Los 6 peores hábitos que te impiden conciliar bien el sueño

Aunque hay quien no tiene problema para dormir con luz, es importante que la minimicemos para favorecer el descanso, ya que influye de manera negativa en la calidad del sueño

Aunque muchas personas lo ignoren, dormir bien es uno de los hábitos más saludables que se pueden practicar.

No solo es un periodo placentero para el cuerpo, sino que es una necesidad fisiológica que debemos atender para mantener el buen funcionamiento de cada uno de los órganos y sistemas.

Durante este ciclo el organismo se repara a nivel físico y emocional, recargándose de energías y estimulando ciertas tareas que se verán reflejadas al día siguiente en la actitud y el rendimiento.

Pese a ser tan importante, cada vez son más las personas que le acortan el tiempo o que empiezan a presentar inconvenientes para conciliarlo como deberían.

El principal problema de esto es que se van generando una serie de alteraciones que más tarde se pueden convertir en graves trastornos de salud.

En este sentido, es esencial que todos conozcan cuáles son esas prácticas que les están causando estas dificultades y qué pueden hacer para impedirlas.

1. Comer justo antes de ir a dormir

Chica comiendo del frigoríficoEs uno de los errores que más cometen las personas, desde que son niños hasta edades más adultas. Lo peor es que, además de tener dificultades para conciliar el sueño debido a la mala digestión, también hay un mayor riesgo de sufrir pesadillas o insomnio.

El ingerir comidas demasiado copiosas o comer minutos antes de tomar la decisión de dormir puede provocar acidez estomacal, indigestión y otros síntomas molestos.

¿La solución?

  • Cenar unas dos o tres horas antes de ir a la cama, procurando consumir alimentos ligeros como verduras, frutas o cereales integrales.

Lee también: ¿Sabes cuán beneficioso es un masaje en los pies antes de dormir?

2. Posponer el sueño

Son muchas las personas que están adoptando el mal hábito de retrasar su hora de sueño, ya sea por cuestiones laborales, por entretenimiento o porque simplemente tienen pereza de levantarse del sillón para ir a descansar a la cama como debe ser.

En todos estos casos se origina un descontrol que da lugar a los trastornos del sueño, incluyendo el insomnio.

¿La solución?

  • Respetar el horario habitual de sueño y procurar ir a la cama en cuanto el organismo lo pida.

3. Dormir durante el día

Chica durmiendo en hamaca

Durante la noche el cerebro segrega ciertas sustancias que son las que inducen a dormir de forma placentera. El dormir durante el día durante más una hora, ocasiona un desequilibrio que luego afectará la calidad del sueño nocturno.

¿La solución?

  • Evitar al máximo dormir durante el día o tomar siestas cortas, máximo de 20 minutos.

4. Ingerir bebidas con cafeína

En este punto los efectos pueden variar de persona a persona. Hay quienes no tienen problema al tomarla, pero también hay algunos que tras ingerirla tienen graves dificultades para dormir bien en las horas posteriores.

Estos últimos deben evitar tomar bebidas con esta sustancia después de mediodía, ya que podrían estar causando problemas de sueño.

¿La solución?

Evitar o reducir el consumo de alimentos y bebidas que la contengan:

  • Café y té.
  • Dulces y helados.
  • Productos adelgazantes.
  • Bebidas energéticas.
  • Refrescos.

5. Utilizar o tener cerca dispositivos electrónicos

dormir con dispositivos electrónicos

Debido a la facilidad que tienen las personas para portar hasta sus camas aparatos electrónicos como teléfonos móviles, tabletas y computadores, los trastornos de sueño han ido en aumento en los últimos años.

Todo indica que la luz que emiten estos elementos, sumado a la radiación, tiene un efecto negativo en el cuerpo, y puede causar problemas como:

  • Dolores de cabeza.
  • Estrés y ansiedad.
  • Confusión en los patrones vitales del sueño.

Visita este artículo: 5 infusiones eficaces para tratar la ansiedad

¿La solución?

  • Alejar de la habitación este tipo de artículos y remplazarlos por otros más sanos como los libros.

6. Dejar alguna luz encendida

No se puede generalizar, ya que hay quienes no tienen problemas para dormir aunque haya alguna luz cerca. No obstante, en gran parte de la población la luz influye de forma negativa en la calidad de sueño.

Esto se debe a las dificultades que causa para la segregación de melatonina por parte del cerebro, lo que conduce al insomnio. La iluminación actúa como una señal para estimular las actividades cerebrales.

¿La solución?

  • Asegurarse de apagar todas las luces de la habitación y poner cortinas oscuras para que no se filtren rayos a través de las ventanas.

Identificar uno o más factores de los aquí mencionados puede ser la explicación para esos problemas de sueño que están pidiendo descansar de forma adecuada.

Es esencial seguir los consejos dados, ya que dormir mal puede conducir al desarrollo de afecciones físicas y mentales.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar