Los 6 mejores métodos para exfoliar la piel de forma natural

Si tenemos la piel sensible, debemos tener cuidado a la hora de exfoliarla para no dañarla. Asimismo, elegiremos aquellos ingredientes que más se adapten a nuestras necesidades.

Exfoliar la piel es un tratamiento estético que facilita la eliminación de células muertas y otras impurezas que se adhieren a esta.

A pesar de que la piel se exfolia de forma natural cada 28 días, la constante exposición a las toxinas del ambiente hace que sea necesario darle un impulso con distintos ingredientes.

La falta de este tipo de cuidados impide la correcta oxigenación de las células y hace que el rostro y demás partes del cuerpo luzcan opacos, con una textura áspera y mayor susceptibilidad al acné.

Por fortuna, existe una amplia variedad de soluciones naturales que nos permiten exfoliar la piel sin necesidad de gastar en costosos procedimientos profesionales.

Así pues, presta atención a las 6 mejores formas de hacerlo de manera natural. ¡No dudes en probarlas!

1. Cáscara de limón

La ralladura de la cáscara de limón tiene poderosos antioxidantes que ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro, así como la aparición de manchas antiestéticas.

Cáscara de limón.

Su aplicación contribuye a disminuir el exceso de producción de grasa, además de a regular el pH de la piel y limpiar en profundidad los poros para evitar los puntos negros. Para utilizarla, toma nota de la siguiente receta:

Ingredientes

  • 1 cáscara de limón
  • 1 cucharada de coco rallado (10 g)
  • 3 cucharadas de miel (75 g)

¿Qué debes hacer?

  • Pon a secar una cáscara de limón, rállala y mézclala con el coco rallado y las cucharadas de miel.
  • Una vez que hayas obtenido una pasta espesa, aplícala con suaves movimientos circulares y déjala actuar unos minutos.
  • Posteriormente, enjuaga con abundante agua templada y repite su uso dos veces a la semana.
  • Ten en cuenta que solo debes usarlo en horas de la noche para evitar efectos negativos por la exposición al sol.

Lee también: Cómo utilizar la sal para combatir los puntos negros y espinillas

2. Café y aceite de coco

La combinación de restos de café con aceite de coco nos da como resultado un tratamiento exfoliante con propiedades anticelulíticas.

El aceite de coco puede ser útil para exfoliar la piel.

Aunque este puede emplearse sobre el rostro, está aconsejado para masajear las piernas y los glúteos, con el fin de mejorar la circulación. Presta atención al siguiente modo de aplicarlo:

Ingredientes

  • 1 cucharada de restos de café (10 g)
  • 2 cucharadas de aceite de coco sólido (30 g)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla los restos de café con el aceite de coco hasta obtener una pasta espesa.
  • Frótala con suaves masajes circulares y déjala actuar dos minutos.
  • Finalmente, enjuaga y repite su aplicación dos veces a la semana.

3. Avena y aceite de oliva

La avena es uno de los mejores ingredientes para ayudar a exfoliar la piel y eliminar las células muertas que afectan la calidad de esta.

Copos de avena.

Su poder limpiador contribuye a remover las impurezas de los poros y ayuda a retener la humedad natural para evitar la sequedad.

En este caso, aconsejamos combinarla con aceite de oliva para potenciar su efecto hidratante y revitalizador. No obstante, en caso de tener piel con tendencia oleosa, este puede remplazarse por leche o agua de rosas.

Así pues, presta atención al este modo de utilizar la avena:

Ingredientes

  • 1 cucharada de copos de avena (10 g)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (16 g)

¿Qué debes hacer?

  • Hidrata la avena con un poco de agua y mézclala con una cucharada de aceite de oliva.
  • Frota la pasta con suaves masajes circulares y déjala actuar cinco minutos.
  • Para terminar, enjuaga y úsalo hasta tres veces a la semana.

Descubre igualmente: 3 recetas sabrosas con avena

4. Canela con miel

Con la combinación de la canela y la miel, podemos obtener un producto para limpiar y exfoliar la piel en profundidad. Asimismo, ayudaremos a  a activar la circulación.

Canela con miel.

Sus compuestos antioxidantes y suavizantes son grandes aliados con la prevención de arrugas prematuras y apoyan el tratamiento de problemas como las estrías y las varices. Una manera de aplicar estos ingredientes puede ser esta:

Ingredientes

  • 1 cucharada de canela en polvo (10 g)
  • 3 cucharadas de miel pura (75 g)

¿Qué debes hacer?

  • Primeramente, prepara una pasta con ambos ingredientes. Frótala con suaves masajes sobre las áreas del cuerpo que quieres exfoliar.
  • Déjalo actuar cinco minutos, enjuaga y repite su uso cada tres días.

Además te puede interesar: Beneficios del té de canela y miel para adelgazar

5. Azúcar y limón, dos buenos aliados para exfoliar la piel

Esta sencilla combinación es una de las opciones más económicas y eficaces para darle un aspecto renovado al rostro y otras partes del cuerpo.

Combinar azúcar y limón puede ser útil para exfoliar la piel.

El limón es un poderoso astringente que regula la producción de aceites mientras ayuda a aclarar la piel manchada.

No obstante, se debe usarlo con precaución porque deja la piel sensible a las manchas solares. Si quieres emplearlo, sigue estos pasos:

Ingredientes

  • 2 cucharadas de azúcar (20 g)
  • El zumo  de 1 limón

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla el zumo de limón con el azúcar y forma una pasta húmeda.
  • Limpia tu rostro y aplícate el exfoliante con suaves movimientos.
  • Finalmente, déjalo actuar cinco minutos y enjuaga.
  • Úsalo solo por las noches y, como máximo, dos veces a la semana.

Visita también este artículo: Descubre por qué deberías poner cáscara de limón en tus pies antes de ir a dormir

6. Suero de leche y sal

El ácido láctico del suero de leche ayuda a regular el pH del rostro y a remover las impurezas que se acumulan en los poros.

Al combinarlo con sal, obtenemos un tratamiento más completo que contribuye a quitar la piel muerta y el exceso de grasaToma nota de cómo preparar un exfoliante natural con estos ingredientes:

Ingredientes

  • 3 cucharadas de suero de leche (30 ml)
  • 1 cucharadita de sal (5 g)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla el suero de leche con la cucharadita de sal y aplícate el producto sobre la piel.
  • Espera cinco minutos a que haga efecto y, después, enjuaga.
  • Puedes usarlo dos o tres veces a la semana.

Ya has visto que exfoliar la piel puede ser muy fácil, así que elige el exfoliante natural que más te llame la atención y sigue las recomendaciones dadas para obtener sus respectivos beneficios.

Evita hacerlo de forma excesiva, ya que puede resultar agresivo con la piel.

  • Dr. Lupo. (2015). Evaluate before you exfoliate | American Academy of Dermatology.
  • Proksch, E., Brandner, J. M., & Jensen, J. M. (2008). The skin: An indispensable barrier. Experimental Dermatology. https://doi.org/10.1111/j.1600-0625.2008.00786.x