Los 5 mejores consejos para dejar las adicciones de manera definitiva

Para dejar las adicciones es fundamental contar con apoyo de nuestro entorno así como evitar todas aquellas situaciones que puedan hacernos recaer en el problema.

Las adicciones son hábitos o conductas peligrosas que generan una dependencia en la persona. También existen adicciones al consumo de productos o drogas que afectan y destruyen al individuo, tanto a nivel físico como mental.

Descubre en este artículo los mejores consejos para dejar las adicciones y empezar a mejorar tu vida. Libérate de estas ataduras y toma el control de lo que quieres y no quieres hacer.

Los 5 mejores consejos para dejar las adicciones

1. Sé honesto contigo mismo

cómo dejar las adicciones con estos consejos

El primer paso para superar cualquier problema de la vida es admitir que lo tenemos. Si nos aferramos a una actitud pesimista o introspectiva, en la que no permitimos que nos aconsejen o ayuden, nada vamos a solucionar.

Debemos ser honestos con nosotros mismos y ser capaces de afrontar las cosas de cara. Autoengañarse, minimizar la situación, evitar hablar del tema, ocultar nuestra adicción, mentir o buscar excusas cuando somos descubiertos son actitudes autodestructivas.

La honestidad nos ayudará a sincerarnos, a admitir la cruda realidad de la situación en la que hemos caído. En esta secuencia, el siguiente paso será tomar la decisión de cambiar y comprender que no hay ninguna adicción saludable. Todas traen dolor y sufrimiento a nuestras vidas.

Lee: Tú no eres el problema, el problema es tu autoestima

2. Pide ayuda a un profesional

Entrar en el infierno de una adicción puede ser un proceso casi imperceptible del que nos cueste tomar conciencia. En muchos casos, las adicciones comienzan con un desequilibrio emocional o como consecuencia de un dolor psicológico del que no sabemos salir. Pensar que somos autosuficientes o que podemos con todo es un error.

En este sentido, un especialista en la materia puede orientarnos a tomar las decisiones adecuadas para salir de la adicción. No debemos subestimar la experiencia de estos profesionales y la carrera que los avala. Debemos tener confianza en el terapeuta y, sobre todo, seguir el programa para superar nuestra adicción.

3. Descubre qué desencadenó tu adicción

Cada persona es un mundo y no existen desencadenantes inevitables que deriven en una adicción. No obstante, hay algunos factores que pueden propiciar este problema:

  • Baja autoestima: Las personas que tienen sentimientos de infravaloración, de inseguridad, de miedo o de baja autoestima pueden caer en adicciones para tratar de paliar o contrarrestar estas sensaciones negativas.
  • Periodos de dolor: Desengaños amorosos, el fallecimiento de un ser muy querido, la pérdida de estabilidad económica, cambios importantes de etapa, etc.
  • Juventud y malas compañías: La propia inexperiencia de la juventud y convivir con amistades que sufren adicciones puede arrastrarnos al mismo problema.
  • Ansiedad y depresión: La aparición de una enfermedad crónica o una alteración permanente del sistema nervioso también pueden ser factores de riesgo para desarrollar una adicción.

4. Busca un buen apoyo emocional a tu alrededor

consejos para dejar las adicciones

Superar una adicción sin la ayuda de nadie es muy complicado y difícil. Se requiere de una voluntad de acero y mucha constancia. Por este motivo, es conveniente estar rodeados de personas en las que confiemos y nos puedan y sepan ayudar. La familia, los amigos o la pareja tienen, en este sentido, un papel muy importante. Cualquier tipo de soporte emocional en un momento de crisis puede ayudar a dejar las adicciones.

Para ello, deben conocer la realidad de la adicción y tener la información necesaria para saber cómo actuar. Debe haber alguna entrevista entre el psicólogo y los familiares, con la finalidad de conocer las pautas que deben seguir. En el tratamiento contra una adicción, el entorno social, si quiere cooperar, es muy valioso y puede ser determinante para la recuperación.

Descubre: 3 fases de una crisis emocional

5. Cuidado con las recaídas

Todas las adicciones tienen ciclos donde se suele bajar la guardia y relajarse. Es común que en una etapa de felicidad o euforia, tras llevar cierto tiempo superando el problema, se decida volver a probar “solo una vez más”. Estas recaídas pueden ser un grave peligro que sumerja de nuevo e impida dejar las adicciones de manera definitiva. No obstante, se deben afrontar y aprender a sacarles provecho analizando la situación junto con el psicólogo.

Debemos mantener y fomentar una actitud positiva y vitalista. Si otras personas han conseguido salir de esa adicción, nosotros también lo lograremos. En esta lucha hay etapas de alzas y bajas. Periodos de felicidad y días de sufrimiento. Y debemos entender la recaída como un proceso natural en la rehabilitación, sin minimizarlo, pero aprendiendo del error.