Los 3 grandes beneficios del agua de berenjenas

Tal vez te sorprenda saber que, en la antigüedad, las berenjenas fueron consideradas como unos vegetales tóxicos y peligrosos. ¿La razón? Por su color oscuro. Sin embargo, en la India, fueron descubriendo poco a poco todos los tesoros medicinales que se escondían en ella, volviéndose ya un recurso indispensable.

Los beneficios de las berenjenas son conocidos en todo el mundo y se sabe, por ejemplo, que son muy adecuadas para tratar problemas cardiovasculares, los dolores reumáticos e incluso para curar las quemaduras del sol. Remedios naturales al acceso de cualquiera.

¿Cómo resistirse? Pues esto no es todo. Hoy en nuestro espacio queremos descubrirte los 3 mejores beneficios que nos puede aportar el agua de berenjenas. ¡Toma nota!

1. Agua de berenjenas para reducir el colesterol

Colesterol

Hace unos años se llevó a cabo una investigación en el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, donde se concluyó con algo que ya se intuía desde hacía tiempo: el agua de berenjenas es ideal para reducir el llamado colesterol malo. Te explicamos a qué conclusiones se llegaron en este trabajo:

  • El ácido clorogénico es el antioxidante que más abunda en la berenjena, y uno de los más efectivos para reducir el nivel del llamado colesterol LDL (malo).
  • El agua de berenjenas tiene la propiedad de estimular la circulación sanguínea, de modo que evita que la grasa se adhiera a la pared de las arterias y las vuelva rígidas.
  • A la hora de preparar el agua de berenjena, es importante que incluyamos también la piel durante la cocción. Es aquí donde se concentra el mayor número de flavonoides, esos antioxidantes que mejor cuidan de nuestra salud cardíaca.

2. Agua de berenjenas para aliviar el dolor del reumatismo

Artritis_reuma

Si padeces habitualmente dolor e inflamación en tus articulaciones, no dudes en tomar regularmente agua de berenjenas. Dicha reacción inflamatoria, el enrojecimiento y el dolor asociado a esta enfermedad crónica, pueden aliviarse un poco gracias a las propiedades de este vegetal:

  • Tal y como te hemos señalado antes, el componente más medicinal de las berenjenas es el ácido clorogénico. Se sabe que es muy adecuado para reducir las infecciones y las inflamaciones.
  • Tampoco hemos de olvidar sus innumerables vitaminas y minerales, estupendos para fortalecer nuestras articulaciones, cartílagos y músculos. Si bebemos regularmente agua de berenjenas, obtendremos también vitamina A, B1, B2, C y E, minerales como el potasio, calcio, magnesio, hierro y fósforo, además de otros componentes igual de beneficiosos como el ácido fólico, fibra y carbohidratos.

3. Agua de berenjenas para eliminar grasa

Grasa espalda

Los beneficios del agua de berenjenas para eliminar grasas son muy conocidos y efectivos. Ahora bien, ¿sabes de dónde viene esta maravillosa propiedad?

  • Seguro que cuando comes berenjenas notas siempre ese ligero sabor amargo en su pulpa. ¿Sabes a qué se debe? A unos compuestos medicinales que nos ayudan a depurar el organismo y, sobre todo, a estimular las funciones del hígado. Y no solo eso, el agua de berenjenas también nos permite mejorar las funciones de la vesícula biliar para favorecer la digestión y quemar grasas.
  • Es interesante saber también que el agua de berenjenas es muy adecuada para ir reduciendo el volumen de nuestra cintura y eliminar esa molesta grasa abdominal. Todo ello se debe a sus propiedades depurativas, desintoxicantes y diuréticas, es decir, siempre y cuando combinemos el agua de berenjenas con una dieta adecuada y saludable, donde hagamos además algo de ejercicio, iremos perdiendo grasa de un modo muy efectivo.

¿Cómo preparo mi agua de berenjenas?

Para preparar nuestra agua medicinal de berenjenas necesitamos únicamente una berenjena mediana y un litro de agua. No requiere excesiva complicación y, como decimos, es realmente saludable, así que, ¿por qué no empezar a tomarla desde hoy mismo? Toma nota de cómo hacerlo.

Ingredientes

  • 1 berenjena mediana.
  • 1 litro de agua.
  • El jugo de ½  limón.

Preparación

  • Empezaremos lavando bien la berenjena, para después, cortarla en trocitos.
  • Ahora pon el litro de agua en el fuego y, en el momento en que empiece a hervir, añade los trocitos de berenjena, con cuidado de no quemarte.
  • La cocción de la berenjena tiene que durar al menos 20 o 25 minutos, hasta que veas que queda blandita. Una vez lista, permite que esté en reposo, al menos, durante una hora.
  • Pasado este tiempo, cuela todo el contenido, separando el agua de los trozos de berenjena. Después, guarda esta agua medicinal en el interior de una botella o una jarra de color oscuro (se conserva mucho mejor).
  • Es el momento de añadir el jugo de medio limón en el interior de la botella. Una vez listo, agita bien la botella para que se unifique adecuadamente.
  • Deberás beber agua de esta agua de berenjenas a lo largo de todo el día. Un primer vaso en ayunas, otro después de tu almuerzo, otra taza a media tarde, y la última después de tu cena. Sigue este tratamiento durante 7 días seguidos, una vez al mes. Ya verás qué buenos resultados te ofrece.
Te puede gustar