Los 5 mejores trucos ecológicos para dejar tus calcetines impecables

Además de conseguir que nuestros calcetines luzcan como el primer día, con estos ingredientes naturales evitaremos todos esos químicos que pueden terminar por arruinar los tejidos

Los calcetines son una de las prendas que más utilizamos y, por ende, son las que más tienden a ensuciarse y desgastarse con el paso de los días.

Dado que están en continuo contacto con los pies, el calzado y el suelo, es común que la suciedad se adhiera a sus tejidos y forme manchas difíciles de remover.

Y aunque se han desarrollado muchos productos para su limpieza, hay quienes buscan alternativas ecológicas para evitar el uso de químicos agresivos.

Por suerte, ahora es muy fácil acceder a todos esos trucos prácticos y económicos que nos permiten blanquear estas prendas sin afectar nuestra salud o el medio ambiente.

A continuación queremos compartir los 5 más interesantes para que no dejes de ponerlos en práctica la próxima vez que tengas que lavarlos.

¡Toma nota!

1. Agua tibia con sal

agua-con-sal

Una solución de agua tibia con sal nos facilita la eliminación de manchas de sudor y mugre que poco a poco se va quedando retenida en la tela de los calcetines.

Lee también: 6 remedios caseros que te ayudarán a controlar el sudor

Ingredientes

  • 2 cucharadas de sal (20 g)
  • 1 litro de agua tibia

 ¿Qué debes hacer?

  • Vierte las dos cucharadas de sal en un litro de agua, remuévelo para que se integre bien y sumerge los calcetines.
  • Si hay demasiada mugre agrega un poco de detergente para conseguir mejores resultados.
  • Evita utilizar agua muy caliente, ya que esta puede dañar la elasticidad de la prenda.

2. Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno, conocido comúnmente como agua oxigenada, es un producto muy útil al momento de lavar los calcetines blancos.

Sus propiedades eliminan los malos olores causados por el sudor y remueven hasta las manchas más difíciles.

Ingredientes

  • ¼ de taza de peróxido de hidrógeno (62 ml)
  • 1 litro de agua tibia

¿Qué debes hacer?

  • Diluye el peróxido de hidrógeno en un litro de agua tibia y sumerge los calcetines durante 40 minutos.
  • Pasado este tiempo escurre el exceso de agua y lávalos con el jabón habitual.

3. Jugo de limón

limpiador-limón

El jugo de limón natural contiene ácidos naturales que ayudan a conservar la blancura de todo tipo de prendas.

Sus compuestos antibacterianos controlan los malos olores y dejan un aroma fresco.

Ingredientes

  • 1 taza de zumo de limón (250 ml)
  • 1 litro de agua tibia

¿Qué debes hacer?

  • Agrega el zumo de limón fresco en un recipiente con agua tibia, sumerge los calcetines y déjalos en remojo durante 45 minutos.
  • A continuación, enjuágalos como de costumbre y ponlos a secar al sol.

4. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es uno de los productos ecológicos que más se utilizan en lo que tiene que ver con la limpieza del hogar.

Su acción astringente y blanqueadora sirve para cuidar las prendas delicadas, incluyendo los calcetines.

Se aconseja combinar con jugo de limón o agua oxigenada para potenciar sus efectos de limpieza.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g)
  • ½ limón

¿Qué debes hacer?

  • Frota las dos cucharadas de bicarbonato de sodio sobre los calcetines húmedos, déjalos reposar unos minutos y, a continuación, frótalos con medio limón.
  • Espera otros 10 minutos, enjuaga y sécalos a la luz del sol.

5. Vinagre blanco

Vinagre blanco

El uso de vinagre blanco para el lavado de la ropa es muy habitual en aquellos hogares que han optado por formas de limpieza 100% ecológicas.

Este producto contiene ácidos y compuestos activos que, además de eliminar la mugre, desinfectan y neutralizan los malos olores.

Por si fuera poco, sirve como alternativa a los productos suavizantes, ya que tiene efectos similares, pero sin contener químicos fuertes.

Ingredientes

  • 1 taza de vinagre blanco (250 ml)
  • ½ litro de agua fría

¿Qué debes hacer?

  • Prepara una solución de vinagre blanco con agua y sumerge los calcetines durante 30 o 40 minutos.
  • Frótalos con cuidado, agrégales un poco de jabón líquido y enjuaga.
  • Sécalos al sol para conseguir mejores resultados.

Visita este artículo: 6 formas de limpiar tu baño con vinagre blanco

¡Para tener en cuenta!

Los resultados de estos trucos caseros pueden variar en función de la calidad de los productos utilizados y el tipo de tela del calcetín.

Si alguno no te funciona como deseas, prueba otro hasta encontrar el más efectivo.

Evita el uso de blanqueadores químicos, ya que son demasiado agresivos y suelen afectar la calidad de los tejidos.

Asegúrate de lavarlos tras cada uso, ya que si decides ponértelos varias veces acumularás más suciedad y olores desagradables.

 

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar