Los 5 tipos de felicidad que puedes experimentar

Aunque nos puedan parecer muy diferentes, los tipos de felicidad que podemos experimentar al realizar diferentes actividades se asemejan en un aspecto, y es que nos hacen sentir plenos

Existen 5 tipos de felicidad que todos podemos experimentar en diferentes situaciones a lo largo del ciclo vital.

Durante décadas, filósofos y psicólogos han abordado este tema ¿Hay quizá más de un modo de experimentar este tipo de emoción tan intensa, plena y satisfactoria?

El propio Aristóteles explicó por ejemplo en Ética a Nicómaco que habían tres tipos de felicidad. La primera se relacionaba con la diversión y el placer, la segunda se basaba en la experiencia de la libertad. La tercera tenía que ver con la filosofía y la investigación.

Podríamos decir por tanto que la felicidad tiene una medida y un patrón para cada persona. Cada uno de nosotros alcanzamos esa cúspide la autorrealización de muy diversos modos.

Veamos por tanto qué nos dice la psicología en este aspecto.

Tipos de felicidad que todos experimentamos

1. Vivencias placenteras diarias

chica pensando en los distintos tipos de felicidad

Aunque no lo creas, cada día de nuestra vida tiene muchas vivencias placenteras que nos hacen sentir emociones positivas que desembocan en la denominada felicidad.

¿Hace falta hacer algo extraordinario para lograrlo? Lo cierto es que no, pues si recuerdas bien una frase muy conocida, el placer a veces se encuentra en las pequeñas cosas del día a día.

  • Tan solo debemos prestar más atención y nos daremos cuenta de que hacer ejercicio, disfrutar de ese buen café por las mañanas con su aroma u ocupar nuestro tiempo leyendo o incluso llevando a cabo un proyecto laboral con muchas posibilidades de éxito pueden darnos esa sensación de felicidad.
  • Todas esas dimensiones vienen de la mano de un enfoque mental y psicológico relajado, centrado en el presente y libre de estrés.

Es más, tal y como nos revela un estudio llevado a cabo en la Universidad de British Columbia, las personas que no se obsesionan en buscar la felicidad sino en apreciar lo que les envuelve de manera sencilla, alcanzan un bienestar real.

                         Lee: 10 consejos para vivir mejor, con salud y felicidad

2. El estado de flow

chica pensando en los distintos tipos de felicidad

Seguro que alguna vez has experimentado este estado. Nos referimos a ese donde te encuentras tan sumergido en una actividad que te gusta que te olvidas del tiempo y de lo que ocurre a tu alrededor.

Tal vez te haya ocurrido alguna vez si pintas, si eres escritor, si realizar alguna actividad manual… Cualquier cosa que te guste mucho y te abstraiga puede llevarte a este estado.

Descubre: ¿Conoces el ritual de la felicidad?

Esto es fruto de un placer tuyo. Por ejemplo, si te gustan las matemáticas te sentirás fluir al realizar operaciones u otro tipo de ejercicios que comprendan números y fórmulas.

Este es uno de los tipos de felicidad que varían mucho dependiendo de una persona u otra. Asimismo, cabe señalar que este término acuñado por Mihaly Csikszentmihalyi, uno de los exponentes de la psicología positiva, es a día de hoy una de las contribuciones más significativas al estudio de la felicidad.

3. La felicidad en las relaciones

chicas pensando en los distintos tipos de felicidad

Los seres humanos somos seres sociales, por lo que establecer vínculos fuertes y saludables con otras personas es muy importante para nosotros.

Aunque bien es cierto que una dosis de soledad es necesaria para nuestro bienestar, tener personas a nuestro alrededor que nos quieran, en quienes podamos confiar y con quienes compartir momentos estupendos es algo que nos hará sentir muy bien.

Así, autores como Martin Seligman nos recuerdan que cultivar relaciones positivas y significativas nos ayudan a ganar en calidad de vida e incluso en longevidad.

Lee: 9 verdades universales sobre las relaciones

4. El logro de objetivos

¿Tienes algún objetivo pendiente de cumplir? ¿Está conectado con tus valores? Estos dos elementos logrados en conjunto conforman otro de los tipos de felicidad con los que nos podemos encontrar.

Llegar a esa meta nos enriquecerá, nos hará sentir plenos, motivados y muy felices con nosotros mismos. Es un desarrollo muy positivo que, además, generará un aumento de nuestra autoestima.

5. ¿Tu vida tiene significado?

ser-feliz

Muchas personas se encuentran perdidas, desalentadas y tristes porque su vida carece de sentido. Esto, a veces, es fruto de vacíos emocionales y problemas no superados que provocan que se encuentren como en un laberinto.

Ser conscientes de que existimos con un propósito, que no estamos aquí por estar y que tenemos un cometido es otro de los tipos de felicidad que podemos experimentar. Una de las figuras más representativas de esta idea dentro del mundo de la psicología fue Viktor Frankl.

Este célebre neurólogo y psiquiatra sobrevivió a los campos de Auschwitz y Dachau. Tras perder a su familia en este contexto, pudo reponerse y volver a su vida profesional tras definir un nuevo propósito: ayudar a los demás. Guiar a las personas hacia una vida con significado.

Así, uno de sus libros más destacados es sin duda “El hombre en busca de sentido”, una maravilloso trabajo que nos invita a reflexionar sobre la vida, la adversidad y la felicidad.

Tener una motivación para hacer de nuestra vida algo extraordinario será indispensable para sentirnos bien y ser felices.

Piensa que todos podemos aportar algo a este mundo. ¿Con qué contribuyes tú?

Antes de irte no te pierdas: ¿Por qué buscas la felicidad cuando ya la tienes?

Conclusión

Estos 5 tipos de felicidad son muy importantes y poder sentirnos bien en cualquiera de estos 5 ámbitos será la máxima expresión del verdadero equilibrio que puede existir en nuestra vida.

¿Te atreves a ser feliz hasta de 5 maneras diferentes? La felicidad no se reduce a un objetivo concreto o a una situación completa. Son varios los lugares donde ella nos está esperando para que la encontremos. Hagámoslo.

Csikszentmihalyi, Mihaly (2008) Fluir: una psicología de la felicidad. Madrid: Debolsillo Frankl, Viktor (2005) El hombre en busca de sentido. Herder