Los 6 mejores tratamientos caseros para combatir el acné de la espalda

Aunque sus efectos pueden tardar un poco en notarse, cualquiera de estos remedios naturales nos ayudará a combatir el acné en la espalda y a mejorar el aspecto de la piel.

El acné de la espalda es un problema muy común en la población. Por lo general, no suele ser grave, pero esto no quiere decir que no se deban tomar ciertas medidas para tratarlo.

En este sentido, es muy importante, ante todo, consultar con el dermatólogo. El profesional será el más indicado para evaluar el caso y, en función de ello, realizar las especificaciones oportunas.

El acné de la espalda se caracteriza por la aparición de pequeños granos, casi siempre compuestos por restos de sebo, piel muerta y otras impurezas.

Por fortuna, existe una amplia variedad de tratamientos que, por sus compuestos, ayudan a controlar la aparición de estas imperfecciones antes de que afecten la belleza de la piel.

A continuación, te comentamos 6 interesantes tratamientos caseros para que empieces a combatir el acné de espalda cuanto antes.

Combate el acné de la espalda con los siguientes tratamientos caseros

1. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana contiene una sustancia conocida como ácido acético que, tras ser absorbida a través de la piel, contribuye a remover el sebo y los desechos que se acumulan en los poros de la espalda.

Esta naturaleza ácida regula en pH cutáneo y ayuda a mantener la actividad de las glándulas sebáceas en equilibrio.

Modo de uso

  • Combina partes iguales de vinagre de sidra de manzana con agua y frótalo sobre la piel de la espalda con la ayuda de un trozo de algodón.
  • Repite su uso cada noche antes de ir a dormir.
vinagre de manzana

Descubre: Los 8 beneficios de consumir una cucharada de vinagre de manzana al día

2. Aceite esencial de lavanda

El poder antibacteriano y antiinflamatorio del aceite esencial de lavanda es útil para reducir la formación de granos y espinillas en la piel de la espalda.

Sus compuestos facilitan el cierre de los poros y, de paso, eliminan la piel muerta que se va quedando acumulada.

Modo de uso

  • Humedece un trozo de algodón con aceite esencial de lavanda y frótalo directamente sobre los granos de la espalda.
  • Deja que se absorba.
  • No es necesario enjuagar tras aplicarlo.
  • Se puede aplicar a diario.

3. Miel de abejas

La miel de abejas tiene propiedades astringentes, antiinflamatorias y antibióticas que pueden aprovecharse como parte del tratamiento contra el acné.

Sus compuestos equilibran el pH natural y disminuyen la segregación excesiva de sebo.

Modo de uso

  • Toma una pequeña cantidad de miel de abejas orgánica y aplícala sobre la espalda hasta cubrirla por completo.
  • Deja que actúe durante 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, retírala mediante movimientos circulares suaves.
  • Se puede utilizar a diario para combatir el acné de la espalda.
Miel de abejas

4. Bicarbonato de sodio

La aplicación de bicarbonato de sodio sobre la piel con acné ayuda a limpiar a profundidad los poros a la vez que regula la producción de grasa y el exceso de células muertas.

Su textura granulada fina sirve como exfoliante natural y, por si fuera poco, es ideal para reducir las manchas y cicatrices.

Modo de uso

  • Humedece un poco de bicarbonato de sodio con agua o jugo de limón y frótalo por toda la espalda con movimientos suaves.
  • Deja que actúe durante 30 minutos.
  • Enjuaga con agua fría y jabón neutro.
  • Repite su uso por lo menos 3 veces a la semana.

5. Cristal de aloe vera

Los cristales que contiene la hoja de aloe vera son un producto natural antiinflamatorio y antibacteriano que nos puede ayudar a tratar muchas condiciones que afectan la belleza de la piel, como el acné de la espalda.

Sus activos naturales hidratan a profundidad la dermis y, a su vez, calman la irritación y el enrojecimiento.

Asimismo, regula el exceso de producción de grasa en los poros y favorece la regeneración de las áreas afectadas por el acné crónico.

Modo de uso

  • Toma varios cristales de aloe vera y frótalos sobre la espalda hasta cubrir por completo las áreas afectadas.
  • Deja que actúe durante 30 minutos, como mínimo.
  • Enjuaga con agua fría y jabón neutro.
  • Se puede usar todos los días para mantener bajo control el acné de la espalda.
cremas caseras con aloe vera

Descubre: 8 razones para consumir jugo de aloe vera y cómo prepararlo

6. Harina de avena

La acción exfoliante de la harina de avena es ideal para remover el sebo y las impurezas que forman antiestéticos granos en la piel de la espalda.

Su aplicación regular ayuda a remover los desechos de los poros y, a su vez, deja una textura más suave, hidratada y, por supuesto, una piel libre de imperfecciones.

Modo de uso

  • Humedece un poco de harina de avena con agua o leche y frótala sobre la espalda con suaves masajes circulares.
  • Deja que actúe durante 30 minutos y enjuaga con agua fría y jabón neutro.
  • Se puede usar de 2 a 3 veces por semana.

Consejos adicionales

En el caso de los tratamientos naturales, sus efectos no suelen apreciarse con una sola aplicación. Por ello, es necesario ser constantes y pacientes. Con el tiempo, se comenzarán a notar las mejoras en la piel.

Para poder combatir el acné de la espalda deberás seguir todas las indicaciones del dermatólogo no solo relacionadas a la aplicación de productos sino también en cuanto a higiene, uso de protector solar y uso de ciertos textiles.

En caso de que te hayan diagnosticado acné de contacto, deberás mantener la piel lejos de agentes irritantes, como los siguientes productos químicos: alquitrán, petróleo, lejía, pastas dentales con fluoruro, entre otros.