Los 7 mejores alimentos para aumentar las plaquetas de la sangre

Carolina Betancourth · 29 enero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 29 enero, 2019
Antes de proceder a cambiar nuestra dieta, es conveniente consultar con el médico acerca de cuáles son los mejores alimentos para nuestro caso. 

Las plaquetas son células pequeñas que se fabrican en la médula ósea y que circulan en la sangre. Su función consiste en formar coágulos para sanar heridas y prevenir pérdida excesiva de sangre cuando se producen lesiones. También se conocen como ‘trombocitos’.

En su interior, cuentan con unos pequeños sacos, llamados gránulos, los cuales liberan sustancias químicas que atraen otras plaquetas al sitio de la lesión para formar lo que se conoce como: tapón plaquetario.

Entonces, se entiende que las plaquetas desempeñan un papel clave en el control de sangrados y, por lo tanto, su existencia es vital para todas las personas.

¿Cuándo se producen los trastornos?

Los problemas se producen cuando la producción de plaquetas se reduce o aumenta drásticamente, o porque las plaquetas no actúan de la forma en que deberían hacerlo. Esto produce lo que se conoce como trastornos sanguíneos crónicos y, por supuesto, supone una elevación del riesgo de pérdidas de sangre significativas.

Ante cualquier complicación, el tratamiento y control médico es fundamental. Asimismo es conveniente mejorar los hábitos de vida para obtener una buena salud.

En este sentido, es buena idea incluir en la dieta algunos alimentos, cuyas propiedades resultan favorables para regular sus niveles en la sangre.

Alimentos para aumentar las plaquetas de la sangre

1. Calabaza

La calabaza, incluyendo las semillas, tiene aminoácidos y vitaminas esenciales para la formación de plaquetas. Su consumo regular mejora la absorción de proteínas y vitamina A, que son nutrientes que participan en la producción de estas pequeñas células.

Adicionalmente, dado que contiene poderosos antioxidantes, la calabaza es idónea para inhibir los efectos negativos de las toxinas y los radicales libres.

Semillas_de_calabaza

2. Frutos cítricos

Los frutos cítricos, ingeridos en cantidades moderadas, resultan ser un buen complemento para la salud sanguínea. Esto se debe a sus altos aportes de vitamina C, un nutriente esencial que eleva el recuento de plaquetas.

Por otra parte, los cítricos favorecen la salud del sistema inmunitario, con lo cual, se produce un aumento en la producción de anticuerpos.

3. Grosella espinosa de la India

Aunque es un fruto exótico y no tan popular, la grosella espinosa de la India forma parte del grupo de alimentos que promueven la salud sanguínea e inmunitaria.

Contiene vitaminas A y C, que favorecen la formación de las plaquetas. Asimismo, su alta concentración de antioxidantes minimiza el impacto del estrés oxidativo y los riesgos de padecer afecciones crónicas asociadas a la disminución de estos fragmentos de células sanguíneas.

grosella-espinosa-india

4. Jugo de aloe vera

El aloe es una planta rica en nutrientes, tales como: calcio, magnesio, fósforo, potasio, zinc, sodio, cobre, vitamina C y E, vitaminas del complejo B, entre otros. Por ende, el jugo de aloe vera tiene múltiples aplicaciones medicinales. Puede ser un excelente aliado para cuidar la salud cardiovascular y favorecer la producción de plaquetas.

5. Espinacas

Las espinacas son un alimento que favorece la salud en diversos aspectos. Destacan por su significativo aporte de proteínas y vitamina K, que participa en el metabolismo de los factores de la coagulación; lo cual ayuda a reducir el riesgo de sangrado excesivo.

Espinacas

Te interesa saber: 7 razones para comer espinacas todos los días de la semana

6. Papaya

El extracto de las hojas de la Carica papaya está siendo muy estudiado como tratamiento complementario de los trastornos de la función plaquetaria.

7. Raíz de remolacha

Remolacha

La raíz de remolacha está llena de sustancias antioxidantes que ayudan a prevenir la reducción de las plaquetas debido a los efectos de los radicales libres.

Su aporte de vitaminas A, C y K, además de minerales, ayuda a prevenir el deterioro de los vasos sanguíneos y el desarrollo de problemas circulatorios. Beber su jugo con regularidad fortalece las defensas.

Recuerda

Si bien estos no representan una cura milagrosa para las afecciones sanguíneas, su ingesta regular sí puede favorecer la formación de plaquetas.

En caso de duda, lo mejor es consultar al médico acerca de las cantidades y las mejores formas de ingerir dichos alimentos, ya que debe tenerse en cuenta los demás hábitos de vida, los medicamentos y terapias complementarias.

Aunque el tratamiento de los trastornos plaquetarios varía en función de su causa, el consumo de estos alimentos puede fomentar el bienestar en las personas afectadas.