Los 5 mejores consejos si vas a comenzar a practicar yoga

Elena Martínez Blasco·
19 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila al
21 Diciembre, 2018
Aunque pueda parecer una práctica sin mayores complicaciones, antes de empezar con el yoga debes tener en cuenta algunos factores para sacar el máximo provecho de cada sesión. Te los contamos.

Aunque tiene miles de años, el yoga se ha expandido por todo el mundo durante este último siglo. No obstante, es importante aprender a realizar esta disciplina de manera correcta. A continuación, te contamos algunos consejos que te serán de utilidad si vas a comenzar a practicar yoga.

No es casualidad que el yoga haya aumentado en popularidad, ya que sus beneficios se reflejan en los millones de personas que la realizan. Sin embargo, para sacar partido de estas bondades, es conveniente estar al tanto de algunas cuestiones ligadas a su práctica.

En este sentido, resulta aconsejable dedicar un tiempo a la investigación de la correcta práctica del yoga. No es necesario ser un experto, pero tener algunas sencillas nociones de las pautas que debes seguir siempre será de ayuda.

1. ¿Por qué has decidido comenzar a practicar yoga?

Para no llevarte ningún desengaño ni estar perdiendo el tiempo, es importante conocer la finalidad del yoga. Esta práctica no ofrece resultados inmediatos o asombrosos; es una disciplina muy gradual, con la que día a día se trabaja mente, cuerpo y espíritu.

De hecho, para muchos es también un estilo de vida. El objetivo es, a través de la respiración, la relajación, la meditación y las diferentes posturas, buscar el autoconocimiento. Por este motivo, debes tener claro que el yoga es un camino largo.

Se trata de un modo de tratar de conectarte contigo misma, de descubrirte y soltar el lastre psicológico que llevas. A través del yoga, en cualquiera de sus estilos, puedes traer claridad a tu pensamiento, energía a tu cuerpo y paz a tu espíritu.

Todo esto no es poco, pero también es importante remarcar que el yoga ofrece diversos beneficios físicos. Según una publicación de Medline Plus, entre ellos destacan la mejora de la salud cardiovascular, la reducción del estrés, la promoción de un buen descanso y una digestión apropiada y el alivio de dolores corporales, como el de la zona lumbar.

Lee también: 8 consejos de alimentación y salud para quienes quieren practicar deporte

postura de yoga en ocho

2. Elige el momento adecuado

Actualmente, es común llevar un ritmo de vida con mucha actividad. Cada día, los horarios laborales y los compromisos se llevan casi toda la jornada. A ello le se le suman las obligaciones y el tiempo del hogar y la familia. Por este motivo, a la hora de practicar yoga es muy importante elegir el momento adecuado.

Debes buscar una franja del día en la que no tengas ninguna interrupción. Tiene que ser un momento en el que puedas dedicarte un tiempo, con tranquilidad y sin preocupaciones.

Mucha gente elige las primeras horas de la mañana para hacer yoga. De este modo, ya se encara el resto del día con otro tipo de energía, vibración y ánimo. Eso sí, es recomendable que hayan pasado unas horas después de comer antes de realizar actividad física.

3. El silencio puede ser tu mejor amigo

Una de las mayores distracciones al practicar yoga es el ruido. Por este motivo, en la medida de lo posible, es conveniente usar la habitación o sala más aislada del exterior. En este sentido, existen métodos bastante económicos para insonorizar una habitación.

Recuerda que, cuantos menos estímulos exteriores haya, más fácil será concentrarte en la sesión de yoga. Por ende, los resultados serán mejores.

Por ejemplo, centrarse en la técnica de respiración adecuada es importante para aprovechar los beneficios del yoga para la prevención de la diabetes y las funciones cardíacas, según una investigación que publicó el Indian Journal of Endocrinology and Metabolism.

Teniendo en cuenta la importancia de tener un ambiente calmo y agradable que propicie la relajación, es recomendable evitar cualquier agente que distraiga los sentidos, como pueden ser:

  • Olores desagradables o muy fuertes.
  • Sobreexposición a una luz intensa.
  • Ambientes densos o cargados.
  • Habitación pequeña o poco ventilada.
postura de yoga

Te puede interesar: 5 formas de purificar el aire de tu hogar naturalmente

4. ¿Qué se necesita para comenzar a practicar yoga?

Una de las ventajas de practicar yoga es que no demanda grandes gastos económicos. Con muy poco material, puedes conseguir grandes resultados. No obstante, hay dos recomendaciones importantes.

En primer lugar, debes usar ropa ligera, que no comprima el cuerpo y permita una buena movilidad y flexibilidad. También tendrás que evitar todo tipo de collares, relojes, pulseras, cadenas que te puedan molestar.

De este modo, podrás realizar posturas que te traerán diversos beneficios para tu estado físico, e incluso te ayudarán a luchar contra problemas comunes como el dolor lumbar, según un estudio publicado por Annals of Internal Medicine.

El segundo requisito es una sencilla esterilla o una manta o colcha para realizar la sesión. Es importante que el material no sea resbaladizo, para poder realizar las posturas de manera correcta.

5. ¿Dónde puedes hacer yoga?

Es muy común ver pequeños grupos de yoga a tempranas horas de la mañana al aire libre. Recibir al sol haciendo este ejercicio puede aportar energía y, al mismo tiempo, serenidad. Por lo general, cualquier lugar donde otras personas no interrumpan puede ser la mejor opción.

Si optas por practicarlo en casa o en algún centro especializado, es importante recrear un ambiente armónico. Como mencionamos con anterioridad, la sala debería tener pocos estímulos visuales y de decoración. También sería recomendable que las paredes tengan tonalidades suaves, así como una buena ventilación y una luz tenue.

Por último, no olvides el toque especial que siempre puede dar el incienso. Este puede ayudarte a conseguir el estado anímico adecuado para practicar yoga. Con todo esto, ¡verás que esta actividad resulta mucho más disfrutable!

  • Yoga for Chronic Low Back Pain. 2011. Helen E. Tilbrook, Helen Cox, Catherine E. Hewitt, Arthur Ricky Kang'ombe, Ling-Hsiang Chuang, Shalmini Jayakody, John D. Aplin, Anna Semlyen, Alison Trewhela, Ian Watt, and David J. Torgerson. Annals of Internal Medicine. https://www.acpjournals.org/doi/full/10.7326/0003-4819-155-9-201111010-00003
  • Kaduskar, P., & Suryanarayana, K. M. (2015). Yoga: An endocrine therapy. Indian journal of endocrinology and metabolism, 19(3), 437–438. https://doi.org/10.4103/2230-8210.152801
  • MedlinePlus. Yoga para la salud. 2018. Available at: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000876.htm. Accessed 12/14, 2018.