Los 6 mejores ejercicios para mujeres en el embarazo

Aunque el ejercicio es muy beneficioso durante el embarazo, si no estamos acostumbradas o notamos molestias es importante ir poco a poco y consultar con un profesional

Realizar ejercicio físico durante el embarazo tiene resultados muy beneficiosos para tu salud.

Numerosos estudios sugieren que podría reducir el riesgo de desarrollar diabetes gestacional y preeclampsia.

Obstetras y ginecólogos recomiendan a las mujeres que lleven a cabo un embarazo sin complicaciones que intenten hacer de 20 a 30 minutos de actividad física moderada tres veces por semana, como mínimo.

Beneficios de practicar ejercicios durante el embarazo

  • Ayuda aumentar tu energía y mejorar tu estado de ánimo.
  • Alivia el dolor de espalda u otros dolores de la columna.
  • Beneficia el sueño reparador y el mejor descanso.
  • Prepara el cuerpo para el nacimiento.
  • Reduce el riesgo de complicaciones y la necesidad de una cesárea.
  • Ayuda a prevenir problemas circulatorios, la hinchazón de piernas y pies, hemorroides y estreñimiento.
  • Ayuda a controlar el aumento de peso.

Lee también: Actividad física en el embarazo: ejercicios recomendados

¿Qué ejercicios son más recomendables durante el embarazo?

1. Caminar

Caminar

Es uno de los mejores ejercicios para las mujeres embarazadas.

  • Debes comenzar por 20 minutos a paso ligero de 2 a 3 veces por semana.
  • Lo ideal es que comience con rutinas suaves y lentas. Te ayudará a que la llegada del bebé sea de manera natural.

2. Nadar

Es ideal, porque trabaja los músculos de las piernas y brazos, reduce la hinchazón y permite que la mujer en el embarazo se sienta ligera en el agua a pesar de su aumento de peso.

Estar en el agua ofrece un respiro a las articulaciones y disminuye el dolor de la zona lumbar y relaja los músculos de la espalda.

3. Ejercicios con pesas ligeras

Ejercicios con pesas ligeras

Tomando las precauciones necesarias y haciendo los movimientos lentos y controlados, es una muy buena manera de tonificar y fortalecer los músculos.

Hacer ejercicios con peso ligero no es perjudicial para la embarazada.

Es recomendable que consultes con tu médico antes de comenzar este tipo de entrenamiento. Generalmente las mujeres en el embarazo usan poco peso y realizan más repeticiones, de esa manera resulta menos peligroso.

A medida que tu vientre crezca habrá algunos ejercicios que no puedas hacer. No intentes forzar tu cuerpo y busca otro tipo de actividades.

Visita este artículo: 8 consejos para recuperar tu figura tras el embarazo

4. Yoga y estiramientos

Los ejercicios de estiramiento son muy recomendables para la espalda y los dolores en las articulaciones de las embarazadas.

Es importante para reducir el estrés y la presión del cuerpo, además contribuye a eliminar la sensación de fatiga y la tensión nerviosa.

Esta disciplina también te ayuda a respirar, de manera que va a favorecer la relajación y será beneficioso durante el parto.

5. Bicicleta

Bicicleta

Puede ser al aire libre o en una bicicleta fija: el pedalear proporciona numerosos beneficios. Es recomendable hasta el quinto o sexto mes de embarazo. Después, al crecer la barriga, podría desequilibrarnos.

Debes montar en bicicleta a un ritmo moderado. La actividad física ejercita el corazón y prepara al organismo para que tengas un parto sin un esfuerzo exagerado, ni para ti ni para el bebé.

6. Pilates

Fortalece el abdomen y la espalda, además de los músculos del suelo pélvico. Es importante que encuentres un buen instructor especializado en pilates para embarazadas.

  • Se trata de un ejercicio para trabajar el equilibrio y te va ayudar a que el bebé se posicione correctamente para el momento del parto.
  • También mejora la fuerza muscular, la flexibilidad y la postura.

Algunos consejos al realizar el plan de ejercicios

  • Consultar con nuestro médico antes de iniciar el plan de ejercicios por si existiera algún riesgo particular en nuestro embarazo.
  • Si la madre hasta el momento ha sido sedentaria se debe establecer un plan de ejercicios adecuado con comienzos más suaves.
  • Al comenzar hacer ejercicios es conveniente hacerlo de manera gradual aumentando poco a poco la intensidad y la duración de los mismos.
  • Es importante realizar un calentamiento previo, para evitar calambres u otros efectos perjudiciales por realizar una actividad física brusca y repentina.
  • En la práctica del ejercicio no tratar de forzar el organismo llegar a nuestros límites: se debe realizar el ejercicio de modo relajado pero constante.

Interrumpiremos cualquier ejercicio y acudiremos al ginecólogo en caso de:

  • Hemorragia vaginal
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Contracciones
  • Dolor o hinchazón en las pantorrillas
  • Reducción en el movimiento del feto
  • Visión borrosa
  • Pérdida de líquido por la vagina.

Al realizar ejercicio durante el embarazo conseguirás recuperar tu silueta más rápido, acumularás menos grasa durante el embarazo.

Además, tu cuerpo estará fuerte y sano para el momento del parto.

Categorías: Maternidad Etiquetas:
Te puede gustar