Los 7 peores alimentos para tu digestión

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 20 febrero, 2019
Carolina Betancourth · 23 enero, 2017
En caso de que sufras indigestión y otras molestias a menudo, debes consultar con tu médico cuanto antes.

Los peores alimentos para tu digestión vienen a ser, ni más ni menos, que todos aquellos que aunque tienen un aspecto realmente irresistible y delicioso, no tienen el aporte nutricional adecuado para brindarle al organismo lo que necesita para mantenerse sano.

Este tipo de alimentos suelen provocar malas digestiones, entre otros problemas. De hecho, se estima que gran parte de las enfermedades gastrointestinales esta relacionada con el consumo desmedido de comida chatarra, alimentos procesados y afines.

Por esta razón, es importante que aprendas a identificar los peores alimentos para tu digestión y comiences a evitarlos desde hoy mismo.

Los peores alimentos para tu digestión

1. Alimentos fritos y ricos en grasas

Comida frita

Evidentemente, dentro de los peores alimentos para tu digestión se encuentran las grasas saturadas y las hidrogenadas. Ambos tipos forman parte de los principales desencadenantes de problemas tan comunes y tan peligrosos como el colesterol alto.

Estas grasas suelen encontrarse en los snacks, alimentos precocinados, embutidos, bollería, chocolates, pasteles e, incluso, en ciertos productos lácteos como la mantequilla.

Los alimentos ricos en grasas saturadas son bastante pesados para el estómago. Y cuando su consumo es habitual, aumenta la inflamación abdominal, el reflujo ácido y la sensación de ardor en la parte superior del abdomen. Además, su consumo excesivo es una causa común de esteatorrea; es decir, la acumulación de grasa en las heces.

Descubre: ¿Cómo afectan las bebidas gaseosas nuestra salud?

2. Pimientos picantes

En pequeñas cantidades, las guindillas y los pimientos picantes pueden resultar beneficiosos para la salud, ya que contienen capsaicina, una sustancia antioxidante que además ayuda a prevenir la formación de coágulos en la sangre.

No obstante, en caso de tendencia a padecer dificultades digestivas lo mejor es evitar su consumo, ya que pueden ser muy irritantes para el estómago.

La ingesta excesiva de picantes está relacionada con problemas como:

  • Gastritis.
  • Úlceras.
  • Acidez y reflujo.
  • Irritación del esófago.
  • Dolor estomacal fuerte.
  • Alteraciones del pH del estómago.

3. Lácteos

Lácteos enteros

Los alimentos lácteos se han recomendado durante años como una de las mejores fuentes naturales de calcio.

Sin embargo, en muchas personas pueden originar malestares estomacales, ya que la lactosa es de difícil digestión.

Los intolerantes a este tipo de alimentos pueden presentar dolores fuertes, diarrea y distensión abdominal. Por lo tanto, en su lugar, es mejor elegir fuentes vegetales de calcio como las verduras verdes y la leche de soja.

4. Carnes procesadas

Dentro de los peores alimentos para tu digestión también se encuentran las carnes procesadas (especialmente las rojas), los embutidos y afines. En otras palabras, todas las carnes que han sido sometidas a una serie de procesos en los cuales pierden sus nutrientes y adquieren mayor cantidad de grasas malas y otras sustancias.

A muchas carnes se les agrega una gran cantidad de sustancias químicas que, aunque las ayuda a conservar un aspecto fresco, puede provocar graves problemas digestivos y trastornos metabólicos.

Su ingesta está vinculada con el estreñimiento crónico, la inflamación y la acumulación excesiva de toxinas en la sangre.

5. Café y bebidas con cafeína

Café

Aquellas personas con tendencia a padecer reflujo ácido deben evitar el café y otras bebidas con cafeína, ya que su ingesta aumenta la recurrencia de este síntoma.

La cafeína relaja el esfínter esofágico, de modo que facilita el retorno de los ácidos desde el estómago hacia la parte superior del cuerpo.

6. Maíz enlatado

El maíz es rico en fibra y es un alimento bueno para la salud. De hecho, puede ayudar a mejorar la salud digestiva.

Sin embargo, aquel que venden enlatado, contiene un tipo de celulosa que es muy difícil de romper durante el proceso digestivo, ya que el cuerpo no cuenta con las enzimas necesarias. Por ende, el maíz enlatado es uno de los peores alimentos para tu digestión.

Te puede interesar: Las propiedades del maíz

7. Bebidas alcohólicas

alcohol

Las bebidas alcohólicas son otro de los peores alimentos para tu digestión ya que inflaman la mucosa que protege el estómago y, en caso de sufrir enfermedades gastrointestinales, puede llegar a causar irritación en el tracto digestivo.

Dado que el cuerpo tarda en metabolizarlas por completo, es posible que hasta que este proceso no finalice: aumenten las náuseas, los vómitos y la diarrea.

Su consumo excesivo también puede comprometer el trabajo de algunas enzimas y nutrientes, y derivar en trastornos gastrointestinales por la acumulación de desechos.

A tener en cuenta

Evitar los peores alimentos para tu digestión te ayudará a ganar en salud tanto a corto como largo plazo. Sin embargo, esto no implica que dejes de lado el buen sabor o los gustos: dentro de la comida saludable existen muchas opciones apetitosas.

Una vez reeducamos nuestro ojo y paladar, nos damos cuenta de que existen muchas posibilidades deliciosas que podemos implementar en nuestra dieta.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que es necesario mantener siempre la moderación para poder disfrutar de todo, en su justa medida.

  • Wolde, Tsedeke. (2014). Effects of caffeine on health and nutrition: A Review. 30.
  • S Lieber, ‘Alcohol: Its Metabolism and Interaction With Nutrients’, Annual Review of Nutrition, July 2000, vol. 20, pp. 395-430. Available at: http://www.annualreviews.org/doi/abs/10.1146/annurev.nutr.20.1.395?journalCode=nutr
  • Miller, Steven & A. Knudson, William. (2014). Nutrition and Cost Comparisons of Select Canned, Frozen, and Fresh Fruits and Vegetables. American Journal of Lifestyle Medicine. 8. 10.1177/1559827614522942.
  • Milke-García y Arroyo. (2016). Leche y productos lácteos: evidencias y recomendaciones en la salud y la enfermedad. Gaceta médica de México. [En línea] Disponible en: https://www.anmm.org.mx/GMM/2016/s1/GMM_152_2016_S1_005.pdf