Los 5 mejores remedios para calmar la conjuntivitis naturalmente

Además de ayudarnos a calmar la inflamación de la conjuntivitis, la caléndula también ayuda a frenar el crecimiento bacteriano y acelera la recuperación.

La conjuntivitis se produce por la inflamación de la capa conjuntiva, una membrana mucosa que recubre la superficie de los ojos brindándoles lubricación.

Esta se compone por pequeños vasos sanguíneos, que son los que tienden a irritarse, sobre todo cuando están expuestos a microorganismos, partículas del ambiente y sustancias volátiles de los productos químicos. Debido a esto, se genera un notorio enrojecimiento en los ojos, casi siempre acompañado con ardor, comezón y dificultades en la visión.

Si bien no es una condición grave y desaparece tras varios días, lo mejor es prestarle atención para evitar que genere otras complicaciones.

Por suerte, hay varios remedios de origen natural que, tras ser aplicados, te podrían ayudar a reducir los síntomas y acelerar tu recuperación; aunque existe evidencia científica limitada para apoyar el uso de ciertas infusiones para el tratamiento de esta afección.

En el siguiente espacio queremos compartir 5 buenas opciones para que las tengas en cuenta en caso de padecerlo.

1. Infusión de semillas de hinojo

infusion-de-hinojo

Los compuestos antiinflamatorios y antioxidantes de las semillas de hinojo tienen la capacidad de reducir la irritación de la conjuntiva, promoviendo el alivio de la sequedad ocular y el ardor.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de semillas de hinojo (10 g)

Preparación

  • Hierve una taza de agua y agrégale las semillas de hinojo.
  • Lleva la infusión al refrigerador y déjala enfriar un par de horas.
  • Pasado este tiempo, cuela el líquido y aplícalo.

Modo de uso

  • Lava los ojos con la bebida, 2 o 3 veces al día.

Ver también: Receta de té de hinojo para desinflamar el vientre

2. Infusión de caléndula

La caléndula es una planta con propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que pueden ayudar en el tratamiento de los ojos inflamados y resecos.

Su uso externo es una solución contra la conjuntivitis, ya que disminuye la inflamación y evita el crecimiento excesivo de bacterias.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de caléndula (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega las flores de caléndula en una taza de agua hirviendo y déjala reposar 10 minutos.

Modo de uso

  • Sumerge un par de trozos de algodón en el líquido y aplícalos como compresas sobre los ojos.
  • Deja que actúen 10 minutos y repite su uso 2 veces al día.

3. Patata cruda

Patata cruda

El agua y los antioxidantes contenidos en el zumo natural de patata son complementos que ayudan a disminuir la inflamación y dolor en los ojos. Es un remedio idóneo para la conjuntivitis, dado que también calma el enrojecimiento y la comezón.

Ingredientes

  • 1 patata

Preparación

  • Pela la patata, lávala con abundante agua y córtala en varias rodajas.
  • Llévala al refrigerador, 2 o 3 horas, hasta que estén bien frías.

Modo de uso

  • Pon las rodajas de patata frías sobre los ojos y, cuando empiecen a adquirir una temperatura ambiente, intercámbialas.
  • Aplícalas durante 10 o 15 minutos, una vez al día.

4. Té verde

Este es un remedio fácil, practico y casi universalmente disponible para la conjuntivitis. Al igual que el té negro, el té verde contiene bioflavonoides que pueden ayudar a reducir la inflamación y combatir las infecciones virales y bacterianas. Además, este té contiene sustancias antioxidantes que ayudan a proteger los ojos contra las agresiones causadas por los químicos, el sol y las bacterias.

Su aplicación en compresas mejora la circulación en la zona y, de paso, alivia la irritación que sufre la conjuntiva debido a las infecciones.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de té verde (20 g)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale el té verde.
  • Deja reposar la bebida en el refrigerador, hasta que esté bien fría.

Modo de uso

  • Sumerge varios trozos de algodón en el líquido y aplícalo sobre los párpados.
  • Deja que actúe 10 minutos y repite su uso 2 o 3 veces al día.

Te recomendamos leer: 4 formas de tomar té verde

5. Puré de manzanas

Mascarilla de manzana

El puré de manzanas tibio ayuda a disminuir la inflamación de la conjuntiva y, de paso, mejora la circulación y aumenta la lubricación en el globo ocular.

Su aplicación en casos de conjuntivitis controla el enrojecimiento y especialmente disminuye el ardor.

Ingredientes

  • 1 manzana
  • Agua (la necesaria)

Preparación

  • Corta una manzana en varios trozos y ponlos a hervir en abundante agua.
  • Una vez ablanden, sácalos del agua y tritúralos con un tenedor hasta obtener un puré espeso.
  • Deja que se enfríe durante 15 o 20 minutos, de modo que quede tibio.

Modo de uso

  • Pon el puré de manzana en un paño limpio y aplícalo como emplasto sobre los ojos cerrados.
  • Deja que actúe 10 minutos, y úsalo 2 veces al día.

Elige cualquiera de estos remedios y combate los síntomas de la conjuntivitis antes de que te provoquen más molestias.

Recuerda evitar el contacto con posibles elementos contaminados, como los cosméticos, ya que en algunos casos este problema es contagioso. Por último, ten presente que si con estos remedios naturales tu situación no mejora debes recurrir al médico para evitar posibles complicaciones.

 

 

 

 

 

  • Chacko SM, et al. (2010). Beneficial effects of green tea: A literature review. DOI: 10.1186/1749-8546-5-13
  • Chatterjee P, et al. (2012). Evaluation of anti-inflammatory effects of green tea and black tea: A comparative in vitro study. DOI: 10.4103/2231-4040.97298
  • Linda Blachly White, M.D. y Steven Foster. El recetario herbario: las mejores alternativas naturales a los medicamentos. (2002)