Los 8 alimentos que debes consumir para mejorar la hipotensión

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 24 enero, 2019
Daniela Castro · 14 marzo, 2017 · Última actualización: 24 enero, 2019 24 enero, 2019
Una de las mejores opciones para aliviar la hipotensión son los frutos secos, que nos aportan vitamina B y ácidos grasos esenciales que ayudan a restablecer el paso normal del flujo sanguíneo

La hipotensión es una condición médica que se caracteriza por la disminución de la presión arterial de la sangre a unos niveles más bajos de los usuales establecidos. Su aparición suele ocasionar vértigo y mareos. Algunas veces produce desvanecimientos, dolores de cabeza y debilidad.

Esto se debe a que la presión baja interfiere en el suministro de oxígeno y nutrientes del cuerpo, lo cual afecta de forma directa a la actividad celular. Se dice que una persona padece este trastorno cuando, al medir la presión, los resultados son inferiores a 60 mm Hg y 100 mm Hg.

Por lo general solo dura unos segundos o minutos,pero es necesario prestarle atención para que no se produzca de forma recurrente. Afortunadamente, a través de la dieta se pueden obtener nutrientes esenciales que ayudan a restablecer la presión a sus índices normales cuando comenzamos a sentirnos mal por esta condición.

En esta ocasión queremos compartir 8 alimentos saludables que te ayudarán a mejorar este problema.

Alimentos para mejorar la hipotensión

1. Chocolate amargoEl chocolate es un buen aliado para aliviar la hipotensión.

Los pacientes con hipotensión pueden consumir cantidades moderadas de chocolate como prevención. Este delicioso alimento mejora el paso de la sangre a través de las arterias,ayudando a restablecer los niveles normales de presión.

Esta propiedad se atribuye a su contenido en teobromina, un compuesto saludable para la circulación y las arterias.Además, cuenta con ácidos grasos y sustancias antioxidantes que también resultan beneficiosas en esta condición.

Ver también: 4 señales que te indican mala circulación sanguínea

2. Agua de coco

El agua de coco es una bebida natural con un alto nivel de electrolitos y compuestos antioxidantes que ayudan a mejorar la presión arterial baja.

Algunos consideran que es la mejor alternativa a las bebidas deportivas convencionales. Su contenido repone las sales minerales sin necesidad de añadidos químicos.

Contiene muy pocas calorías en comparación con las bebidas isotónicas del mercado. Por lo tanto, es una excelente fuente de hidratación. Su ingesta mejora el proceso de oxigenación de las células y ayuda a hacerle frente a los síntomas de la hipotensión.

3. QuesosLos quesos suelen contener bastante sal y ello ayuda a mejorar la hipotensión.

Los quesos contienen un nivel significativo de sodio. Este ión, al contrario de lo que ocurre con la hipertensión, resulta beneficioso para controlar la presión arterial disminuida.

Ingerido en cantidades moderadas ayuda a restablecer el paso de la sangre a través de las arterias. Como consecuencia controla las dificultades que generan esta condición.

Sin embargo, es primordial aclarar que no se debe tomar en exceso. Podría disparar la presión a niveles demasiado altos y resultar peligroso para la salud.

4. Frutos secos

Los frutos secos son una excelente opción alimentaria. Sirven tanto para controlar la hipotensión como para regular la hipertensión.

Esto se debe a su alto contenido de vitamina B y ácidos grasos saludables. Al ser asimilados en el organismo, restablecen el paso normal del flujo sanguíneo.

Su ingesta le da un plus de energía al cuerpo, por lo que es ideal para aliviar los letargos y el debilitamiento ocasionado por esta afección.

5. HuevosLos huevos son muy saludables y ayudan a aliviar la hipotensión.

Los huevos aportan cantidades significativas de vitamina B y aminoácidos esenciales. Estas sustancias ayudan a reducir los episodios de hipotensión.

Es uno de los alimentos recomendados para aumentar los niveles de energía y la productividad física y mental. Estos aspectos suelen reducirse en las personas con hipotensión.

6. Frutos cítricos

Todas las variedades de frutos cítricos concentran altos niveles de vitamina C y agua. En conjunto ayudan a aliviar los síntomas de la presión arterial baja.

El zumo natural de estas frutas o su consumo directo ayudan a equilibrar los niveles de electrolitos en el cuerpo. Así mantienen la presión estable. No dudes en añadir en tu alimentación opciones como:

  • Mandarinas
  • Naranjas
  • Limones
  • Lima
  • Pomelos

7. Carnes magrasLa carne es uno de los mejores alimentos para combatir la hipotensión.

Una cantidad moderada de carnes magras también resulta saludable para el alivio rápido de la tensión baja. Este alimento contiene proteínas saludables y un nivel importante de sodio. Junto con otros minerales, apoyan la regulación de este descontrol.

A su vez, es una gran fuente de nutrientes para aumentar el nivel de energía del cuerpo. También ayudan a evitar los mareos y la pérdida de fuerza física derivadas de este trastorno.

Visita este artículo: 7 alimentos que elevan naturalmente tu energía

8. Agua

Por último, pero no menos importante, es primordial incrementar el consumo diario de agua. Ésta ayuda a prevenir la hipotensión causada por la deshidratación o los golpes de calor. Este líquido vital mejora la actividad de las células, el restablecimiento dela circulación y optimiza el proceso de oxigenación.

Conclusión

¿Padeces este problema de forma habitual? Incrementa el consumo de los alimentos mencionados.Descubrirás que son buenos aliados para regular la presión sin exponer a la salud a otras reacciones.

Tritapepe, L., Nencini, C., & Tallarico, D. (2012). Hypotension. In Echocardiography for Intensivists. https://doi.org/10.1007/978-88-470-2583-7_30 Biaggioni, I., & Kaufmann, H. (2014). Orthostatic Hypotension. In Encyclopedia of the Neurological Sciences. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-385157-4.00507-8 Mosnaim, A. D., Abiola, R., Wolf, M. E., & Perlmuter, L. C. (2010). Etiology and risk factors for developing orthostatic hypotension. American Journal of Therapeutics. https://doi.org/10.1097/MJT.0b013e3181a2b1bb