Los 4 mejores jugos bajos en calorías para adelgazar

Katherine Flórez·
17 Febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila al
22 Noviembre, 2018
Los zumos son preparaciones que pueden ayudar a darnos un extra de energía en esos momentos en los que más necesitamos fuerzas para continuar con nuestras actividades.

Preparar zumos bajos en calorías se ha convertido en una de las elecciones favoritas para aquellos que pretenden incluir un toque saciante en su dieta hipocalórica.

Los zumos son bebidas energizantes que se pueden aprovechar para complementar la dieta y mitigar la ansiedad por comer en ciertos momentos en los que, ciertamente, no nos conviene atiborrarnos de golosinas y snacks industriales.

Se pueden preparar con uno o dos ingredientes o combinarse con varios más, y no necesariamente dentro de las frutas, sino también cereales, frutos secos y semillas.

Cuanto más espesos, más saciantes son. Sin embargo, los más líquidos también tienen sus ventajas, ya que suelen resultar sumamente refrescantes. No obstante todos son ricos en vitaminas y antioxidantes que ayudarán al correcto funcionamiento del organismo.

Antes de empezar a tomarlos, es primordial tener en cuenta que su función es la de apoyar la dieta. Por tanto, no darán resultados si no se combinan con una alimentación saludable. Una vez realizada esta advertencia, ya puedes tomar nota de estos cuatro zumos bajos en calorías.

¿Beber estos zumos bajos en calorías me hará adelgazar?

Es importante tener en cuenta siempre que no existe una solución mágica para bajar de peso de la noche a la mañana. Por lo tanto, lo más adecuado es buscar una estrategia saludable que tenga en cuenta las necesidades del organismo.

Los expertos en salud y nutrición coinciden en que la combinación perfecta para bajar de peso es hacer ejercicio y comer sano.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que: “la actividad física es un determinante clave del gasto energético, y es por tanto fundamental para el equilibrio calórico y el control del peso“.

Además, se ha demostrado que al hacer ejercicio, no solo se consigue perder kilos de más, sino que se reduce el riesgo de padecer diversas enfermedades e incluso se mejora la salud mental.

En definitiva, para adelgazar no hace falta beberse todos los días un vaso de un zumo natural en ayunas, sino aprender a adoptar y mantener hábitos de vida saludables y coherentes.

Eliminar los alimentos procesados de la dieta y limitar la ingesta de azúcares simples puede ser un buen comienzo. Si además complementamos esta estrategia con algún protocolo de ayuno intermitente y nos ayudamos de los siguientes zumos para ayudar a generar saciedad el éxito está garantizado.

1. Piña, pepino y aloe vera

Zumo natural de piña, pepino y aloe vera.

Ingredientes

  • 3 pepinos
  • 1 piña pequeña
  • 3 vasos de agua (750 ml)
  • 2 cucharadas de gel de aloe vera (30 g)

Preparación

  • Pela y trocea la piña y los pepinos.
  • Extrae el gel de aloe vera y colócalo en el vaso de la licuadora con el agua y los dos ingredientes anteriores.
  • Procesa todo durante un par de minutos y asegúrate de obtener un licuado homogéneo y libre de grumos.

Descubre: Bebidas hidratantes para combatir el dolor de cabeza

2. Melón, piña y papaya

Zumo natural de melón, piña y papaya.

Ingredientes

  • 1 rodaja de melón
  • 1 pera
  • Una rodaja de piña
  • Medio baso de agua (100 ml)
  • 1 banana y 1 rodaja de papaya

Preparación

  • Incorpora todos los ingredientes en la licuadora y procesa hasta que finalmente obtengas un jugo homogéneo.

Lee: 5 motivos para comer más melón: ¿Te apetece?

3. Tomate, pepino y apio

Zumo de tomate, pepino y apio.

Ingredientes

  • 1 rama de apio.
  • ½ pepino con cáscara.
  • 2 tomates con cáscara.
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Lava y trocea todos los ingredientes. Llévalos a la licuadora con el vaso de agua.
  • Procesa todo un par de minutos, hasta obtener un licuado homogéneo y sin grumos.

4. Kiwi y melón

Zumo natural de kiwi y melón.

Ingredientes

  • 3 kiwis
  • ¼ de melón
  • 1 plátano maduro
  • Añade también 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Para empezar, pela los kiwis y llévalos a la licuadora con el melón y el plátano maduro.
  • Agrega el vaso de agua y, finalmente, licua el tiempo que sea necesario para que todo quede bien integrado.

Conclusión sobre estos 4 zumos bajos en calorías

Los zumos bajos en calorías no deben sustituir nunca el consumo de varias piezas de fruta al natural al día. Tal y como explica Deborah García Bello en su libro ¡Que se le van las vitaminas!:

“Resulta que cuando hacemos zumo y exprimimos las frutas, estamos retirando gran parte de su fibra. Esto hace que lo metabolicemos de forma diferente, tan diferente, que el azúcar naturalmente presente en la fruta se convierte, a efectos prácticos, en azúcar libre”.

García Bello también aclara que, aunque es cierto que beber estos zumos bajos en calorías es una forma de tomar azúcar libre, esto no quiere decir que se deba eliminar por completo de la dieta. Al contrario, indica que se pueden beber, pero siempre con moderación.

Por otra parte hay que tener en cuenta que la OMS recomienda ingerir 5 piezas de frutas y verduras al día. Es importante que estas sean de diferentes colores y consumirlas crudas y cocinadas para de este modo maximizar el aporte de nutrientes.

  • Aular, J., Casares, M., & Natale, W. (2014). Mineral nutrition and fruit quality of pineaple and passion fruit. Revista Brasileira de Fruticultura. https://doi.org/10.1590/0100-2945-269/14
  • Frank, A. (2014). Why Is It So Difficult to Lose Weight?*. American Journal of Lifestyle Medicine. https://doi.org/10.1177/1559827614526353
  • Wang, H., Cao, G., & Prior, R. L. (1996). Total antioxidant capacity of fruits. Journal of Agricultural and Food Chemistry. https://doi.org/10.1021/jf950579y
  •  Patterson RE., Sears DD., Metabolic Effects of intermittent fasting. Annu Rev Nutr, 2017. 37: 371-393.
  •  Obert J., Pearlman M., Obert L., Chapin S., Popular weight loss strategies: a review of four weight loss techniques. Curr Gastroenterol Rep, 2017. 19 (12): 61.