Los 6 mejores consejos para eliminar el brillo graso de la cara

Elena Martínez Blasco · 6 febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 6 febrero, 2020
Además de los cuidados externos nuestra dieta y el consumo de agua también son fundamentales a la hora de eliminar el brillo graso de la cara y mantener un equilibrio.

Muchas mujeres tienen un brillo graso de la cara, en especial en la zona de la frente, la nariz y la barbilla. Este exceso de sebo no solo se debe al tipo de productos que utilizan para limpiar su rostro, sino también a otros factores, como el lugar donde viven y la época del año.

Consejos para eliminar el brillo graso de la cara

¿Sería posible controlar o eliminar el brillo graso de la cara de forma natural? De hecho, sí. Pero debes mejorar algunos hábitos de vida y adoptar ciertas pautas, como las que vamos a comentarte a continuación.

1. Ojo con las grasas en la dieta

ghee para el brillo graso en la cara

Para equilibrar el brillo graso de la cara debemos tener en cuenta qué tipos de grasas incluimos en nuestra dieta. No se tratar de eliminarlas de nuestros menús, sino de elegir las que son de buena calidad y nos benefician, y eliminar las procesadas.

Los alimentos que contienen grasa perjudiciales son los aceites refinados, los comestibles precocinados y ultraprocesados, las frituras, la bollería y otros comestibles industriales.

En cambio, las fuentes de grasas saludables son: el aceite de oliva, el aguacate, el pescado azul, los frutos secos y las semillas.

Descubre: Las grasas son esenciales en nuestra dieta

2. Bebe agua

Una buena hidratación resulta muy beneficiosa para la salud en diversos aspectos. Por ello, no debemos dejar nunca de lado lo valioso que es beber suficiente cantidad de agua a lo largo del día, en función de la sed, incluso en el verano. 

El consumo de agua es una de las medidas más recomendables para mantener la salud de la piel.

Nunca se debe sustituir el agua por bebidas industriales o café. Aunque es cierto que podemos obtener cierta cantidad de agua a través del consumo de alimentos como las frutas y los vegetales, es conveniente que nos bebamos unos 3- 4 vaso de agua al día, como mínimo. 

Si no bebemos suficiente agua, la piel lucirá reseca, dura, rígida y además, tendrá falta de luminosidad.

3. Olvida las bebidas industriales

En lugar de tomar bebidas industriales (tés, zumos, aguas saborizadas, batidos, etc.), lo más recomendable es consumir bebidas naturales sin azúcar añadida, con moderación.

En casa no solo puedes prepararte tus propios zumos y smoothies, también puedes prepararte infusiones deliciosas y, por qué no, algunas bebidas frutales.

4. Lávate con un jabón adecuado

Muchas veces no sabemos escoger los productos más adecuados para nuestro tipo de piel y, por ello, terminamos teniendo un exceso de brillo graso en el rostro que no resulta muy favorecedor.

Ante esta situación, lo más adecuado es consultar con el dermatólogo y seguir sus recomendaciones. El profesional nos indicará cuál es nuestro tipo de piel y qué es lo mejor para ella.

5. No te olvides del tónico

Es muy recomendable aplicarnos siempre un tónico después de limpiarnos el rostro y antes de proceder a la hidratación. Con el tónico, se dice que regulamos el pH y la grasa del cutis, cerramos los poros y potenciamos la firmeza de la piel.

6. Elige la crema hidratante adecuada

No es fácil encontrar una crema facial que nos hidrate la piel sin dejarla oleosa o con brillos. Por lo general, las lociones para la piel grasa suelen contener alcohol. Este ingrediente nos da un aspecto mate pero, a la larga, puede resecar e irritar demasiado el cutis.

Lo ideal es elegir una crema hidratante que tenga como base el aloe vera. Este gel, que se extrae de las pencas de esta planta, mantiene la hidratación natural de la piel sin engrasarla, a la vez que evita los brillos.

Descubre 5 grandes beneficios del gel de aloe vera para cuidar tu piel

7. Papel de arroz

Este truco es imprescindible para eliminar los brillos y conseguir un efecto mate en la piel de manera inmediata. Por lo tanto, no es solución definitiva, pero sí un remedio para llevar en el bolso.

Las mujeres asiáticas usan desde hace siglos el papel de arroz. Solamente tenemos que pasarnos uno de estos finos papeles por la zona para que absorba la grasa de inmediato. ¿Ingenioso, no?

Nota final

Para mantener bajo control el brillo graso de la cara lo más adecuado es seguir las recomendaciones del dermatólogo. Las pautas que te hemos dado aquí son orientativas y no sustituyen en ningún caso la consulta profesional.