Los 7 mitos sexuales más populares e irreales

Aunque muchos de estos mitos sexuales tienen su origen en épocas pasadas, hay quienes siguen creyéndolos vigentes y manteniendo una postura rígida ante el sexo

En el mundo de la sexualidad existen infinidades de mitos, tanto femeninos como masculinos.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que un mito tan solo es un relato ampliamente difundido, pero que usualmente carece de veracidad.

Es necesario saber, aunque sea un poco, sobre las relaciones sexuales. Muchos de estos mitos causan ignorancia y desinformación en las personas, lo que en muchos casos conlleva a embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual.

El sexo desempeña un papel importante en nuestras vidas. Preguntas sobre cómo obtener mayor placer, practicar sexo de forma segura y qué hacer en casos de emergencia son las más comunes y frecuentes.

Hoy te traemos una lista con aquellos mitos más comunes e irreales sobre el sexo. Es hora de que despejes algunas de tus dudas y dejes de creer en ellos.

7 mitos sexuales comunes e irreales

1. “Los que tienen pie grande, la tienen grande”

Los que tienen pie grande, la tienen grande

Este mito se refiere a aquellos hombres que calzan grande. Desde hace mucho tiempo se rumorea que estas personas solo por calzar grande, tienen el miembro de mayor tamaño. ¡Error! Nada más lejos de la realidad.

La morfología de un hombre no tiene nada que ver con el tamaño de su pene. De hecho, hay hombres de estaturas medianas o pequeñas que pueden llegar a sorprenderte.

Por ello, esta regla no es aplicable para nada. ¡No creas en ella!

2. “El coito es lo más importante”

Este es otro mito que es relevante para muchas mujeres y hombres. No es necesario el coito para practicar sexo.

Existen muchas maneras de mantener relaciones sexuales sin la necesidad de la penetración, aunque esto es un poco más subjetivo para cada uno.

El sexo anal u oral, la masturbación, hasta incluso el sexo telefónico son variantes dentro del mundo sexual. Tienes muchísimas opciones para obtener placer y sentirte satisfecho con tu pareja.

La creatividad es la clave para mantener viva la llama.

3. “Los hombres siempre piensan en sexo”

Las mujeres y hombres piensan en sexo por igual

Esto en parte es cierto, pero no totalmente. Los hombres piensan y expresan su sexualidad de forma mucho más abierta que las mujeres. Esto no quiere decir que las mujeres no lo hagan: ellas también piensan en ello con igual frecuencia que los hombres.

Lo que ocurre es que socialmente no está bien visto que las mujeres hagan comentarios o se expresen tan abiertamente sobre el sexo.

En la actualidad y con todo lo que hemos avanzado en este tema, aun existe cierto tabú.

4. “Las fantasías son para mujerzuelas”

Nunca pienses de esta forma. No hay nada más emocionante y excitante para un pareja que cumplir con sus fantasías, incluso las más oscuras, para aquellos que se atreven.

Estas fantasías aumentan y estimulan la libido de tu pareja, nos hace menos recatados y disfrutamos del sexo mucho más al obtener el mejor placer.

Lo más importante dentro de una relación es la comunicación. De esta forma ambos se mantienen satisfechos sexualmente.

5. “La iniciativa la debe tomar el hombre”

La iniciativa la debe tomar el hombre

Totalmente falso. Este es un pensamiento machista que aún existe dentro de muchas culturas.

Se piensa que las mujeres son mal vistas solo por el hecho de tomar la iniciativa en el sexo. Déjanos decirte que no deberías dejarte llevar por estos tipos de mitos.

Para obtener mayor placer y mantener buenas relaciones sexuales, es ideal que ambos tomen la iniciativa. Si eres mujer y en algún momento te apetece practicar sexo, no pierdas la oportunidad por el “qué dirán”.

Sé valiente y da el primer paso.

6. “El alcohol es el mejor estimulante sexual”

La realidad es que el alcohol en cantidades moderadas solo funciona como un desinhibidor. Este no estimula ni aumenta el apetito sexual, solo te hace ser consciente de él.

Sin embargo, cuando nos excedemos, este puede causar la pérdida de la conciencia, y los resultados pueden llegar a ser muy graves. Desde el sexo no deseado, o contraer una enfermedad sexual hasta un embarazo.

Si vas a beber, hazlo con moderación.

7. “El sexo oral es más seguro que el vaginal”

El sexo oral es más seguro que el vaginal

No porque no haya penetración no existe el riesgo de contraer alguna infección o hasta incluso una enfermedad de transmisión sexual. Es importante que cualquier tipo de sexo se practique con cuidado.

Aunque no exista el riesgo de embarazo, el sexo oral debe practicarse con una pareja sexual de la que te sientas seguro.

Si se presentan cortes o heridas dentro de la cavidad oral, la persona es igual de propensa a contraer VPH, VIH, herpes, gonorrea, sífilis o clamidia que aquellas que practican el sexo vaginal.