Los 3 mejores ejercicios para tu salud

Valeria Sabater · 23 febrero, 2014
Cambiar el ascensor por las escaleras puede mejorar tu salud cardíaca. Además, te ayuda a bajar el colesterol, a la vez que fortaleces tus huesos e incrementas tu tono muscular.

Ya sea por razones de trabajo, familiares e incluso personales, es habitual que llevemos una vida sedentaria, donde no practicamos ningún tipo de  actividad. Puede que ahora mismo no lo notes, pero a largo plazo nuestro cuerpo va a sufrir diversos problemas que afectarán a tu calidad de vida. ¿Qué tal si empezamos a introducir tres sencillos ejercicios?

Obsesidad, problemas cardíacos, colesterol… Son muchas las enfermedades que podemos paliar introduciendo ejercicios elementales que nos ayudarán a ir mejorando nuestra salud. En ocasiones basta con 30 minutos al día para conseguirlo. Pero eso sí, hemos de ser constantes. ¿Te animas? Recuerda que un requisito para ser firme en lo referente al ejercicio es no practicarlo sola. Así que ¿Y si animas a una amiga o un familiar a que te acompañe? De los tres ejercicios presentados elige aquellos que te sean más fáciles de realizar, e incluso puedes combinarlos y alternarlos por días. Lo esencial es que lo realices todos los días y lo tomes como un hábito más en tu vida. Tu salud lo agradecerá. 

Los beneficios de subir y bajar escaleras

Beneficios-de-subir-escaleras

Puede que te sorprenda, pero así es. De hecho son muchos los estudios realizados y muchos los cardiólogos que recomiendan este sencillo ejercicio. Es un modo excelente de mejorar la salud de nuestro corazón, fortalecer los músculos de las piernas, consumir calorías y obtener un adecuado  acondicionamiento cardiovascular. En solo media hora podemos perder 342 calorías. El Doctor Roy Shephard de la Universidad de Toronto (Canadá) , afirma que solo con subir escalones de veinte centímetros a una un ritmo de veinte por minuto, se pueden obtener increíbles beneficios para nuestra salud, siendo sin duda uno de los mejores ejercicios que podemos realizar.

  • Reducción del colesterol y de la presión arterial, bajando así el riesgo de padecer enfermedades de corazón.
  • Mayor fuerza muscular en las piernas y mayor resistencia cardiopulmonar.
  • Quemamos calorías.
  • Fortalecimiento de nuestros huesos.
  • Mejora de circulación y tono muscular.

¿Cómo hacerlo?

  1. En casa, en centros comerciales o incluso en nuestro trabajo.
  2. Entre 20 y 25 minutos todos los días.
  3. Si te cansas, toma un ritmo más sosegado respirando profundamente.
  4. Sube peldaño a peldaño con la espalda recta, intenta no desplazarte hacia delante, controlando en especial el trabajo de tus piernas y la flexión de los pies.
  5. Si tienes prótesis de rodillas o alguna lesión en la pierna, hazlo muy poco a poco. Y si has padecido algún tipo de problema cardíaco, consulta a tu médico antes de realizar este ejercicio diariamente.

Beneficios de ir en bicicleta

Andar en bici

Otro de los ejercicios más beneficiosos y más recomendables. Si tienes una bicicleta y tienes la oportunidad de encontrar un buen espacio por donde circular sin riesgos, no lo dudes. Es más, si cabe la posibilidad de sustituir tu coche por una bicicleta para ir al trabajo, mejor que mejor. Pedalear a diario nos puede aportar grandes beneficios para la salud. Basta con hacerlo todos los días durante 30 o 35 minutos, y si es en compañía, te será más agradable.

  • Reduce el riesgo de infarto en un 50%
  • Previene el dolor de espalda y protege las articulaciones. El movimiento del pedaleo estimula los músculos de las vértebras dorsales y fortalece la zona lumbar (previniendo así la aparición de hernias discales). Las articulaciones de las rodillas también encuentran mejora ante esos movimientos cíclicos, ayudando además a proteger la fortaleza de nuestros cartílagos.
  • Mejora nuestro sistema inmunológico. Al pasear en bici y realizar estos ejercicios elementales en nuestro cuerpo, movilizamos los fagocitos, las células devoradoras de bacterias del cuerpo humano, eliminando toda clase de toxinas.

Beneficios de andar a diario

caminar

Para encontrar los beneficios adecuados en este sencillo ejercicio, debes realizarlo a diario y andar a paso rápido durante media hora. No se trata en absoluto de correr, sino de tomar un paso ligero para que nuestro cuerpo y nuestro corazón mantengan un nivel óptimo de funcionamiento durante este breve tiempo.

  • Fortalece el corazón, evita enfermedades cardíacas y reduce el colesterol
  • Controlamos nuestro peso. Si poco a poco vamos acelerando nuestro ritmo aumentaremos nuestra masa muscular, subirá nuestro metabolismo y quemaremos más grasas.
  •  Prevenimos la demencia y accidentes cerebrovasculares.
  • Prevenimos la osteoporosis. Estimulamos los huesos y los fortalecemos, mejorando además la eficacia de nuestras articulaciones.
  • Tonificamos glúteos y abdominales. Para ello hemos de prestar atención a nuestra postura mientras andamos, intenta hacerlo erguida y en una posición cómoda, no te inclines hacia delante.
  •  Aumentamos los niveles de vitamina D. Al andar a la luz del día obtendremos esta vitamina esencial para la salud de los huesos y el sistema inmunitario.
  •  Aumentamos la energía y el bienestar. Si andamos una media hora al día en compañía de nuestra pareja o de un amigo/a, será mucho más beneficioso y se nos hará menos pesado. Los estudios dicen que andar a diario reduce nuestro estrés y nuestra ansiedad. El respirar al aire libre y desconectar de nuestras obligaciones durante un instante, es, sin duda, la mejor vitamina que podemos obtener.

¿Qué tal si empezamos hoy mismo?