Los 5 tratamientos para la tiroides que puedes hacer en casa

1 junio, 2018
Para mantener el equilibrio dela función tiroidea podemos tener en cuenta algunos consejos y remedios naturales, pero siempre deberemos consumirlos bajo control médico para evitar complicaciones

La tiroides es una glándula con forma de mariposa ubicada en el cuello. Es la encargada de producir la hormona tiroidea, responsable de mantener el equilibrio hormonal y el metabolismo del organismo, la temperatura corporal y el ritmo cardíaco.

Por eso, cuando se altera su funcionamiento, muchas funciones del organismo también se descontrolan.

Función de la tiroides

La glándula tiroides tiene como función producir hormonas destinadas a equilibrar el metabolismo (que interviene en muchas de las funciones de nuestro organismo). Entre las hormonas segregadas por la tiroides encontramos:

  • Diyodotironina o T2
  • Triodontironina o T3
  • Tiroxina o T4

Las hormonas tiroideas interactúan con otras como la insulina, el cortisol, el estrógeno, la progesterona o la testosterona.

Enfermedades ocasionadas por los desequilibrios tiroideos

Los desequilibrios en la glándula tiroidea ocasionan graves padecimientos a nuestro organismo. Dentro de ellos te podemos citar los siguientes:

  • Fibromialgia
  • Síndrome de intestino irritable
  • Acné
  • Erupciones en la piel
  • Enfermedades en las encías
  • Problemas de infertilidad
  • Enfermedades autoinmunitarias

Para que la tiroides no se descontrole, debemos llevar un ritmo de vida saludable. Así, es conveniente limitar el consumo de comida rica en hidratos de carbono, practicar ejercicio físico y no picar entre comidas.

Los 5 tratamientos para la tiroides que puedes hacer en casa

1. Infusión de semillas de linaza

 

Cuando la glándula tiroides funciona lenta sentimos más necesidad de consumir carbohidratos debido a que tenemos un déficit de serotonina. Esta hormona la necesitamos para mejorar nuestro buen ánimo.

No obstante, los excesos de carbohidratos ocasionan obesidad, diabetes y problemas cardiovascularesPor lo tanto, la mejor opción es buscar mejores fuentes de energía.

Las semillas son una excelente alternativa. Además, nos sacian el apetito y regulan la función tiroidea.

Ingredientes

  • 1 cucharada de linaza (12 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calentaremos la taza de agua y añadiremos las semillas de linaza. 
  • Cuando esté hirviendo, apagaremos y dejaremos reposar 5 o 7 minutos.
  • Finalmente verteremos a una taza e ingerimos.

2. Aceite de coco para tratar la tiroides

Cuando introducimos el aceite de coco en nuestra dieta de manera habitual estamos utilizando una grasa buena, cargada de muchos nutrientes que benefician el organismo.

Por otra parte, tiene acción reguladora entre el hipotiroidismo y el hipertiroidismo. Sumado a esto, fortalece la respuesta inmunitaria. Así, nos ayudará a combatir enfermedades autoinmunitarias.

El aceite de coco está repleto de minerales, vitaminas y enzimas que:

  • Potencian las defensas.
  • Mejoran la digestión.
  • Promueven la absorción de nutrientes.
  • Equilibra el colesterol.
  • Combate el estrés oxidativo del déficit hormonal.
  • Mejora la textura de la piel y fortalece las uñas.

Preparación

  • Consumiremos una cucharada de aceite de coco al día, en ayunas, hasta que notemos una mejoría.

3. Inicia una dieta alcalina 

dieta alcalina

La dieta alcalina nos permitirá desintoxicar nuestro cuerpo y mejorar la salud del estrés y la ansiedad. Además de estos beneficios, recibiremos una sana carga de nutrientes que fortalecerá el organismo.

Esta dieta permitirá regular la función de muchos de nuestros órganos, el pH del cuerpo y la glándula tiroidea. Dentro de ella recomendamos incluir:

  • Vegetales (remolacha, apio, pepino, lechuga, tomate)
  • Bulbos (cebolla y ajo)
  • Perejil
  • Jengibre
  • Cítricos
  • Aceite de oliva

4. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es bueno para la regulación hormonal y la desintoxicación del cuerpo. Ayuda a perder peso, mejorar el metabolismo de las grasas y los hidratos de carbono y mantiene un equilibrio ácido-alcalino adecuado en el cuerpo.

Es beneficioso en el control de otras enfermedades crónicas como el colesterol alto, la presión arterial y la diabetes. En especial ayudará a mejorar la actividad de la tiroides y controlar los síntomas.

Ingredientes

  • 2 cucharada de vinagre de manzana (30 ml)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agregaremos las 2 cucharadas de vinagre de manzana en la taza de agua, mezclaremos muy bien y beberemos.
  • Es importante tomar todos los días un vaso de agua con vinagre de manzana: notaremos la mejoría rápidamente.

5. Ejercicio como terapia natural

 

La actividad física habitual garantiza el buen funcionamiento de los órganos vitales del cuerpo. Esta regula las funciones de las glándulas endocrinas, eleva el estado de ánimo, mejora el metabolismo, elimina las toxinas del cuerpo y mantiene un peso saludable.

Algunos síntomas relacionados con los problemas de la tiroides, como la fatiga, la pérdida de apetito y la osteoporosis, pueden combatirse a través de la práctica de ejercicio regular de 30 minutos diarios.

Te puede gustar