Los 3 pasos para quemar grasa abdominal rápidamente

Daniela Echeverri Castro·
17 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
20 Noviembre, 2018
Te presentamos los 3 pasos que te ayudarán a quemar grasa abdominal de una forma sana. Una vez que los incorpores a tu rutina, solo tendrás que mantenerlos en el tiempo. 

Reducir la grasa abdominal rápidamente es el deseo de muchas personas. Sobre todo cuando desea lucir un cuerpo esbelto y tonificado en época de verano. Sin embargo, hay que prestar atención a lo que implica la rapidez de los resultados que se desean, puesto que no siempre esto es lo más beneficioso para la salud.

El abdomen es una de las áreas del cuerpo que más tiende a acumular grasa. Principalmente, esto ocurre como consecuencia de una mala postura, una mala alimentación y un estilo de vida sedentario.

Una vez que la grasa se localiza en esa zona, se hace muy evidente y hay que trabajarla para que tenga un buen aspecto, en armonía con el resto del cuerpo. Para ello, es necesario modificar los hábitos de vida y tener en cuenta qué es lo mejor para cada persona, puesto que los índices de masa corporal varían según las medidas de cada uno.

Tres pasos para reducir la grasa abdominal

Lucir un abdomen plano y bonito es posible, pero requiere cierto esfuerzo y disciplina. Así que si estás dispuesto a asumir el reto, no te pierdas los siguientes 3 pasos claves para quemar la grasa abdominal.

1. Empieza el día con ejercicio y buena alimentación

Cereales para el desayuno con fibra.
La fibra en los cereales se ingiere mucho en los desayunos, pero su exceso puede ser perjudicial.

Para ayudar a tu cuerpo a quemar la grasa abdominal rápidamente, debes iniciar tus días con un desayuno rico en fibra y algo de ejercicio. Aunque no lo parezca, esta simple acción conseguirá activar tu metabolismo y hacer que liberes todo aquello que no necesitas.

Algunas personas recomiendan beber un vaso de agua tibia con limón al levantarse y luego proceder con el desayuno y los ejercicios. Eso sí, por ningún motivo debes saltarte el desayuno o pasar hambre, ya que esto solo conseguirá hacer el metabolismo más lento.

A continuación te mostramos el tutorial de un sencillo y práctico ejercicio que te ayudará a mantenerte en forma.

Ahora bien, los ejercicios que debes realizar deben incluir estiramientos y ejercicios cardiovasculares durante media hora. Esto se puede traducir en: caminar, trotar, ir en bicicleta, saltar la cuerda, bailar, etcétera. Cabe destacar que es recomendable consumir algún tipo de alimento una vez finalizada la sesión.

Lo ideal es empezar el ejercicio antes del desayuno, ya que a esa hora no habrás ingerido calorías y el cuerpo utilizará las que tiene acumuladas como combustible.

2. Cuida el último alimento que consumes al día

Cuidar la última comida del día puede ayudar significativamente a reducir la grasa abdominal en poco tiempo. ¿En qué sentido? Mientras duermes, tu metabolismo no está tan activo como en el día y no alcanza a quemar grasa abdominal, así que si realizas una comida copiosa y rica en grasas y carbohidratos, acumularás grasa innecesariamente.

En cambio, al hacer una comida ligera y balanceada antes de dormir, la digestión se hace más fácil y el organismo no acumula excesos. Por otra parte, la última comida debe realizarse, por lo menos, 3 horas antes de ir a dormir.

Te puede interesar: 5 “ajustes” sencillos que debes hacer en tus cenas para perder peso

3. Haz ejercicios abdominales

Mujer haciendo abdominales bicicleta.

Una de las estrategias para disminuir la grasa abdominal es la realización de ejercicios localizados, como los abdominales. Si bien puedes dejarlos para después del ejercicio aeróbico, también puedes hacerlos en otro momento del día. La clave está en hacer varias sesiones de ejercicios en diferentes series cada día.

¿Cómo hacer ejercicios abdominales básicos?

  • Con la espalda apoyada en una superficie dura, pon tus manos detrás de la cabeza, flexiona las rodillas y coloca los pies bien apoyados en el piso.
  • Adoptando dicha posición, levántate lentamente usando tus músculos abdominales mientras presionas la parte baja de tu espalda contra el piso.
  • Luego baja despacio, tomando aire, y repite el proceso de 20 a 25 veces, con  descansos de 90 segundos entre las series.
  • Trata de completar 2 o 3 series más, de 20 a 25 abdominales.

Aprende Las mejores series de abdominales

Es muy importante sentir la presión sobre los abdominales y no en el cuello. Si el dolor se siente en el cuello o en la espalda, quiere decir que está mal adoptada la postura. Debes sentir que estás trabajando los músculos de tu abdomen, especialmente cuando te falten 5 abdominales de cada serie.

Si no estás acostumbrada a hacer abdominales, empieza con 10 y auméntalos gradualmente hasta conseguir la cantidad recomendada. No debes excederte con los abdominales, ya que el cuerpo se cansa y no obtendrá los mismos beneficios.

Recuerda

Comiendo de esta manera puedes acabar con la grasa abdominal.

No hay ninguna receta mágica para conseguir un abdomen plano y atractivo. Por ende, es necesario apoyarse en toda una serie de buenos hábitos de vida y, en caso de tener alguna inquietud consultar con el médico. La coherencia y la constancia serán fundamentales para obtener los beneficios deseados.

El consumo de batidos, smoothies, infusiones y afines como sustituto de comidas NO es recomendable y puede promover deficiencias que indudablemente perjudicarán la salud. Por ello, lo más adecuado es incluirlos dentro de una dieta variada y equilibrada.

Como ves, conseguir un vientre plano no es imposible y solo precisa mucha constancia y paciencia. Ten en cuenta que los resultados no son inmediatos y que debes ser constante con tus rutinas y buenos hábitos para conseguir los propósitos deseados. Lo mejor de todo es que estos tres simples pasos también te ayudarán a mejorar tu calidad de vida y a sentirte mejor.

  • Vispute, S. S., Smith, J. D., LeCheminant, J. D. and Hurley K. S. (2011). The effect of abdominal exercise on abdominal fat. Journal of Strength and Conditioning Research, 25(9), 2559-2564. https://doi.org/10.1519/JSC.0b013e3181fb4a46