Los 3 mejores remedios caseros para la flebitis

La flebitis es una inflamación en las venas debido a dificultades en la circulación de la sangre. En este artículo te brindamos toda la información y 3 remedios naturales que te aliviarán.

La flebitis es un padecimiento que no respeta rango de edad y lo alarmante es que muchas veces es asintomática hasta que es demasiado tarde.

¿Has escuchado sobre la flebitis? Se le llama así al trastorno circulatorio  que se produce al inflamarse los vasos sanguíneos y, básicamente, afecta las venas varicosas. En algunos casos la zona puede empeorar y se forman coágulos en la pared provocando lo que se conoce como tromboflebitis. Las zonas que principalmente ataca son el área de los brazos, piernas y hombros.

Tipos de flebitis

De acuerdo al grado de gravedad la flebitis se clasifica en:

  • Superficial: el daño se encuentra debajo de la piel, es decir, afecta a las venas. Sin embargo, los coágulos que se forman son pequeños y por lo general no presentan un riesgo para la salud.
  • Profunda: se produce en los músculos y tejidos. En este caso la cantidad de sangre es mucho mayor, por lo tanto hay más presión sobre el coágulo. Lo preocupante es que puede desprenderse y viajar hacia el corazón bloqueando las arterias. Por ello cuando hay flebitis profunda se presentan complicaciones como embolias y en esa instancia la atención médica es inmediata.

Causas

mala-postura

No todos los casos son iguales, hay algunas personas que son más propensas que otras. Por ejemplo:

  • Embarazo.
  • Problemas de cáncer.
  • Insuficiencia venosa.
  • Alteraciones en la circulación sanguínea.
  • Tabaquismo.
  • Obesidad.
  • Mala postura.
  • Traumatismos.
  • Quemaduras.
  • Infecciones bacterianas.

Visita: Hábitos de vida saludables para tener una mejor calidad de vida 

Síntomas

Cabe resaltar que en ocasiones la flebitis pasa desapercibida y se descubre de manera accidental. Aunque hay síntomas generales, entre ellos:

  • Dolor constante en las pantorrillas.
  • Sensibilidad exagerada.
  • La zona está caliente.
  • El ritmo cardíaco es acelerado.
  • Fiebre.

Pero para ser más específicos veamos por clasificación:

Síntomas de flebitis superficial

  • Fiebre.
  • El dolor se intensifica cuando se presiona la zona.
  • Aumento considerable de volumen en la vena.  
  • Hinchazón.
  • Enrojecimiento.

Síntomas de flebitis profunda

she suffers a cold

  • Fiebre.
  • Taquicardias.
  • Dolores intensos en la pierna, brazos y hombros, según sea el caso.
  • Piel amarillenta.
  • Zona inflamada.
  • En ocasiones puede aparecer gangrena en la vena.

Tratamiento

Una vez identificado el problema es muy importante acudir con el médico. Si se sigue el medicamento y las instrucciones al pie de la letra es muy posible que la enfermedad disminuya notablemente en un par de semanas y hasta en días si el problema es algo leve.

  • Lo primero que se tiene que hacer es tomar analgésicos para controlar el dolor.
  • Es importante poner una pomada refrescante y encima una gasa.
  • Enseguida se aplica un vendaje que presione la zona afectada.
  • En la receta también se agregan un par de antiinflamatorios.
  • Los antibióticos solo se recomiendan cuando la flebitis se debe a una infección.

Remedios

1. Arándanos

Beneficios de los arándanos para tu salud

Esta pequeña fruta posee una inmensa cantidad de nutrientes, además de propiedades que dilatan como los flavonoides que ayudan a tratar los problemas en la sangre. También es un antiinflamatorio que sirve para disminuir el dolor, la hinchazón y el enrojecimiento.

Lee también: Jugo de arándanos, ¿qué beneficios obtienes al tomarlos? 

2. Aplicar frío y calor

Esta técnica es tan simple como alternar las temperaturas con el fin de reducir la inflamación, relajar los músculos y calmar el dolor. Lo que tienes que hacer es:

  • Aplica la compresa de agua caliente durante 10 minutos.
  • Enseguida cambia por una de fría y esperas.
  • Y así sucesivamente durante 30 minutos.
  • Si la zona afectada es la pierna súbela para un mejor efecto.

3. Árnica

Ungüento de cera de abejas y árnica

Considerada uno de los mejores analgésicos en el mundo de las plantas. Pero además reactiva el flujo de la sangre en las arterias y disminuye la aparición de moretones. La puedes usar en pomada, aceite, crema o como té en cantidades pequeñas.

Prevención

Lo primero que tienes que hacer para prevenir es mejorar la circulación. A veces la rutina del día, el trabajo o el estrés no nos permiten movernos y alimentarnos de forma adecuada. Sin embargo, es importante empezar el cambio para prevenir este padecimiento. Pon atención:

  • Tu dieta tiene que tener nutrientes, alto contenido de fibra, suficientes líquidos y pocas sales para que el sistema cardiovascular haga que la sangre fluya de forma adecuada.
  • Dile adiós a la vida sedentaria. Si no quieres hacer una rutina de ejercicio, prueba con caminar, mover las piernas o solo elevarlas por las noches para que la sangre no se coagule.
  • Controla tu forma de comer para evitar el aumento o pérdida de peso de forma inesperada.
  • Mantente en temperatura ambiente, sobre todo, evita las temperaturas elevadas. 

Recomendaciones

  • Mueve tus piernas y brazos por lo menos cada dos horas.
  • Al final del día eleva tus piernas apoyando los talones en la pared para que la sangre fluya.
  • Dejar el calzado de vez en cuando; andar descalzo ayuda a fortalecer músculos y huesos.
  • Realiza actividad física por lo menos 3 veces a la semana.
  • Evita el cigarrillo porque incrementa el volumen en la sangre y, por ende, hay mala circulación cuando se obstruyen los vasos sanguíneos.
  • No ignores los síntomas, si repentinamente tienes una hinchazón y dolor en el cuerpo sin motivo aparente acude a una revisión.
  • Utiliza bloqueador y evita exponerte al sol por largos periodos de tiempo.
  • Intenta dormir con las piernas sobre una almohada.

Recuerda que está información es solo una guía para mejorar. Pero es indispensable la opinión de un especialista, sobre todo, en problemas que tienen que ver con la circulación.

 

Te puede gustar