Los 12 mejores alimentos para el verano: ¡Evita subir de peso!

Valeria Sabater 16 agosto, 2015
El pepino es bajo en calorías y rico en agua. Nos ayuda a eliminar toxinas a la vez que reponemos las vitaminas que perdemos con el calor

Si hay una época en la que es más habitual descuidar nuestra salud y acabar cogiendo un kilo de más es, sin duda, el verano.

No importa que estemos de vacaciones, al final, lejos de descansar, acabamos saliendo más, comemos fuera, vamos a la playa, a la piscina… Y, sin darnos cuenta, cometemos algún que otro exceso.

Por ello, es frecuente que llegue el otoño y nos veamos con un poco más de grasa en la zona del abdomen y las caderas. ¿Qué podemos hacer para que esto no ocurra?

Es importante alimentarnos de forma correcta durante todo el año pero, en esta época, hay que seguir una dieta equilibrada y nutritiva para estar siempre bien hidratadas y evitar, por ejemplo, los golpes de calor.

Te explicamos cúales son los mejores alimentos para el verano que debes incluir en tu dieta. ¿Tomamos nota?

1. Los aguacates

A pesar de que los aguacates son unos frutos calóricos, sus grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas son beneficiosas y muy saludables para estas épocas estivales.

  • Podemos prepararnos ricas ensaladas donde combinar algo de proteína, como los huevos,  y cualquier vegetal de hoja verde, como las espinacas, que consumiremos siempre de forma cruda.
  • El aguacate te va a permitir quedarte saciada, evitando así picar entre horas.
  • Es rico en vitamina E, así que cuidará de tu piel y te aportará un alto índice de antioxidantes, muy necesarios durante el verano para luchar contra los radicales libres.

Lee también cómo eliminar toxinas durante el verano

2. Las semillas de lino

Las semillas de lino son un complemento dietético muy saludable en nuestro día a día. Es uno de los mejores alimentos para el verano, por lo que no deben faltar en tu dieta.

¿Las razones? Todas las que te indicamos a continuación:

  • El lino es un gran aliado para combatir el estreñimiento, algo que casi todas solemos sufrir en épocas estivales al viajar, al cambiar de residencia y salir más de casa.
  • Te mantendrán saciada y te aportarán muchos nutrientes.
  • Puedes empezar el día con un yogur natural en el que espolvorees semillas de lino, picadas y refinadas. ¡Son una fuente natural de fibra soluble que tu intestino va a agradecer!

3 El arroz integral

arroz-rojo

El arroz es siempre una buena opción para el verano. Es nutritivo, saciante, sabroso y saludable. Ahora bien, es importante que elijas siempre arroz integral, el que lleva la piel y que no está refinado.

La razón de que sea más adecuado es porque nos va a permitir estabilizar los niveles de glucosa, mantenernos saciados con menos cantidades y nos aportará muchos más nutrientes.

4. Sí a las sardinas y a las nueces

¿Por qué sardinas y nueces? Porque son ácidos grasos omega 3 que van a cuidar de tu corazón en verano, que regularán tu nivel de colesterol y que te aportarán mucha energía para el ritmo de vida que solemos llevar en esta época.

Prepárate sabrosos platos donde combines estos dos alimentos junto con una ensalada fresca y verás como, de este modo, cuidas de tu figura, evitas los golpes de calor y dices adiós al agotamiento físico toda la tarde.

¿Quieres leer más? Descubre cómo tratar tus varices durante el verano

5.  El pepino

El pepino refresca, combina con sabrosas ensaladas, con jugos naturales, está riquísimo con un poco de vinagre y aceite de oliva y, sin duda, es uno de los mejores alimentos para el verano.

Apenas tiene calorías, nos hidrata y, además, es una forma muy adecuada de eliminar toxinas y reponer las vitaminas que perdemos con el calor. ¿Qué más le podemos pedir?

6. Las avellanas

Las avellanas te van a permitir reparar la piel después de exponerte al sol. Son tan ricas en vitamina E que se alzan como uno de los mejores frutos secos que podemos tomar en verano.

7. Las sandías

sangria de sandia

Estamos seguros de que te encantan las sandías, y de que nunca faltan en tu nevera durante las épocas estivales.

No pierdas la oportunidad de consumirlas de muchas más maneras, aparte de su forma natural, y como postre. Puedes cortar pequeños cuadraditos para preparar sabrosas ensaladas con un poco de queso fresco, nueces y menta.

Las sandías tienen un 92% de agua y vitaminas C y A. ¡Y sin casi calorías!

8. Los melones

Melón de Galia, melón de piel de sapo… Hay muchas variedades de melón y todos son igual de saludables y adecuados para cuidar de nuestro peso y ofrecernos múltiples nutrientes.

Los melones nos aportan fibra, antioxidantes, fibra y vitaminas C y A. Por nuestra parte, te recomendamos consumirlo en tus desayunos.

Prepárate un bol donde incluyas trocitos de melón, nueces y una ciruela. Te aportará energía, una adecuada hidratación y lo digerirás mejor que si eliges, por ejemplo, consumirlo por la noche.

9. Los arándanos

¿Quién no ha sufrido alguna cistitis durante el verano? Los cambios de rutina o el pasar más tiempo con el bañador húmedo pueden ocasionarnos las molestias infecciones de orina tan típicas en esta época.

¿Quieres conocer un remedio muy adecuado para evitar que esto ocurra? Consume arándanos rojos siempre que puedas. Gracias a sus  proantocianidinas protegerán las paredes de nuestra vejiga y evitarán que se adhieran las bacterias.

10. Las lechugas

Las lechugas son la base para nuestras ensaladas: son frescas, nos nutren, son ricas en agua y en múltiples minerales y vitaminas.

Ahora bien, es importante que sepas combinarlas con alimentos adecuados:

  • Incluye en tus ensaladas algo de proteína, como pechuga de pavo o algún huevo.
  • Añade vegetales crudos como espinacas, o pimientos rojos muy finitos o un poco de cebolla fresca picada.
  • Puedes incluir alguna pieza de fruta, como piñas, granadas…
  • Las lechugas se digieren mejor por las mañanas que en las cenas.

Descubre también 16 maneras fáciles de perder peso

11. Los tomates

Jugo de tomate

¿Qué te parece desayunar un jugo de tomate natural? Es tan rico en antioxidantes y vitaminas que muchos los consideran el mejor alimento para el verano.

Previenen enfermedades cardiovasculares, retrasan el envejecimiento celular…  ¡Consúmelos siempre que puedas! Y recuerda, como curiosidad, que cocidos con un poco de aceite de oliva, te ofrecerán muchos más beneficios que de forma natural.

12. Las zanahorias

Consume zanahorias crudas, ralladas en tus ensaladas o en sabrosos licuados acompañadas de una manzana, por ejemplo.

La zanahoria te ayudará a adquirir un tono más bonito de piel durante el verano, gracias a un elemento que activa los melanocitos de la piel, potenciando así tu bronceado mientras te protege de los rayos del sol.

Es fresca, saciante y rica en múltiples vitaminas y minerales, que la convierten en uno de los mejores alimentos para el verano. ¿Te vas a resistir?

 

Te puede gustar