Los 6 mejores antioxidantes naturales - Mejor con Salud

Los 6 mejores antioxidantes naturales

Para aprovechar el limoneno que se encuentra en la piel de los cítricos, podemos congelar la fruta y rallar la cáscara sobre nuestros postres o guisos

Los antioxidantes son unas moléculas que le aportan grandes beneficios a la salud, ya que protegen a las células sanas de los daños que les puedan causar los radicales libres —moléculas que causan graves daños a la salud—, como por ejemplo pueden cambiar el ADN, las grasas y las proteínas.

A largo plazo, los radicales libres pueden ocasionar enfermedades degenerativas, entre las cuales están el Parkinson y el Alzheimer, proporcionar un alto riesgo de llegar a tener algún tipo de cáncer, acelerar el proceso de envejecimiento, entre muchas otras complicaciones.

Unas de las principales fuentes de antioxidantes son, sin lugar a dudas, las frutas y las hortalizas frescas, esta es una de las mil y mas razones que debemos tener en cuenta para agregarlas a la lista de los alimentos más sanos que debemos comer todos los días para poder tener una vida mucho más saludable, puesto que son una gran ayuda para proteger a nuestro organismo de los graves efectos que pueden causar los radicales libres.

Afortunadamente podemos contar con muchos tipos de antioxidantes, entre los que se destacan las vitaminas E y C, algunos minerales como el selenio, el zinc, el cobre; aminoácidos como la cisteína y algunas enzimas como el SOD, GPS. De la misma manera, hay muchos otros alimentos con grandes propiedades antioxidantes que podemos incorporar en nuestra alimentación y de esa manera poder obtener sus beneficios a favor de nuestra salud, para ello debemos conocer cuáles son y qué tipo de propiedades nos ofrece cada uno de ellos, ¡Vamos a descubrirlos!

El limoneno

LIMON

El limoneno está presente en la cáscara de los cítricos, el limoneno es el que produce el olor característico de la naranja y el limón, entre otros. Este componente tiene la propiedad de reducir el riesgo de padecer de infarto, hipertensión, cataratas, algunas enfermedades degenerativas y ciertos tipos de cáncer.

Las catequinas

Las catequinas son de la misma familia de los polifenoles, que son un tipo de antioxidantes que tienen la capacidad de activar las enzimas del hígado, responsables de eliminar las toxinas. Este se encuentra principalmente en el té verde, ya que es su principal compuesto, asimismo tiene grandes propiedades para prevenir enfermedades como la artritis.

El sulforano

Este es el principal compuesto de las coles de Bruselas, el rábano, el berro, la coliflor y el brócoli. El sulforano ayuda a desintoxicar el organismo y su propiedad más importante es la de eliminar los agentes cancerígenos que se puedan encontrar en algunos tipos de tumores.

El resveratrol

semillas de uva

Este es un importante y efectivo componente que se encuentra principalmente en la piel de las uvas, el vino, los arándanos, las frambuesas, las ostras, las nueces y los cacahuetes. El resveratrol actúa directamente sobre las sirtuinas, enzimas que son las encargadas de regular la acción de determinados genes.

El licopeno

El licopeno es el encargado de proporcionarle el color rojo al tomate y a la sandía, así como a otras frutas y verduras, de tal manera que es considerado uno de los más importantes antioxidantes, ya que ayuda a prevenir el cáncer y mejora la circulación de la sangre, evitando problemas cardiovasculares.

La quercetina

Cebolla

Es un pigmento natural que tiene la gran capacidad de ser un protector hepático, previene el asma, es un gran vasodilatador, reduce notablemente los niveles de azúcar en la sangre y previene las enfermedades cardiovasculares; es en general uno de los mas importantes y potentes antioxidantes naturales que existen y lo podemos encontrar en el té verde, el mosto de uva y la cebolla.

Recuerda…

Conociendo los efectos antioxidantes que tienen cada uno de los alimentos anteriores y teniendo en cuenta la importancia que estos tienen en cuanto a la salud, podemos tenerlos muy presentes y de esa manera incorporarlos a la dieta de todos los días, para poder disfrutar de todos y cada uno de sus beneficios y propiedades.