Sal rosada del Himalaya: 10 beneficios

La sal rosada del Himalaya es un producto orgánico cuyo valor nutricional beneficio nuestro organismo. Conoce 10 propiedades que le brinda a la salud.

La sal rosada del Himalaya es un mineral proviente de las montañas de Pakistán, específicamente de Khewra. Es considerada una de las más puras de todo el planeta.

Contiene compuestos saludables para el cuerpo y, además, es una fuente principal de electrolitos y oligoelementos que ayudan a mejorar el funcionamiento de varios sistemas vitales del cuerpo.

De hecho, por su interesante composición, tiene aplicaciones terapéuticas y cosméticas. En especial para relajar el cuerpo y renovar la piel. Debido a su alto valor nutricional comenzó a comercializarse con éxito en varios países de Europa, América y Asia.

Si no la conocías, en esta oportunidad queremos compartir sus 10 usos principales, para que aproveches sus beneficios.

1. Combate la retención de líquidos

La sal rosada del Himalaya combate la retención de líquido

Si bien la sal refinada es una causa principal de retención de líquidos, la sal rosada del Himalaya es un producto que contrarresta este problema.

Esto se le atribuye a su aporte de hasta 10 oligoelementos diferentes. Al asimilarse en el cuerpo, ayudan a estimular las funciones que controlan el nivel de fluidos en los tejidos.

2. Regula el pH de la sangre

Una pequeña cantidad de sal del Himalaya diluida en agua puede servir como remedio alcalino para disminuir el exceso de acidez en la sangre.

Sus minerales esenciales ayudan a restablecer el pH natural del organismo, evitando reacciones inflamatorias y enfermedades crónicas.

3. Aumenta el nivel de energía

La sal rosada del Himalaya aumenta el nivel de energía

Por su aporte de antioxidantes y electrolitos, es un aliado para aumentar el nivel de energía física y mental de forma natural. Diluido en agua, o añadido a jugos, mejora la oxigenación de las células. Además, fortalece los músculos y activa el cerebro para un óptimo rendimiento.

Ver también: 10 frutas y verduras para tratar la retención de líquidos

4. Mejora la absorción de nutrientes

Al neutralizar la acción negativa de los ácidos en el sistema digestivo, esta sal orgánica ayuda  a mejorar el proceso de absorción de los nutrientes de los alimentos.

Sus nutrientes fortalecen la flora bacteriana del intestino. Así, mejoran la capacidad para separar y remover los residuos que el cuerpo no necesita.

5. Disminuye la presión arterial

La sal rosada del Himalaya disminuye la presión arterial

Demasiado sodio en la dieta puede elevar los niveles de presión sanguínea y, por lo tanto, afectar el funcionamiento cardíaco. Pese a esto, la sal rosada del Himalaya tiene la capacidad de controlar la hipertensión. Sus minerales regulan los niveles de sodio y estabilizan los latidos del corazón.

6. Reduce la formación de varices

Por su acción relajante y antiinflamatoria, la sal rosada del Himalaya resulta idónea para combatir la debilidad de las paredes y válvulas de las venas superficiales.

Los minerales que se absorben a través de la piel optimizan el paso de la sangre a través de las venas y capilares, evitando su irritación o dilatación. Por otro lado, tiene la capacidad de mejorar las funciones del sistema linfático. Así, evita que las toxinas interfieran en la circulación.

7. La sal rosada del Himalaya combate las migrañas

La sal rosada del Himalaya combate la migraña

Los minerales contenidos en este producto natural son útiles para mejorar el tratamiento de la migraña. Puede llegar a desaparecer en cuestión de minutos.

Su asimilación en el organismo promueve la segregación de serotonina, una hormona que reduce el dolor y promueve el bienestar. Esto, sumado a su efecto antinflamatorio calma la tensión de los músculos en la cabeza y disminuye las cefaleas.

Te recomendamos leer: Los jóvenes que no desayunan bien tienen carencia de nutrientes

8. Alivia la congestión nasal

Estas sales pueden eliminar el exceso de moco en las fosas nasales. La aplicación debe ser externa y las sales diluidas en agua. Con esto podemos controlar la congestión. Sus minerales limpian los conductos obstruidos y, al disminuir la inflamación, alivia las dificultades respiratorias.

9. Combate el acné

Por su textura granulada, la sal rosada del Himalaya puede combinarse con aceites esenciales o miel. Con esta mezcla se hace un exfoliante natural con propiedades antimicrobianas y astringentes.

Su aplicación como mascarilla ayuda a limpiar los poros, removiendo restos de sebo y células muertas que forman el acné. Esto se debe a sus minerales que nutren las células del rostro y favorecen la regeneración de los tejidos. Con esto se logra evitar imperfecciones como las cicatrices y manchas.

10. Calma los calambres musculares

Los oligoelementos de esta sal natural son un reconstituyente muscular que ayuda a prevenir y calmar los calambres. Estos nutrientes relajan los músculos contraídos y, al mejorar el riego sanguíneo, impiden que se resientan durante las actividades de alto impacto físico.

¿Conocías estas propiedades de la sal rosada del Himalaya? Ahora que sabes cuán buena es para tu cuerpo, procura adquirirla en el mercado y úsala como remplazo de la sal de mesa común.