Los 5 mejores productos naturales para dejar de roncar

Para dejar de roncar podemos recurrir a remedios que nos ayuden a suavizar la garganta y a abrir las vías respiratorias para así mejorar la respiración y reducir las molestias

Cuando llegamos al momento de querer dormir, procuramos relajarnos para tomar descanso del día. Es importante para nosotros crear un ambiente tranquilo, pero para muchas parejas o compañeros sentimentales, es una problemática el hecho de roncar.

Para esto hay miles de soluciones que y unas que resultan más efectivas que otras. Al tener en cuenta los medicamentos, podemos tener conflictos, como, efectos secundarios o la intolerancia a algún componente. Por eso hablaremos de métodos naturales.

Remedios naturales para dejar de roncar

La composición de los remedios naturales es más sencilla de verificar que cuando hablamos de los componentes de una pastilla. Así, es más fácil saber si somos tolerantes o no a sus componentes.

1. La miel

Miel para dejar de roncar.

La miel es un expectorante natural que ayuda a eliminar las secreciones bronquiales que pueden impedir tener una buena respiración a la hora de dormir, lo cual produce los ronquidos.

Leer también: Diferencias entre resfriado común y gripe.

Para aprovechar el efecto de este medicamento natural debes hacer gárgaras con una infusión tibia de frambuesa. Esta ayudará a que la miel no se quede atascada en la garganta y, a su vez, le dará mejor sabor al hacer las gárgaras.

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de hojas de frambuesa (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

¿Qué debe hacer?

  • Añade las hojas de frambuesa en una taza de agua hirviendo y espera a que se entibie.
  • Añade la miel de abejas, mezcla bien y usa la infusión para hacer gárgaras, sin tragar, antes de ir a dormir.

2. Aceite de oliva y ruda

Aceite de oliva para no roncar.

Para este método debemos tener algo de paciencia, pues esta mezcla hay que dejarla reposar alrededor de dos semanas.

Ingredientes.

  • 1 taza de aceite de oliva (200 g)
  • 3 cucharadas de ruda (45 g)

¿Qué debes hacer?

  • Añade el aceite de oliva en un bol.
  • Incorpora la ruda y mezcla un poco.
  • Sella el recipiente con papel aluminio y deja reposar en un lugar oscuro.
  • Al pasar de las dos semanas, cuela el aceite para retirar las hojas de ruda y luego aplícalo sobre la nariz, el cuello y la nuca.

3. Eucalipto y menta

Estos dos componentes tienen propiedades expectorantes, que ayudan a suavizar la garganta y a abrir las vías respiratorias para evitar el ronquido y las molestias que conlleva.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de hojas de eucalipto (30 g)
  • 2 cucharadas de menta (30 g)

¿Qué debes hacer?

  • Calienta el agua junto con las hierbas hasta que llegue a ebullición.
  • Vierte la infusión en un bol y deja reposar por 10 minutos.

El tratamiento consiste en inhalar el vapor que estas expiden. Asegúrate de no estar muy cerca de la olla o recipiente en el que estén hirviendo para evitar que el vapor nos lastime el rostro.

4. Cebolla

Cebolla para dejar de roncar.

La cebolla es un  gran descongestivo natural, que no traerá contradicciones. Nos ayudará a romper con la obstrucción de las vías respiratorias y esto facilitará la respiración mientras disfrutamos del sueño y evitamos los ronquidos.

¿Qué debes hacer?

  • Corta la cebolla por la mitad, añade un poco de sal y colócala en un recipiente en la mesita de noche.
  • También puedes oler un poco de cebolla antes de ir a dormir.

Ver también: ¿Cómo dejar de roncar con remedios naturales?

5. Cúrcuma

La cúrcuma tiene muchos beneficios para la salud y entre ellos está el poder antiinflamatorio, que permite ayudarnos a combatir también los ronquidos.

Cúrcuma para dejar de roncar.

Esta especia expande los vasos sanguíneos y, por lo tanto, se puede aprovechar para mejorar la respiración y también la tos, ya que ayuda a evitar la resequedad de la garganta.

Para aprovechar sus beneficios podemos tomarla antes de ir a dormir.

Ingredientes

  • 1 taza de leche (250 ml)
  • 2 cucharadas de cúrcuma (30 g)
  • 1 cucharada de miel (opcional)

¿Qué debes hacer?

  • Añade la cúrcuma en una taza de leche caliente y consúmela antes de ir a dormir para evitar los molestos ronquidos.

Esta raíz también evita que la infección ser un problema, ya que fortalece el sistema inmunitario.

Para obtener buenos resultados es importante ser constantes con el tratamiento y asegurarnos de que no haya ningún tipo de alergia o dificultad médica para realizar los procesos.