Los 5 mejores alimentos para la salud de la tiroides

Katherine Flórez 5 enero, 2016
Para recibir un tratamiento adecuado es fundamental determinar qué tipo de dolencia padecemos, ya que el hipertiroidismo y el hipotiroidismo requieren de pautas diferentes, así como de dietas adecuadas

Muchas personas han escuchado hablar sobre la tiroides, pero aún no tienen muy claro qué es y para qué funciona.

Por lo general, muchos vienen a ser conscientes de su valor cuando ya han desarrollado algún tipo de trastorno que ve afectado su funcionamiento.

Pues bien, se trata de una de las glándulas más importantes para la salud del cuerpo, cuya función es la de segregar hormonas y regular el metabolismo del cuerpo humano.

Millones de personas en todo el mundo están teniendo alguna afección en esta, y gran parte aún no son conscientes por no saber diferenciar sus síntomas de los de otras afecciones. Las mujeres son la población más afectada, en especial cuando llegan a una edad adulta.

Es muy importante informarse muy bien al respecto y conocer esos hábitos que pueden ayudar a conservar la tiroides en perfecto estado.

A continuación vamos a aclarar en más detalle para qué es esta glándula, cómo se ve afectada y qué alimentos favorecen su salud.

¿Cuál es la función de la tiroides y cómo se ve afectada?

Cuál es la función de la tiroides y cómo se ve afectada

La glándula tiroides no suele llamar la atención hasta que no desarrolla algún trastorno, como es el caso del hipotiroidismo.

Sin embargo, lo que todos deberían saber es que normalmente desempeña un importante papel en la salud general del cuerpo, ya que regula los procesos metabólicos, participa en la producción hormonal y en la elaboración de proteínas.

Cuando esta glándula tiene alguna dificultad o su salud se deteriora, estas funciones se alteran y dan lugar a una gran cantidad de enfermedades que disminuyen la calidad de vida.

Los dos trastornos principales que desarrolla son:

Ver también: Descubre los beneficios de las algas para el hipotiroidismo

Hipotiroidismo

Se produce cuando baja la actividad de la glándula y no produce la cantidad suficiente de una hormona llamada tiroxina, que es la responsable de su adecuado funcionamiento en el metabolismo.

Al ocurrir esto aparecen síntomas como:

  • Fatiga.
  • Depresión.
  • Aumento de peso.
  • Piel seca.
  • Pérdida del cabello.
  • Intolerancia al frío.

Hipertiroidismo

En este caso ocurre todo lo contrario. La glándula segrega demasiada hormona y causa una aceleración excesiva del metabolismo, lo que a su vez genera otros estragos en el cuerpo.

Sus consecuencias incluyen:

  • Nerviosismo.
  • Insomnio.
  • Intolerancia al calor.
  • Pérdida de peso.
  • Palpitaciones.
  • Temblor.
  • Debilidad.

¿Cuáles son los mejores alimentos para la salud de la tiroides?

Para prevenir los problemas en la tiroides, principalmente el hipotiroidismo, que es el más común, es esencial adoptar una alimentación rica en nutrientes para apoyar su buen funcionamiento.

1. Alimentos ricos en yodo

pasta con mariscos

Una deficiencia de yodo puede conducir a problemas tiroideos difíciles de controlar.

Consumir más alimentos con esta sustancia es una gran ayuda para mantener su función estable, ya que esta estimula la producción tiroxina.

Algunas fuentes ricas son:

  • Huevos.
  • Acelga.
  • Calabaza.
  • Semillas de sésamo.
  • Mariscos.
  • Almejas.
  • Mejillones.
  • Atún.
  • Salmón.
  • Champiñones.
  • Sal fortificada con yodo.

2. Alimentos ricos en fibra

La fibra es esencial para regular la función metabólica y evitar el aumento de peso por hipotiroidismo.

Sus propiedades mejoran la digestión, controlan los niveles de insulina en sangre y proporcionan mayor sensación de saciedad.

Este se puede ingerir a través de:

  • Avena.
  • Arroz integral.
  • Brócoli.
  • Manzanas.
  • Maíz.
  • Frijoles.
  • Aguacate.
  • Lentejas.
  • Pera.

3. Carnes magras

Cómo comprar la mejor carne

El consumo de carnes magras es un gran complemento para todo tipo de dietas, incluyendo  la de las personas con dificultades tiroideas.

Estas incluyen:

  • Pollo.
  • Ternera.
  • Pavo.
  • Conejo.
  • Pescado azul.

4. Alimentos ricos en vitaminas

Las vitaminas no solo mejoran la función de la tiroides, sino que desempeñan un papel fundamental en la salud general.

En este caso en especial se aconseja el consumo de aquellos alimentos que aportan vitaminas A, C, E, B2, B3 y B6.

Los recomendados son:

  • Frutos cítricos.
  • Cereales.
  • Granos y semillas.
  • Levadura de cerveza.
  • Arroz.
  • Salvado.
  • Cacahuetes.
  • Setas.

Te recomendamos leer: Extraños signos que indican deficiencia de vitaminas

5. Alimentos ricos en zinc

Almendras-crudas

Los niveles de este mineral en el cuerpo suelen verse afectados cuando se produce un exceso de hormonas tiroideas.

Por lo tanto, proporcionarle una buena dosis al organismo a través de ciertos alimentos es una forma de combatir esta dificultad glandular.

Podemos encontrar zinc en:

  • Ostras.
  • Germen de trigo.
  • Salvado.
  • Cordero.
  • Jengibre.
  • Frutos secos.
  • Guisantes.

Todos estos alimentos pueden influir de forma positiva en la salud de la tiroides. Sin embargo, en caso de sospechar una enfermedad tiroidea, lo mejor es consultar al médico para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Cualquiera que sea la alteración en su funcionamiento requiere de una modificación en los hábitos de vida.

Te puede gustar