Los 5 mejores remedios para las crisis de ansiedad

En lugar de dejar que nos dominen, es fundamental conocer algunos remedios para las crisis de ansiedad que nos pueden ayudar a recuperar el control de la situación.

Las crisis de ansiedad son un problema que causa mucha preocupación, temor e inseguridad a quienes lo sufren. Estos ataques están relacionados con un desequilibrio del sistema nervioso y una pérdida de control de nuestro propio cuerpo.

En este artículo compartimos los mejores remedios para las crisis de ansiedad, de forma que podamos prevenirlas o detenerlas. Para ello podremos usar algunas sencillas técnicas o soluciones naturales a base de plantas medicinales. 

Sobre la ansiedad

Crisis de ansiedad

Para entender la ansiedad debemos tener en cuenta que este trastorno puede estar relacionado con diferentes factores:

  • Traumas o bloqueos emocionales
  • Alteraciones del sistema nervioso
  • Déficits nutricionales
  • Abuso de sustancias excitantes

Por lo tanto, para abordar las crisis de ansiedad tendremos que revisar estas cuestiones. Deberemos procurar llevar una vida lo más saludable posible, con una dieta equilibrada y buenos hábitos de ejercicio, contacto con la naturaleza, actividades lúdicas, etc.

También deberemos tratar a la persona con los profesionales adecuados a nivel psicológico y emocional. Partiremos siempre de la premisa de que la persona con ansiedad tiene un conflicto interno. Es posible que esté realizando algo que, en realidad, no desea hacer.

Lee este artículo: La depresión y la ansiedad son signos de lucha, no de debilidad

Remedios para las crisis de ansiedad

1. Movimientos oculares

Los movimientos oculares podrían disminuir la intensidad emocional de la ansiedad, así como estados de pánico, fobias o estrés postraumático. En general, las personas que sufren estados ansiosos o depresivos tienden a mirar hacia abajo, hacia el suelo. Por lo tanto, ante los primeros síntomas de crisis de ansiedad deberíamos procurar mirar hacia arriba para combatir esos estados emocionales.

No obstante, cualquier tipo de movimiento ocular podría resultar beneficioso. Realizar círculos en ambas direcciones, líneas horizontales, verticales o diagonales, o bien mirar hacia la nariz.

2. Respiración

La respiración es otra cuestión clave para prevenir o combatir las crisis de ansiedad y cualquier tipo de trastorno nervioso. A medida que nos alteramos, nuestra respiración también se bloquea y se vuelve corta, superficial, interrumpida.

Debemos procurar calmarnos lo suficiente para podernos centrar en la respiración. De este modo desviaremos nuestro centro de atención a nuestro interior y podremos luchar por recuperar el equilibrio.

Podemos sentarnos o tumbarnos, si es posible, para asegurarnos que realizamos una respiración profunda. Al inhalar, llenaremos el abdomen y después el pecho. Al exhalar, lo haremos a la inversa, vaciando el pecho y después el abdomen. Podemos ponernos las manos en el torso para hacerlo con más facilidad.

3. Aceites esenciales

Los aceites esenciales son un método natural excelente para equilibrar el sistema nervioso de una manera placentera y sensorial. No solo podemos descubrir los aceites con propiedades relajantes, sino que también podemos guiarnos por nuestros aromas favoritos o aquellos que nos transportan a estados de alegría y serenidad.

Los aceites que podemos utilizar como remedios para las crisis de ansiedad son los siguientes:

  • Lavanda
  • Bergamota
  • Naranja
  • Mejorana
  • Cedro
  • Albahaca
  • Ciprés
  • Rosa
  • Manzanilla

Podemos hacer un uso tópico, combinándolos con nuestras cremas o lociones corporales. También podemos utilizar un difusor aromático en nuestro hogar. No obstante, en los momentos de crisis podemos inhalarlos de manera directa.

4. Baño de sulfato de magnesio

Baño relajante para las crisis de ansiedad

El magnesio es un mineral con propiedades relajantes sobre el sistema nervioso. Podemos tomarlo a modo de suplemento diario para prevenir las crisis y, al mismo tiempo, mejorar nuestra salud en general.

No obstante, en el momento de la crisis, si tenemos una bañera disponible, recomendamos optar por un baño de sulfato de magnesio (sales de Epsom). No solo conseguiremos un efecto sedante, sino que al mismo tiempo también revitalizará nuestro organismo.

  • 5 cucharadas de sales de Epsom (100 g) en una bañera es la dosis recomendada.

Descubre: Cómo aprender la terapia de las flores de Bach de manera sencilla

5. Remedio Rescate

Un remedio natural que funciona con gran rapidez es el preparado Rescate, perteneciente a las flores de Bach; estas son una mezcla de esencias florales adecuadas como remedios para las crisis de ansiedad o de cualquier índole. Podemos llevar siempre a mano un pequeño bote de esta combinación de plantas para tomar en el momento que lo necesitemos.

El remedio Rescate equilibra nuestras emociones en situaciones agudas como pueden ser crisis de ansiedad, accidentes, malas noticias repentinas, estados de shock, etc. Solo tendremos que tomarlo de manera continuada hasta calmarnos lo máximo posible.

Debemos destacar que este remedio no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios. Por lo tanto, lo pueden tomar incluso niños o mujeres embarazadas. No tiene ningún riesgo de interacción con ningún medicamento.