Los 5 mejores remedios caseros para limpiar las arterias tapadas

Katherine Flórez 18 agosto, 2016
Mantener las arterias limpias es muy importante ya que las obstrucciones arteriales no presentan síntomas contundentes y pueden derivar en problemas graves

Las arterias tapadas son una condición muy habitual que se caracteriza por la acumulación de placas de grasa dentro de un vaso sanguíneo que va al corazón o al cerebro.

Esto resulta bastante peligroso porque restringe el flujo de la sangre e impide que el oxígeno y los nutrientes lleguen de forma óptima hacia cada uno de los órganos y tejidos del cuerpo.

Como consecuencia, se pueden desencadenar reacciones más peligrosas como, por ejemplo, los derrames cerebrales, el ataque al corazón o la enfermedad de las arterias coronarias.

Lo que más preocupa a los expertos en salud es que es uno de los llamados “asesinos silenciosos” por la manera en que se desarrolla en el organismo.

Su falta de síntomas contundentes o la confusión de los mismos con otras enfermedades dificultan su diagnóstico y tratamiento oportuno.

Los fumadores, las personas sedentarias y los obesos son quienes más tienen riesgo de padecer esta afección.

Sin embargo, también es habitual entre los pacientes con diabetes tipo 1 y 2, artritis y varios tipos de infecciones.

La buena noticia es que la obstrucción se puede revertir gracias a la acción de algunos nutrientes esenciales que facilitan la limpieza arterial.

En este sentido, resulta conveniente conocer algunos remedios caseros para aprovecharlos sin correr el riesgo de sufrir efectos secundarios no deseados.

1. Leche de ajo

Leche-de-ajo

El ajo contiene sustancias sulfurosas y antioxidantes que disminuyen el exceso de lípidos retenidos en las paredes arteriales.

Este ensancha los vasos sanguíneos y facilita el flujo de la sangre para lograr un correcto riego de los tejidos y las células.

Ingredientes

  • 3 dientes de ajo
  • 1 taza de leche (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Pica los dientes de ajo en pequeñas láminas y ponlos a hervir en una taza de leche.
  • Espera hasta que se enfríe y consúmelo antes de ir a la cama.

Ver también: Cómo preparar miel de ajo para combatir las enfermedades respiratorias

3. Leche dorada

La combinación de cúrcuma con miel de abejas y leche nos da como resultado una bebida conocida en la medicina alternativa como “leche dorada“, la cual contiene sustancias antiinflamatorias y antioxidantes.

Su consumo habitual previene la formación de coágulos y activa la circulación para una adecuada expulsión de los lípidos y las toxinas.

Por otra parte, sus extractos orgánicos disminuyen los niveles de colesterol malo y previenen el endurecimiento arterial.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo (5 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 vaso de leche caliente (200 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Agrega una cucharadita de cúrcuma en un vaso de leche caliente y endúlzala con un poco de miel.
  • Consúmela una o dos veces al día, mínimo tres veces a la semana.

3. Pimienta de Cayena

Pimienta-de-cayena

La pimienta de Cayena contiene una sustancia activa llamada capsaicina que evita la oxidación de colesterol malo en los vasos sanguíneos y la obstrucción.

Sus compuestos antioxidantes frenan el efecto negativo de los radicales libres, mejoran la circulación de la sangre y previenen el riesgo cardiovascular.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de pimienta de cayena (2 g)
  • 1 taza de agua caliente (250 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Pon a hervir una taza de agua caliente y agrégale la media cucharadita de pimienta de Cayena.
  • Déjala reposar unos minutos y consúmela dos veces al día.
  • Sigue un tratamiento de limpieza de dos semanas.

4. Jengibre

La raíz de jengibre es un remedio antiinflamatorio que mejora el paso de la sangre a través de las venas y disminuye la oxidación del colesterol.

Sus compuestos gingeroles reducen el riesgo de obstrucción arterial y detienen el daño oxidativo que provoca riesgos cardiovasculares.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • 1 taza de agua caliente (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Agrega la raíz de jengibre rallada en una taza de agua caliente y déjala reposar durante 5 minutos.
  • Pásala a través de un colador y consúmela tres veces al día.
  • Repite la misma dosis todos los días, mínimo durante tres semanas.

Te recomendamos leer: 3 batidos a base de aguacate para reducir el colesterol

5. Semillas de lino

Agua de linaza

Las semillas de lino son uno de los mejores remedios naturales para las afecciones cardiovasculares e inflamatorias dado su alto contenido de ácido alfa-linolénico.

Estos ácidos grasos esenciales limpian las arterias tapadas por las grasas y evitan el endurecimiento causado por el daño oxidativo.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de semillas de lino (20 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Añade las dos cucharadas de semillas de lino en un vaso de agua y déjalas en remojo toda la noche.
  • Al día siguiente, pasa el líquido espeso por un colador y consúmelo en ayunas.
  • Repite el remedio todos los días, mínimo durante un mes.

¿Te preocupa tu salud arterial y cardiovascular? Elige alguno de estos remedios naturales y tómalo como complemento para reducir los riesgos de este tipo de enfermedades.

Te puede gustar