludable para corregir

¿La sal del Himalaya aporta 10 beneficios?

A la sal del Himalaya se le han atribuido 10 y más beneficios desde que empezó a ganar popularidad. Incluso, sus distribuidores se encargaron de venderla como un producto «curativo» que puede mejorar la salud y la calidad de vida. Sin evidencias científicas que lo respalden, se dice que la sal del Himalaya ayuda a:

  1. Combatir la retención de líquidos.
  2. Regular el pH de la sangre.
  3. Aumentar la absorción de nutrientes.
  4. Incrementar el nivel de energía.
  5. Mejorar la salud vascular.
  6. Reducir la presión arterial alta.
  7. Combatir las migrañas.
  8. Calmar los calambres musculares.
  9. Desintoxicar el organismo.
  10. Promover patrones de sueño.

Te puede interesar: Riesgos para la salud de las bebidas energéticas

Sin embargo, nutricionistas y científicos han logrado desmentir muchas de las afirmaciones que se hacen al respecto.

Ramón de Cangas, dietista-nutricionista, doctor en Biología Molecular y Funcional y miembro de la Academia Española de Nutrición y Dietética, explicó para el diario El País, España, que la sal del Himayala «aporta las mismas cantidades de sodio que la sal de mesa».

Por tanto, según el experto, las recomendaciones de consumo de sal establecidas por la OMS son aplicables. Es decir, como pasa con la sal de mesa tradicional, su consumo no debe superar los 5 gramos diarios, es decir, lo equivalente a una cucharadita de café.

Un consumo excesivo de esta sal, al igual que cualquier otra fuente de sodio, supone una serie de riesgos para la salud más allá de un aumento de la presión arterial, como puede observarse en una investigación publicada en Journal of the American College of Cardiology

En conclusión

A pesar de la popularidad de la sal rosada del Himayala y sus supuestos beneficios, no hay evidencias que demuestren que es más saludable que la sal de mesa normal. Tampoco hay total garantía de su «pureza» y gran parte de su popularidad se debe más al marketing que a la ciencia.

Por tanto, invertir en este tipo de sal puede suponer más gastos que beneficios. Es mucho más costosa que la sal tradicional y debe emplearse con las mismas precauciones. 

  • Farquhar WB, Edwards DG, Jurkovitz CT, Weintraub WS. Dietary sodium and health: more than just blood pressure. J Am Coll Cardiol. 2015;65(10):1042–1050. doi:10.1016/j.jacc.2014.12.039
  • Harriet Hall, MD. Pink Himalayan Sea Salt: An Update. 2017. Available in: https://sciencebasedmedicine.org/pink-himalayan-sea-salt-an-update/
  • Tan, W. L., Azlan, A., & Noh, M. F. M. (2016). Sodium and potassium contents in selected salts and sauces. International Food Research Journal23(5), 2181–2186.