Los 6 mejores métodos para exfoliar la piel de forma natural

15 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Karla Henríquez
Antes de exfoliar la piel con remedios caseros es recomendable consultar con el dermatólogo, ya que no todas las pieles son iguales ni necesitan ser exfoliadas con el mismo método.
 

Existen varias formas de exfoliar la piel de forma natural en casa. Una de las más populares es la aplicación de mezclas con azúcar, un ingrediente de uso común. La idea de llevarla a cabo periódicamente es remover la capa de células muertas e impurezas, para lucir un cutis más limpio y sano.

A pesar de que la piel se exfolia de forma natural cada 28 días, hay quienes consideran que deben exfoliarse periódicamente para verse mejor en líneas generales. Veamos más acerca de esto a continuación.

¿Qué es la exfoliación?

La exfoliación es el proceso natural de renovación de la piel que supone la eliminación de las células muertas de la epidermis. Ahora bien, cuando nos la autoprocuramos a través de algún producto exfoliante, la idea no solo es eliminar dichas células muertas, sino también las impurezas y la suciedad acumulada en la capa más superficial de la piel. Todo ello con el objetivo de reducir –en el futuro– la aparición de impurezas e imperfecciones.

Los expertos de la Enciclopedia de la Salud explican que “en cosmética la exfoliación se realiza artificialmente buscando un rejuvenecimiento facial. Se eliminan las escamas y las células muertas de la epidermis mediante una acción física o con un agente químico”.

 

¿Cómo exfoliar la piel de forma natural?

Además de acudir al dermatólogo para que nos paute un exfoliante adecuado –acorde al tipo de piel, etc.– la sabiduría popular considera que podemos exfoliar la piel de forma natural con los siguientes elementos que vamos a comentar a continuación.

1. Cáscara de limón

La mezcla de un poco de miel de abejas –artesanal– con un poco de coco rallado y la cáscara de un limón (triturada) podría ser un buen exfoliante casero para pieles mixtas, según la cosmética alternativa.

Ingredientes

  • 1 cáscara de limón.
  • 3 cucharadas de miel (75 g).
  • 1 cucharada de coco rallado (10 g).

Procedimiento

  • Pon a secar una cáscara de limón, rállala y mézclala con el coco rallado y las cucharadas de miel.
  • Una vez que hayas obtenido una pasta espesa, aplícala con suaves movimientos circulares y déjala actuar unos minutos.
  • Posteriormente, enjuaga con abundante agua templada.
  • Nunca te apliques esta mezcla durante el día.

Descubre: Los mejores consejos para tener una piel radiante

2. Poso de café y aceite de coco

La mezcla de un poco de poso de café con aceite de coco es un exfoliante casero que podría ser útil para las pieles más grasas. Por una parte, las partículas del café ayudan a remover las impurezas y la suciedad y por otra, el aceite de coco ayuda a hidratar y suavizar la piel.

 

Ingredientes

  • 1 cucharada de restos de café (10 g).
  • 2 cucharadas de aceite de coco sólido (30 g).

Procedimiento

  • Mezcla los restos de café con el aceite de coco hasta obtener una pasta espesa.
  • Frótala con suaves masajes circulares y déjala actuar dos minutos.
  • Finalmente, enjuaga y repite su aplicación dos veces a la semana.

3. Avena y aceite de oliva

La mezcla de avena y aceite de oliva se plantea para pieles secas, normales y mixtas, pues ambos ingredientes contribuyen con la salud de la piel y actúan de una forma suave.

Ingredientes

  • 1 cucharada de copos de avena (10 g).
  • 1 cucharada de aceite de oliva (16 g).

Procedimiento

  • Hidrata la avena con un poco de agua y mézclala con una cucharada de aceite de oliva.
  • Frota la pasta con suaves masajes circulares y déjala actuar cinco minutos.
  • Para terminar, enjuaga con abundante agua.

Te puede interesar: Cómo hacer un jabón natural de avena para exfoliar la piel

4. Canela con miel

Canela en varitas y miel de abejas artesanal.

Por sus compuestos antioxidantes y suavizantes, tanto la miel como la canela se consideran grandes aliados de la salud de la piel. Además, se dice que pueden ayudar a prevenir la aparición de arrugas prematuras y estrías.

 

Ingredientes

  • 1 cucharada de canela en polvo (10 g).
  • 3 cucharadas de miel de abejas (75 g).

Procedimiento

  • Primeramente, prepara una pasta con ambos ingredientes. Frótala con suaves masajes sobre las áreas del cuerpo que quieres exfoliar.
  • Déjalo actuar cinco minutos, enjuaga.

5. Leche de arroz y harina de garbanzos

Un exfoliante suave, apto para casi todos los tipos de piel, es la mezcla de leche de arroz –sin azúcar y preferiblemente casera– con un poco de harina de garbanzos.

Ingredientes

  • Leche de arroz.
  • Harina de garbanzos.

Procedimiento

  • Mezcla la leche de arroz con la harina de garbanzos y forma una pasta húmeda.
  • Limpia tu rostro y aplícate el exfoliante con suaves movimientos.
  • Finalmente, déjalo actuar cinco minutos y enjuaga.
  • Úsalo solo por las noches.

6. Suero de leche y sal

Suero de leche
En su composición fundamentalmente acuosa, el suero alberga los minerales y las vitaminas hidrosolubles más importantes de su procedente láctico.

Según la sabiduría popular, para exfoliar la piel de forma natural y mejorar el aspecto de las pieles grasas sería recomendable aplicar una mezcla de sal fina –de mesa– y suero de leche.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de sal (5 g).
  • 3 cucharadas de suero de leche (30 ml).

Procedimiento

  • Mezcla el suero de leche con la cucharadita de sal y aplícate el producto sobre la piel.
 
  • Espera cinco minutos a que haga efecto y, después, enjuaga.

Descubre: Entrevista a Rocío Gil Redondo, el cuidado de la piel y las últimas técnicas de rejuvenecimiento

¿Hay que consultar primero con el dermatólogo?

Antes de empezar a exfoliar la piel de forma natural en casa tanto con remedios caseros o productos comerciales que se encuentran en supermercados y tiendas afines, lo más recomendable es consultar con tu dermatólogo. De lo contrario, podrías irritar y maltratar tu piel y con ello, exponerla aún más a sufrir lesiones.

En caso de que desees exfoliarte con regularidad, consulta con el médico con qué frecuencia es recomendable que lo hagas (o no) y por qué. El profesional sabrá indicarte qué es lo mejor para tu piel.

 
  • Dr. Lupo. (2015). Evaluate before you exfoliate | American Academy of Dermatology.
  • Proksch, E., Brandner, J. M., & Jensen, J. M. (2008). The skin: An indispensable barrier. Experimental Dermatology. https://doi.org/10.1111/j.1600-0625.2008.00786.x